Mundial 2018

Rusia 2018

El Madrid agita a la selección al fichar por sorpresa a Lopetegui

Julen Lopetegui. / Foto: Efe | Vídeo: Europa Press

El técnico dejará la selección al término del Mundial y se compromete tres años con el club blanco, que paga su cláusula de dos millones de euros

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Julen Lopetegui reunió a sus futbolistas a las 17:45 hora local, como estaba previsto, y les comunicó, unos minutos antes de que el Real Madrid soltase la bomba informativa, una noticia que sorprendió al grupo: había firmado después del Mundial como entrenador del Real Madrid para las tres próximas campañas. Les explicó que igual que ellos pueden cambiar de club le ha sucedido a él, les pidió que no se descentren, ya que ahora no existe otro objetivo que no sea Portugal. Y luego Irán. Y después Marruecos.

El técnico quiso informar antes que nadie al grupo de una noticia que emocionó a los internacionales madridistas. Ellos, hasta seis, encabezados por el capitán Sergio Ramos, habían sugerido a la cúpula del club blanco, que no terminaba de encontrar entrenador tras las negativas de Mauricio Pochettino y Joachim Löw, que apostase por el técnico vasco, del que ya habían grandes informes en la casa dado que Casemiro lo tuvo en el Oporto, como sustituto de Zinedine Zidane, que renunció tras tres Champions consecutivas. Su manera de trabajar, su gestión del grupo, su capacidad táctica al ser un estudioso incansable de partidos, su pasión por tener estudiado cada detalle, sus nuevos métodos y un ideario aplicado con seriedad y disciplina eran, junto a su racha de resultados (20 partidos sin derrota), sus mejores avales.

Perfil

Nació
en Asteausu, Gipuzkoa. Tiene 51 años. Cumplirá 52 el 28 de agosto.
Como jugador
: Castilla, Real Madrid, Las Palmas, Logroñés, Barcelona y Rayo Vallecano.
Palmarés de jugador
: 1 Liga (Madrid), 3 Supercopas (1 Madrid, 2 Barcelona) y una Copa (Barcelona), y una Recopa con el Barça.
Entrenador
: Rayo, Castilla, España Sub'19, Sub'20 y Sub'21, Oporto, España, y tras el Mundial, Real Madrid.
Palmarés como técnico
: Europeo Sub' 19 y Sub'21. 20 partidos ha dirigido a la selección española. No ha perdido ninguno: 14 victorias y seis empates.

Gracias a todo ello había logrado meter a España en el Mundial. Eso le había asegurado la renovación por parte de la Federación Española de Fútbol (FEF), pero cuando le fue ofrecida por la junta gestora a principios de 2018 el técnico dijo no. Quería esperar a que hubiese un presidente elegido por la Asamblea. Se retrasaron las elecciones, primero a abril y finalmente al 17 de mayo. Tanto Lopetegui, con su cuerpo técnico y la dirección deportiva con Fernando Hierro a la cabeza, estaban de acuerdo, pero la demora de las elecciones retrasó todo. Lopetegui quería que el nuevo mandatario estuviera libre de ataduras y fuera él quien dijese si era oportuno renovar. Algo que los dos candidatos a la presidencia de la FEF ya habían dejado claro que harían, pero Lopetegui optó porque el elegido tomase cargo para que refrendase el acuerdo.

Luis Rubiales lo hizo seis días después de haber sido elegido presidente, y sólo 48 horas más tarde de que Lopetegui hubiese anunciado la lista de 23 futbolistas que representarán desde el viernes a España en el torneo. Aquel día, tres antes de que el Real Madrid jugase la final de la Champions en Kiev contra el Liverpool, todos mostraron su satisfacción por el anuncio. «Esta decisión supone la renovación de un proyecto. Es nuestra apuesta», afirmó ese día Fernando Hierro, director deportivo de La Roja y con el que Lopetegui forjó una buena relación en su etapa como jugador del Madrid. «La renovación del seleccionador es incontestable», consideró Rubiales cuando le preguntaron si había alguna cláusula por si el Mundial no iba como todos deseaban.

Pago de la cláusula y cambio de comunicados

Pocos pensaban en ese momento que se ejecutaría la cláusula de rescisión para que el actual seleccionador pudiese firmar por el Real Madrid. Es cierto que en las horas previas a volar a Rusia se había rumoreado con la opción de Lopetegui en los círculos futbolísticos cercanos al club de Chamartín. Al técnico también le llegaron, pero siguió centrado en lo suyo hasta que tuvo un contacto oficial por parte del Real Madrid. Le ofrecían un proyecto: tres años. Entonces, cuando la cosa iba en serio, Florentino informó a Luis Rubiales, con el que Julen había comparecido para anunciar su renovación unos días antes hasta 2020, y vasco le confirmó que había recibido una propuesta del club blanco. El mandatario le anunció que estaban dispuestos a pagar su cláusula de rescisión (de dos millones de euros) para que el vasco dejase por tercera vez la Federación, tras haberlo hecho antes para entrenar al Rayo y después al Oporto. Florentino Pérez quería que fuese su duodécimo técnico.

Sergio Ramos, capitán del Real Madrid, ha recomendado su fichaje a Florentino Pérez

Así, la decisión de Lopetegui sorprendió al presidente de la FEF, que primero indicó que estuvo «en todo momento en contacto con el Real Madrid y al tanto de las negociaciones con su futuro equipo», en un comunicado, si bien fue sustituido 17 minutos después por uno que obviaba dicha parte y también la de que «desea la mejor de las suertes» al técnico. Y es que no se esperaba desde dentro de la entidad es que el anuncio fuese en la tarde de este martes.

De hecho, Rubiales estaba en Moscú para el 68 Congreso de la FIFA en el que se va a elegir la sede del Mundial 2026 (que será casi con toda seguridad para Estados Unidos-Canadá-México para disgusto de Marruecos). El club blanco le comunicó a Rubiales que quería anunciarlo cuanto antes. Buscaba un golpe de efecto tras casi dos semanas de especulaciones y 'noes' públicos. Irritaron en el club campeón de Europa noticias como que Julian Nagelsmann, técnico revelación de la Bundesliga, había rechazado la propuesta madridista.

Un giro... como en 2016

Por eso el club blanco actuó con rapidez: el Real Madrid ofreció al técnico de Asteasu un proyecto de futuro en un club en el que ya estuvo de jugador (de 1989 a 1991) y después como técnico de su cantera. Agilizó las gestiones, a través de José Ángel Sánchez, y se produjo el anuncio unilateral por parte del Madrid. Sin consultarlo con la FEF. Pasados unos minutos, y tras muchas llamadas, la Federación anunció «la desvinculación» del seleccionador «una vez que finalice la participación de España».

En ese segundo comunicado mantenía que «recibirá el pago de la cláusula de rescisión» y pidió «el máximo respeto para mantener la normalidad en la concentración», insistiendo en que la selección está «a las puertas» del debut en el Mundial ante Portugal. Nada de la parte del primer comunicado en el que se le deseaba «la mejor de las suertes» a Lopetegui «en su nueva etapa» y «la RFEF ha estado en todo momento en contacto con el Real Madrid y al tanto de las negociaciones de nuestro entrenador con su futuro equipo». Rubiales estaba en Moscú alucinado. Sus colaboradores más cercanos pedían medidas drásticas pero otros le pedían calma.

Más o menos cuando el equipo estaba completando el segundo entrenamiento del día se informó que este miércoles, a las 11:30 horas locales (una menos en España), Rubiales y Lopetegui ofrecerán una rueda de prensa «conjunta» en la sala de prensa del Estadio Krasnodar, quedando «suspendidas el resto de comparecencias». Eso sí, con el paso de los minutos a medianoche, cuando Rubiales llegó a Krasnodar procedente de Moscú, cobraba fuerza que apareciesen en los medios por separado. «Actuaremos con responsabilidad y haremos lo mejor para la selección», afirmó el presidente a llegar a suelo cosaco, aún muy caliente aunque es consciente que hasta el 15 de julio debe apoyarle. Minutos antes Fernando Hierro charlaba con Lopetegui por la residencia, gesticulando y con gesto muy serio.

Es la tercera vez que el técnico deja la Federación. Antes lo hizo para irse al Rayo y al Oporto

A los más cercanos a Lopetegui el asunto les recordó a lo vivido hace casi dos veranos, cuando este vasco de 51 años estaba, a finales de junio de 2016, aprendiendo inglés para embarcarse en una experiencia en Inglaterra con el Wolverhampton. Entonces hubo un giro inesperado: le llamó Ángel María Villar y le informó que deseaba contratarle como relevo de una leyenda como Vicente del Bosque. El mejor entrenador de la historia de la selección, con un Mundial y una Euro en el palmarés. Lopetegui aceptó el reto y por el momento no conoce la derrota.

Ahora ha decidido sustituir al único técnico que ha logrado tres Champions League consecutivas tras rechazar otras puestas de clubes que pelean por la 'orejona'. Rechazó a muchos grandes europeos, pero no ha podido decir no al Real Madrid. Un doble reto mayúsculo, que parece casi imposible de completar, pero lo mismo pensaban los que veían las piedras que levantaba su padre 'Aguerre II'. El trabajo es el vehículo para el éxito.

Precedente positivo de Aragonés, Van Gaal y Conte

Si uno revisa precedentes, se da cuenta de que Louis van Gaal ganó 1-5 a España con Holanda en el último Mundial tras haber anunciado que se iría al Manchester United o que la Italia de Antonio Conte aplastó a La Roja en la Eurocopa cuando ya trabajaba pensando en el Chelsea. En España, de hecho, no es la primera vez que algo así sucede, ya que Luis Aragonés tenía acordado su fichaje con el Fenerbahçe al terminar la Eurocopa 2008... y pese que se filtró la noticia (que 'Zapatones' no quiso reconocer), aquella Eurocopa fue ganada por España en el Prater de Viena con gol de Fernando Torres.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos