Donosti Cup

Multitud de países, una misma pasión

Arriba, la Spanish Soccer Academy de Singapur. Sobre estas líneas, los Jordan Knights FA de Jordania.
Arriba, la Spanish Soccer Academy de Singapur. Sobre estas líneas, los Jordan Knights FA de Jordania.

La 26 edición de la Donosti Cup sigue rompiendo barreras. Jordania, Singapur, Filipinas y Croacia participan por primera vez en el torneo

HAIZEA ALUSTIZA SAN SEBASTIÁN.

Por tierra, mar y aire llegan cada año equipos cargados de energía y la maleta llena de ilusión. Porque es una semana de vivir, compartir haciendo lo que más les gusta, pero también de descubrir. Descubrir gente diferente, culturas ajenas y una tierra desconocida, sobre todo para quienes se estrenan en la Donosti Cup.

Una experiencia que cada año descubren más y más chavales originarios de los cinco continentes. Cada vez son más los países que han participado en el torneo internacional, y, de hecho, en esta 26ª edición se ha vuelto a batir un récord, con 26 nacionalidades en liza y cuatro países primerizos: Singapur (representados por los Spanish Soccer Academy), Jordania (Jordan Knights FA), Filipinas (Makati) y Vukovar 1991 (Croacia).

Un equipo multirracial

Desde Singapur, la Spanish Soccer Academy llega con una historia curiosa, ya que a pesar de proceder de este pequeño y remoto y país, el grupo solo cuenta con un jugador de allí. Como explica uno de sus entrenadores, Enrique Pascual, «el resto son de diferentes nacionalidades: chilenos, irlandeses, australianos, españoles...».

Más información

Se trata de un club que está creciendo mucho: «Hemos querido dotar a los niños de esta experiencia internacional, de convivencia con otros niños y otras culturas. España, además, tiene un nivel futbolístico muy alto, y este torneo es la oportunidad para vivir una experiencia muy bonita». De hecho, «está siendo increíble. Todo nos está yendo muy bien, hemos perdido algún partido pero eso lo de menos. Además, entre los jugadores se está creando también comunidad».

Hasta 26 nacionalidades conviven en el torneo a lo largo de la semana de competición

La ciudad y el evento, sin duda, están haciendo las delicias de este equipo que, como asegura, alucinan «con San Sebastián, con las instalaciones de la Donosti Cup y por supuesto, con la ceremonia de apertura, que fue increíble. Hay muchos de nuestros niños que todavía ni habían salido de Singapur, y salir para venir a Europa, imagínate».

Como explica el míster: «La verdad es que España, a nivel de fútbol, es muy fuerte. Los niños, aunque todavía sean pequeños, juegan con una profesionalidad que a nuestros chavales les sorprende mucho. Aquí se pelea cada balón a muerte y corren con todas sus fuerzas. Eso es algo que todavía les falta a nuestros equipos».

Un club viajero

Más acostumbrados a viajar fuera de sus fronteras están los chavales del Jordan Knights Football Academy de Jordania. Con un único equipo participante, en la categoría B15, pero que ya sabe lo que es jugar alguna final importante. «El año pasado quedamos segundos tanto en la Gothia Cup como en la Dana Cup, en esa ocasión en B14. Algunos de esos jugadores, que llevan nueve años jugando juntos, están en esta plantilla», explican el presidente del club, Karim Barghouti, y su entrenador, Abdullah Elqutati.

«En nuestro país tenemos buena reputación como club que trabaja la cantera y cada año nos gusta visitar un torneo. Teníamos ganas de jugar en España debido al gran nivel que hay aquí; la calidad del torneo y de los participantes es muy alta, así que volveremos sin duda algún año», adelantan.

Jugar en Europa «es sin duda una oportunidad de aprendizaje para nosotros, ya que nuestros chicos empiezan a una edad más tardía, por lo que tienen menos oportunidades. Pero solemos hacer buenos papeles en los torneos en los que participamos», destacan.

Fotos

Vídeos