Diario Vasco

Un Sanse sin mordiente pierde ante un Leioa muy superior

fotogalería

/ López

  • Los dos goles encajados en la primera mitad fueron una losa demasiado pesada para los de Alguacil, que apenas gozaron de ocasiones de gol

Duro revés el sufrido el domingo por la tarde en el José Luis Orbegozo. El Sanse no pudo con una de las escuadras más solidas del campeonato y cayó derrotado por tres goles a uno.

No comenzaron del todo mal las cosas para los de Imanol Alguacil. Sabedores ambos conjuntos de que en frente tenían a un rival difícil al que meterle mano, los primeros minutos fueron de tanteo. Se repartieron la posesión y apenas llegaron a ambas áreas. Fueron los txuriurdines los primer en soltarse la melena y buscar la portería de Iturrioz. Kevin Rodrigues era un puñal por la banda izquierda y fue por ahí por donde llegaron los primeros acercamientos blanquiazules. El lateral baiones, que tiene un guante en su pierna izquierda, puso un par de centros al área pequeña, pero no encontraron rematador y las jugadas acabaron sin consecuencias.

Mientras tanto, el Leioa esperaba cerrado en su campo en busca de una contra rápida. Así llegaría el primer aviso vizcaíno. Oscar, muy activo durante todo el encuentro, encontró un hueco en la defensa y armó la pierna con rapidez. Su disparo se marchó cerca del palo derecho de Sisniega. Tres minutos más tarde llegaría el primero del Leioa. Un magistral lanzamiento de córner era rematado sin oposición alguna por Aldalur. El defensa leioarra remató de volea y el balón se coló por la mismísima escuadra. El gol hizo mucho daño a los txuriurdines, que hasta el momento, sin crear ocasiones, habían tenido el partido controlado.

Cuando la primera parte llegaba a su fin, el conjunto vizcaíno estuvo rápido a la hora de sacar un lanzamiento de falta. Óscar la bajó al piso y cedió a un compañero en banda para que este, en carrera, pusiese un caramelo al segundo palo, donde ya se encontraba el ‘9’ del Leioa. Le Normand midió mal en el salto y Óscar, que se encontraba a su espalda, definió a la perfección dentro del área pequeña. Imposible para Sisniega.

Dos minutos más tarde llegaría la mejor ocasión txuriurdin de la primera mitad. Jauregi recogió un envío dentro del área y a la media vuelta le pegó sin pensárselo. El disparo se fue lamiendo el poste ante el lamento del delantero txuriurdin.

Así se llegaría al descanso, con 0-2 en el marcador y con una losa demasiado pesada para el Sanse en los últimos cuarenta y cinco minutos. Más si cabe ante un conjunto como el Leioa, tercer conjunto del grupo que menos goles encaja.

Tras el paso por vestuarios, el Sanse saltó convencido al campo, con ganas de darle la vuelta al resultado. Pero el Leioa no lo iba a poner nada fácil. Se mantuvo bien ordenado atrás y apenas dejó espacios al conjunto blanquiazul, que tenía grandes problemas para conectar con sus hombres de arriba. Los minutos pasaban y el Sanse quería pero no podía. Los centros al área desde las bandas no eran nada buenos y los balones se perdían sin consecuencias.

Dos largueros

A punto estuvieron los donostiarras de hacer el primero con dos centros envenenados que, gracias al viento, se estrellaron ambos en el larguero. Pero ni así. Capo, en el 81, pondría el cero a tres con un magnífico disparo desde la frontal y ya en el tiempo de prolongación Guridi haría el tanto del honor tras aprovechar un rechace.

Tras esta derrota, el Sanse se queda a cinco puntos del play off. Es duodécimo y la semana que viene se medirá al Fuenlabrada en Madrid.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate