Mundial 2018

Siete tapados a tener en cuenta en Rusia

Siete tapados a tener en cuenta en Rusia

Estos son los jugadores que puedan dar que hablar tanto antes como después de la cita de Rusia

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

Faltan escasos días para que la bola comience a rodar en Rusia pero en muchos países lleva a tiempo haciéndolo. Sin embargo, aunque la ilusión se palpe en las esquinas de muchos de ellos –algunos se estrenan en una mundialista como el caso de Panamá o Islandia- no todas tienen el papel de favoritas. A duras penas aspiran en la mayoría de casos a alcanzar las eliminatorias tras salvarse de la fase de grupos. En ese grupo podríamos ubicar a una veintena de selecciones que con más ilusión que calidad aspiran a hacer historia en la cita mundialista.

Pero dichas selecciones no están exentas de calidad y en algunos casos figuran en sus filas jugadores llamados a dar que hablar en los próximos años en el fútbol europeo y mundial. Aquí, ponemos sobre aviso al panorama mundial sobre siete jugadores que pueden dar que hablar tanto antes como después de la cita rusa.

ARABIA SAUDÍ -Mohamed Al-Sahlawy

La selección saudí es una clásica en la cita mundialista. Y también lo es su habitual paso sin pena ni gloria por estas citas. Sin embargo, esta vez puede presumir de llegar a Rusia con el máximo goleador de la fase de clasificación en sus filas. Hablamos de Mohamed Al-Sahlawy, que anotó 16 goles en la fase previa a Rusia. Un 'killer' que esta temporada ha cubierto también una experiencia de varias semanas entrenando con el Manchester United a las órdenes de José Mourinho.

Al-Sahlawy no es un recién llegado. Completará su primera cita mundialista con 31 años y cuenta con una dilatada carrera en el fútbol saudí. Rematador nato al primer toque, curiosamente su debut con el combinado nacional llegó en un amistoso contra España en Innsbruck en mayo de 2010, meses antes de que la selección entrenada por Vicente del Bosque se coronara en Sudáfrica. Al-Sahlawy entró en la segunda mitad y anotó uno de los goles en la derrota de su selección (3-2).

AUSTRALIA - Andrew Nabbout y Daniel Arzani

Es evidente que buena parte de la atención en el combinado de los 'Socceroos' se centrara en Tim Cahill, quien a sus 38 años podría disputar su cuarto mundial. Pero lejos de la noticia que podría resultar de que Cahill dispute algunos minutos, los australianos basan sus posibilidades de avanzar en el juego que pueda desplegar Aaron Mooy, centrocampista del Huddersfield, y en el acierto de una de las sorpresas del año para el combinado de Bert van Marwijk. Nos referimos al punta Andrew Nabbout que este año ha eclosionado en la A-League.

A sus 25 años ha demostrado ser el delantero más en forma de los aussies. Ha cubierto una A-League espléndida con los Newcastle Jets, compitiendo el trofeo de pichichi a Bobó. Sin embargo, una estratosférica oferta del fútbol japonés, concretamente de los Urawa Red Diamonds, evitó que Nabbout pudiese disputar el play-off por el título en Australia con los Jets. Todo potencia pero no exenta de clase, Nabbout es experto en el 'yo me lo guiso, yo me lo como' creado ocasiones por sí solo y marcando soberbios golazos.

Pero no solo de Nabbout se hablará tras el mundial en lo que a Australia respecta. Aunque su presencia sí que pueda llegar a ser más testimonial que otra cosa, los clubes europeos apuntarán en su agenda el nombre de una figura emergente de la A-League como Daniel Arzani. Con apenas 19 años, la nueva estrella del Merboune City se plantará en su primer mundial, aunque previsiblemente no parte con muchas opciones de jugar en una Australia que se caracterizará más por la lucha que por el juego fluido. Sin embargo esta perla ha dejado detalles de gran clase este año en las antípodas. Cambios de ritmo, regates en cortos espacios y un gran tiro tras regate son su carta de presentación, aunque en ocasiones haya pecado de intermitencia y egoísmo. Arzani, está llamado a un grande de Europa en pocos años.

IRÁN - Alireza Jahanbakhsh

Hagan conmigo una prueba. Entren en la página Transfermarkt, esa que se encarga de tasar a los jugadores del mundo mundial y fíjense en el precio que le colocan a Alireza Jahanbakhsh. 8 millones de euros. Llamen al director deportivo que tengan más cerca y pídanle que invierta esa cantidad en este extremo derecho. No lo duden o, muy probablemente, se arrepentirán. Todos los focos de la selección de Queiroz se fijan en el delantero del Rubin Kazán, Sardar Azmoun, un nueve joven de gran calidad que también tiene entre ceja y ceja recalar en algún equipo con más galones en Europa.

Pero lejos de eclipsarnos por esa figura, uno de los pocos que puede aportar cierto picante arriba a la selección iraní es Alireza (dejemos a un lado su impronunciable apellido). Este extremo muy técnico y rápido ha logrado superar la barrera de los 20 goles en la Eredivisie. Poca broma. Su temporada en el AZ Alkmaar ha sido sobresaliente, con el equipo de John van der Brom acabando en tercera posición por detrás de PSV y Ajax. En un equipo plagado de jóvenes, el iraní de 24 años se ha asociado a las mil maravillas con Oussama Idrissi y con el nuevo 'panzer' de Holanda Wout Weghorst. Un talento que se lo rifarán tras el mundial.

MARRUECOS - Hakim Ziyech

El combinado marroquí tiene pinceladas de gran fútbol de mitad de campo hacia adelante, aunque su poca consistencia como conjunto probablemente no permita que todo ese talento tenga un despliegue total en este mundial. Entre los elegidos se encuentra Hakim Ziyech. Este mediocentro, que se puede mover por toda la medular, tiene unas características muy similares a las que tenía en sus inicios Ángel di María. Una conducción muy veloz, buenos uno contra uno, pero un sacrificio muy por debajo de las necesidades de un equipo top.

Esa posiblemente sea la razón por la que a sus 25 años y con una excelsa calidad todavía se encuentre enrolado en el Ajax de Amsterdam y no haya terminado de dar el paso hacia las mejores ligas de Europa. Sin embargo, sus números están ahí: 9 goles y 17 asistencias en la Eredivisie esta temporada y un golpeo a balón parado digno de elogio.

SUECIA - Emil Forsberg

Ha heredado el 10 de Zlatan Ibrahímovic desde que la estrella sueca dejara la selección. Y también el peso del combinado escandinavo. Emil Forsberg, la figura del RB Leipzig, ha tomado desde la banda izquierda las riendas de los amarillos y los ha llevado hasta Rusia después de superar a Italia en el play-off final.

El extremo del Leipzig se caracteriza por su verticalidad, su habilidad en el manejo de ambas piernas y un buen golpeo de pelota. Quizá, como en otros ejemplos, el ser la referencia de su conjunto le hace ser individualista en exceso, uno de sus pocos 'debes' de su juego.

SERBIA -Sergej Milinkovic-Savic

Llamado a ser uno de los mejores medios 'box to box' del mundo en breve. Este año ha sido un auténtico placer verle sacar el balón desde la línea medular del Lazio y hasta llegar al remate. Aunque desde su 1,91m no diera la impresión de tener un manejo de balón sobresaliente, sus pases y conducciones apuntan a lo contrario.

Algunos le ven como el nuevo Paul Pogba y no es descartable que este verano o el siguiente algún grande de Europa pierda la cabeza por el talento de este serbio de 23 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos