Fútbol | 2ª B

Derrota del Real Unión frente al Mirandés

Derrota del Real Unión frente al Mirandés

El nuevo entrenador del Real Unión presenció en directo la derrota del conjunto irundarra ante el líder del grupo II, el Mirandés de Pablo Alfaro

BORJA OLAZABALIrun

Perder contra el primer clasificado del grupo II puede entrar dentro de la lógica, pero se esperaba un poco más del Real Unión. Con la destitución de Asier Santana el club buscaba que el equipo reaccionara, pero no hubo reacción alguna este domingo. El Mirandés fue netamente superior y se llevó los tres puntos del Stadium Gal tras ganar 0-3. Ya son cinco jornadas sin vencer para los irundarras, un solo triunfo en las nueve últimas semanas y el Real Unión que se queda un solo puesto por encima de la promoción de descenso. El nuevo técnico, José Luis Ribera, vio el partido desde el palco. Tiene mucho trabajo.

Ribera no ha dirigido un solo entrenamiento y habrá que esperar para saber qué tipo de equipo quiere tener sobre el campo, pero sí que se vieron algunos cambios respecto al juego que ordenaba Asier Santana. El Real Unión quiso mandar con balón, pero amasó mucho menos la pelota y se quitó de líos en defensa. Además, Otaño optó en más de una ocasión por saques rápidos en largo para intentar sorprender a la defensa rival. Quizás el Real Unión de hoy se parezca más al que vamos a ver a partir de ahora.

Seguro que todos los jugadores sabían que el nuevo entrenador estaba en la grada observándoles y saltaron al campo más impetuosos que de costumbre. Como queriéndose ganar un hueco en el equipo antes del primer entrenamiento. Tanto es así que antes de que se cumpliera el primer minuto ya habían generado la primera ocasión de gol. Tras robar en el centro del campo, un pase a la espalda de la defensa sorprendió a los burgaleses. El Haddadi ganó por velocidad, pero llegó algo forzado y su intento de vaselina no superó al portero Reguillos.

Ese primer aviso fue apoyado diez minutos después por un disparo lejano de Mikel Alonso, pero poco a poco el Mirandés fue demostrando su superioridad. Romero se hizo con la manija del juego en el centro del campo y los rojillos comenzaron a llegar con frecuencia al área de los unionistas.

0 R. Unión

Otaño; Estrada, Aimar, Esnaola (Rodellar, m.82), Gayoso; Ekhi; El Haddadi, Alonso (Hernáez, m.69), Juan Domínguez, Letamendia (Capelete, m.59); Galán.

3 Mirandés

Reguillos; Adot, Prito, Puerto, Quijera; Martínez (Peláez, m.61), Romero, Albistegu, Mouloud; Gila (Del Olmo, m.83), Cervero (Camacho, m.79).

Goles
0-1, min.34: Mouloud; 0-2, min.64: Cervero; 0-3, min.73: Cervero
Árbitro
Baiges Donés, del comité aragonés. Amonestó al unionista Aimar (m.67) y a los mirandeses Puerto (m.18), Martínez (m.46) y Adot (m.68).
Incidencias
600 espectadores en el Stadium Gal. Unos 50 aficionados del Mirandés.

El 0-1, en un córner

Los mirandeses no conseguían generar claras ocasiones de gol, pero sí que llegaban con muchos efectivos al ataque. Se empezaba a mascar la tragedia. Esa sensación de que el rival está mejor y de que va a acabar marcando.

A punto estuvo Cervero a la media hora al rematar alto una falta lateral, y lo consiguió Mouloud en el 34 tras un córner. El envío desde la esquina fue al primer palo, donde prolongó Cervero para que Mouloud solo tuviera que empujar en boca de gol. El 0-1 se veía venir, pero el golpe no noqueó a los iruneses, que estuvieron muy cerca de empatar en la última jugada del primer tiempo. Galán puso el balón a la carrera de El Haddadi, que llegó a línea de fondo y sacó un gran centro. Galán llegaba al remate, pero un central del Mirandés consiguió despejar a córner en el último momento para evitar que el delantero unionista empujara a gol. El saque de esquina fue la última acción antes del descanso. Aimar cabeceó en el punto de penalti, Reguillos blocó sin problemas y la primera parte acabó con el 0-1 en el marcador.

Todos los males

La segunda parte sacó a la luz todos los males que tiene este Real Unión. Un equipo al que le cuesta un mundo generar ocasiones y que recibe goles con demasiada facilidad. Esta vez fueron otros tres y en los cinco partidos que lleva sin ganar acumula once. Por ahí puede empezar la mejora de este equipo que dirigirá Ribera a partir de ahora.

Tras el descanso, los irundarras solo se acercaron en una ocasión a la portería rival con cierto peligro. El partido todavía estaba abierto con el 0-1 cuando Estrada recibió un gran pase de Capelete. El lateral lo intentó, pero el balón se marchó al lateral de la red. Corría el 63 de partido y uno después llegó la sentencia.

Los unionistas perdieron el balón cuando lo intentaban sacar jugado desde atrás y el Mirandés no desaprovechó el regalo. Pelota a la derecha, centro y gol de Cervero para poner el 0-2. Diez después, en una desafortunada acción, los de Miranda marcaron el tercero.

Romero, que manejó el partido a sus anchas, disparó desde fuera del área. El balón pegó en un defensa txuribeltz y se quedó muerto en el punto de penalti, donde apareció Cervero para marcar su segundo tanto y subir el definitivo 0-3 al luminoso del Stadium Gal.

Los iruneses no tuvieron ni una pizca de suerte para marcar el gol del honor porque el larguero evitó el tanto de El Haddadi y con el 0-3 acabó el partido. Una nueva derrota. Una nueva goleada. Un nuevo palo para un equipo que no levanta cabeza.

«El 0-2 ha sido un mazazo»

Aunque Iñaki Goikoetxea se sentó en el banquillo, fue Eneko Romo el que habló tras el partido para apuntar que «el Mirandés poco a poco ha conseguido imponer su ritmo y desde el gol ya hemos tenido que ir todo el rato a remolque. Tras el 0-1 hemos tenido alguna ocasión y pensábamos que podía llegar el empate, pero nos han marcado el 0-2 y eso ya ha sido un mazazo. La clasificación empieza a quemar y necesitamos ganar para levantar el ánimo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos