Futbol / Segunda B

Un Sanse más acertado se lleva el derbi de Zubieta

Los jugadores del Sanse celebran el gol./Pedro Martínez
Los jugadores del Sanse celebran el gol. / Pedro Martínez

Un gol en propia y otro a la contra de Merquelanz dan al filial el triunfo contra el Real Unión

BORJA OLAZABALSan Sebastián

Un Sanse-Real Unión siempre es un partido atractivo. No ha hecho falta más que mirar a las gradas para saber que no era un encuentro más. En Zubieta se han dado cita un buen número de seguidores, entre ellos algunos ilustres como Xabi Alonso y su aita Periko, que han dio a ver a su hermano e hijo Mikel. También ha acudido a Zubieta López Ufarte y por allí se ha dejado ver Alberto De la Bella. Todos han presenciado un choque intenso en el que la Real Sociedad B se ha llevado los tres puntos. Y lo ha hecho pareciendo un equipo veterano. Los realistas no han estado cómodos, pero han concedido muy poco atrás y han aprovechado los errores unionistas para ganar.

El partido ha empezado como en una partida de ajedrez. Con un primer movimiento táctico de Asier Santana que ha sorprendido por lo novedoso y que, claramente, buscaba desactivar el potencial que los de Imanol Alguacil tienen del centro del campo hacia arriba con ese letal tridente que forman Merquelanz, Capilla y Muguruza. El entrenador del Real Unión ha colocado a un hombre por delante de los cuatro de atrás, Rodellar, y a otros tres delante de este.

Esta nueva planificación ha descolocado a los realistas, a los que les costaba encontrar espacios en la zona de creación y, por consiguiente, no lograban activar a sus tres jugadores más peligrosos.

Esta ha sido la primera de las batallas del derbi entre donostiarras e irundarras. Ha durado veinte minutos. Daba la sensación de que los visitantes se estaban encontrando cómodos sobre el campo, que manejaban el ritmo de un partido que no querían que se volviera loco, pero en dos chispazos todo ha cambiado. En cuatro minutos, lo que podía ser una cosa ha acabado siendo otra.

Ha avisado el Sanse con una buena acción entre Jauregui y Capilla que el segundo ha mandado fuera por muy poco. Los irundarras no se han querido quedar atrás y han tenido una todavía más clara. Juan Domínguez ha sacado en corto una falta lateral y Gayoso ha chutado desde fuera del área. Zubiaurre no ha acertado a blocar el balón, que le ha caído a Martins, pero el unionista no ha conseguido dirigirlo a portería.

2 Sanse

Zubiaurre; Alex, Le Normand, Lapeña, Muñoz (Arrieta); Guevara, Sanz (Gorostidi, 79’); Muguruza, Capilla (Calvillo, 79’), Merquelanz; Jauregui

0 Real Unión

Otaño; Estrada, Ekhi, Esnaola, Gayoso (Capelete, 83’); Rodellar (Mikel Alonso, 61’); Martins, Juan Domínguez, Urkizu; Jorge Galán, Orbegozo (El Haddadi, 57’)

Goles
1-0, min. 22: Ekhi (p.p.); 2-0, min. 86: Merquelanz
Árbitro
Sr. César Díez, del comité castellano leonés. Amonestó al local Alex (m. 70). A los visitantes Rodellar (m. 34) y Juan Domínguez (m. 39). Expulsó al realista Alex por doble amarilla en el minuto 75.
Incidencias
700 espectadores en el José Luis Orbegozo

Y de lo que podía haber sido el 0-1 se ha pasado al 1-0. Con los de Irun lamentándose por la ocasión marrada, los realistas han sacado rápido de puerta y en dos pases se han plantado en campo rival. Jauregui ha galopado por la derecha, ha pisado área, centrado y Ekhi, en su intentó por despejar el peligro, ha metido la pelota en su propia portería. Corría el minuto veintidós de partido. Cuatro después, el derbi ha p0dido quedar casi sentenciado.

Los realistas han vuelto a pisar área y a punto han estado de marcar el segundo. Tras un pequeño barullo, Sanz ha rematado a pocos metros de la portería y ha mandado el balón al poste.

Xabi Alonso, junto a su padre, Periko, en la grada
Xabi Alonso, junto a su padre, Periko, en la grada / P. Martínez

El marcador ha cambiado con el gol del filial realista, pero no lo que se estaba viendo sobre el terreno de juego. Al Sanse le seguía costando generar peligro y el Real Unión, no lo generaba. Y es que al margen de la falta que casi acaba con el gol de Martins, los de Irun no han realizado ningún disparo más. Ni a portería ni fuera de ella.

Con el 1-0 se ha llegado al descanso y los jugadores del Sanse se frotaban las manos camino a los vestuarios. Sabían que el Real Unión iba a tener que arriesgar para empatar y que eso les iba a permitir tener más huecos.

Mismo planteamiento

Pero nada ha cambiado tras el paso de los equipos por las casetas. Los unionistas han mantenido su planteamiento y los realistas han seguido sin encontrar cómo llegar con fluidez a las inmediaciones de la portería defendida por un Otaño que ha protagonizado la parada de la tarde.

En el minuto 62, y tras una gran ocasión de Esnaola a la salida de un córner, el unionista ha cabeceado fuera en boca de gol, el portero del Real Unión le ha hecho un auténtico paradón a Merquelanz. ¿Recuerdan la parada de Casillas en un partido ante el Sevilla? Pues la misma.

Perdonar ha estado a punto de costarle caro al filial. El Real Unión no ha arriesgado a pesar de ir perdiendo, pero poco a poco ha ido encontrándose mejor que su rival y ha tenido varias buenas opciones para empatar.

Ha podido hacerlo Juan Domínguez tras un centro de Estrada. También lo ha vuelto a intentar Esnaola tras una falta que ha supuesto la segunda amarilla y la expulsión para el lateral realista Álex en el 75.

Asier Santana e Imanol Alguacil, antes del partido.
Asier Santana e Imanol Alguacil, antes del partido. / P. Martínez

Al Sanse parecía valerle el 1-0 y el Real Unión se ha tirado a por el empate. Lo ha tenido en sus botas Mikel Alonso a cinco del final, pero su disparo, que iba directamente a portería, lo ha despejado con la cabeza Lapeña. Con esa acción han acabado las opciones de los irundarras, ya que un minuto después los realistas han sentenciado el derbi.

Una pérdida en la salida de balón ha provocado una rápida contra de los potrillos. Muguruza ha cogido la espalda a la defensa y ha cedido a Merquelanz para que se redimiera de su ocasión fallada y marcara el definitivo 2-0.

Con este triunfo, el Sanse se coloca tercero, mientras que los de Irun caen a media tabla. Dos tendencias bien diferentes.

Fotos

Vídeos