Segunda B

El Real Unión no levanta cabeza

Decepción entre los iruneses tras ceder un empate en el descuento./DE LA HERA
Decepción entre los iruneses tras ceder un empate en el descuento. / DE LA HERA

Los irundarras empatan a dos ante el Arenas y caen a la decimosegunda posición

BORJA OLAZABALirun

Suele decirse que las alegrías duran poco en la casa del pobre. No se puede decir que el Real Unión sea uno de los equipos pobres de la Segunda División, pero está en un mal momento y todo le sale del revés. Lo de este domingo ha sido una nueva muestra. Los irundarras han conseguido remontar un gol en contra, pero cuando estaban cerca de la victoria, un ex unionista como Luisma Villa, para más inri, ha puesto el 2-2 en el tiempo añadido. Ya son tres partidos seguidos sin ganar en el Stadium Gal. Solo un triunfo en las siete últimas jornadas y el equipo que sigue cayendo en la tabla. La afición, lógicamente, está enfadada con los suyos.

Cada vez parece más fácil saber lo que va a pasar en un partido del Real Unión. Con la misma versión del equipo sobre el terreno de juego cada semana, no es difícil intuir que va a ser el rival el que inaugure el marcador. Hoy ha vuelto a suceder. Después del palo de hace solo siete días, el que le dio el Leioa a los de Irun con un 1-3 en el Stadium Gal, los txuribeltz han vuelto a tropezar con la misma piedra.

Durante veinte inoperantes minutos no habían conseguido hacer nada atractivo al margen de un centro de Orbegozo desde la derecha que ha acabado con un intento fallido de remate de El Haddadi. Y en el veintiuno ha llegado un nuevo palo. Ya van muchos en esta primera vuelta.

La defensa no ha acertado a despejar un balón largo, que lo ha recogido Jordán al borde del área. El extremo del Arenas lo ha dejado botar una vez y antes de que volviera a caer ha chutado con pierna derecha para marcar el 0-1 con una bonita parábola que ha superado a Otaño.

El gol no ha hecho reaccionar a los locales, que han empezado a ser increpados por sus aficionados. Primero tímidos gritos en contra del entrenador y luego un ‘fuera-fuera’ que se ha escuchado perfectamente. Pero cómo son las cosas en el mundo del deporte, que en el momento más crítico del partido, con el Real Unión perdiendo y el público mostrando su enfado, ha llegado el empate.

Ha sido un ‘txurrigol’, pero ha valido igual. Estrada ha centrado desde la banda izquierda con la zurda, su envío ha tomado portería, el balón ha dado en el poste y tras golpear en el portero ha superado la línea de gol.

El tanto unionista, que ha llegado a la media hora de juego, ha calmado los ánimos de la afición irundarra. Asier Santana había pedido en la rueda de prensa previa al choque que su equipo necesitaba aprender a aguantar los golpes y, al contrario que la semana pasada, lo ha conseguido . El Real Unión ha sabido reponerse del gol vizcaíno y ha llegado con el partido empatado al descanso.

Mazazo al final

El comienzo de la segunda parte ha hecho pensar que algo podía cambiar sobre el rectángulo de juego. Y es que en solo tres minutos, y eso no es lo habitual, el Real Unión había conseguido generar una clara ocasión para darle la vuelta al marcador.

Tras una recuperación en zona defensiva, los unionistas han trenzado una buena contra y han llegado con ventaja al ataque. Orbegozo, que había caído a la izquierda, ha visto solo en el área a El Haddadi, al que le ha mandado la pelota. El errenteriarra tenía todo de cara para marcar, pero no ha conectado bien con el balón y lo ha mandado por encima del larguero.

A pesar de la impetuosa entrada de los unionistas al terreno de juego, casi nada ha pasado durante la segunda parte hasta los cinco últimos minutos. En el tramo final, los de Irun han tenido en la mano los tres puntos. Han tenido en la mano una victoria que les hubiera permitido tomar algo de aire. Pero la realidad ha sido otra. Los unionistas le han dado la vuelta al marcador, pero no han sabido aguantar ni cinco minutos en ventaja. El partido se había roto totalmente con los dos equipos en busca de la victoria. Al Arenas un empate a domicilio le podía valer, no se entiende que se fueran tan hacia arriba, pero no a los irundarras.

El choque ha empezado a tomar interés en el 85. Aimar ha entrado por banda derecha, ha centrado y Jorge Galán ha tocado ligeramente el balón para superar a Txemi y poner el 2-1. A pesar de todos los males, el Real Unión estaba a un paso de la victoria y ya saben que los triunfos todo lo curan. Pero pasado el noventa ha llegado el disgusto. Un centro pasado ha encontrado al ex unionista Luisma, que ha conseguido pasar el balón entre la maraña de defensores para poner el 2-2.

Cuatro puntos de los últimos veintiuno y cada vez más lejos del play-off. El Real Unión no levanta cabeza.

2 Real Unión

Otaño; Urkizu, Aimar, Esnaola, Gayoso; Ekhi, Mikel Alonso (Arriaga, 77’), Juan Domínguez; Estrada, Orbegozo (Galán, 71’), El Haddadi (Rodellar, 88’).

2 Arenas de Getxo

Txemi; Camus (Santamaría, 88’), Luna, Zumalakarregi, Royo; Uranga, Lozano; Vidal (Ontiveros, 60’), Villa, Jordán (Cristóbal, 72’); López.

goles
0-1, min. 21: Jordan; 1-1, min. 32: Estrada; 2-1, min. 85: Galán; 2-2, min. 91: Luisma.
árbitro
Sr. Leo Ollo, del comité navarro. Amonestó a los locales Esnaola (m. 59), Ekhi (m. 61), Orbegozo (m. 66). A los visitantes Jordan (m. 41), López (m. 61), Royo (m. 84).
incidencias
1.000 espectadores en el Stadium Gal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos