Segunda B

Real Unión: Victoria y muy poco más

Juan Domínguez celebra el gol con sus compañeros.
Juan Domínguez celebra el gol con sus compañeros. / F. de la Hera

Los irundarras jugaron con uno más gran parte del segundo tiempo, pero no supieron meterle la puntilla a los navarros

BORJA OLAZABALIrun

El Real Unión se presentó ayer ante su afición, pero no lo hizo en el mejor de los escenarios, ya que el verde del Stadium Gal presentó un aspecto más propio de un terreno de juego de categoría regional. Aun así, los unionistas consiguieron su propósito, que no era otro que llevarse los tres puntos que se pusieron en juego y sumar su segunda victoria de la temporada tras dos jornadas disputadas. Del juego, poco que comentar. Fue justito.

Quizás pensando en el partido copero del miércoles, y como había advertido en la previa, Asier Santana realizó algunos cambios en el once respecto al que consiguió la victoria en la primera jornada. Dejó fuera a tres hombres que habían rendido a buen nivel como Rodellar, El Haddadi y Capelete para dar entrada a Alonso, Juan Domínguez y Sergio Llamas. Este último debutó ayer con la elástica txuribeltz.

Sobre el verde hizo falta poco tiempo para saber qué tipo de partido iban a ver los espectadores en el estreno del Real Unión en su campo. Los unionistas se hicieron con la pelota e intentaron de esta manera crear peligro, mientras que el Izarra buscaba situaciones ofensivas de una manera mucho más directa.

Con el paso de los minutos el modus operandi de los locales empezó a dar sus frutos y al cuarto de hora tuvieron su mejor ocasión. Clarísima. Antes lo habían intentado Galán y Alonso con disparos lejanos, pero el que más cerca estuvo de abrir el marcador fue Dani Estrada.

Los unionistas combinaron a la perfección para sacar el balón desde atrás y llevarlo de un lado a otro del campo. La pelota le acabó cayendo al extremo unionista dentro del área, que tras un buen control se quedó solo ante el portero. Intentó marcar cruzando el esférico, pero el meta del Izarra sacó un buen pie abajo para evitar el 1-0.

El control de los hombres de Asier Santana estaba siendo total ante un inofensivo Izarra, pero la llegada de Estrada fue la única con verdadero peligro en la primera media hora. A los de Irun, al igual que la temporada pasada, les seguía faltando claridad de la zona de tres cuatros hacia arriba.

Así las cosas, lo que le permitió al Real Unión adelantarse en el marcador fue una jugada a balón parado. Sergio Llamas puso un caramelo en el área y Juan Domínguez entró como un animal para marcar con un espectacular cabezazo. Corría el 35 de partido y con el 1-0 acabó la primera parte.

Con uno más

Al Real Unión se le puso muy de cara el partido a los doce minutos de la segunda mitad. Jorge Galán le hizo un traje a Maestresalas, que le cazó por detrás con una fea entrada. El colegiado no se lo pensó y expulsó al del Izarra con roja directa.

Casi acto seguido, Alonso estuvo a punto de sentenciar el choque, pero su remate de cabeza fue al larguero. Los de Irun lo tenían todo en la mano para tener un segundo tiempo plácido, pero siguieron echando en falta ese necesario brillo en zonas ofensivas para tener claras ocasiones y el marcador empezaba a no permitir ningún tipo de relajación.

El Real Unión no supo aprovechar la superioridad numérica y mantuvo a la grada con un nudo en la garganta hasta el final. En el 95 los navarros pusieron un último balón al área, pero Otaño salió arriba imperial y cerró el choque. Tres puntos y poco más. Aunque es mucho.

Fotos

Vídeos