Diario Vasco

segunda b

El Real Unión asalta Lasesarre

fotogalería

Urkizu celebra con sus compañeros el gol de la victoria logrado ayer ante el Barakaldo. / BORJA AGUDO

  • El Barakaldo cede la primera derrota del curso en casa después de dominar un derbi que jugó en inferioridad numérica

  • Un gol de Urkizu en el 83 sitúa a los de Santana en puestos de play off

Tres meses después de comenzar la temporada llegó la primera derrota del Barakaldo en su feudo. Los gualdinegros llevaban ocho encuentros consecutivos con victorias, una racha que finalizó con la visita del Real Unión, conjunto que precisamente no había logrado un triunfo a domicilio hasta el momento.

Fue un derbi vasco de igual a igual sobre el papel en el que los guipuzcoanos llegaron a Lasesarre dispuestos a dar guerra. Salieron enchufados, pero poco a poco los fabriles recuperaron terreno. Después de una primera aproximación de los fronterizos, a balón parado, los vizcaínos, contestaron en el minuto 14 con un disparo de Oca, después de controlar el balón con el pecho, que se encargó la zaga visitante de repeler. La línea defensiva del Real Unión estaba formada por cinco hombres a modo de tela de araña. Los de Movilla trataron una y otra vez de atravesarla.

Ander Vitoria, que ayer formó pareja arriba con Ito, lo hizo en el 25, tras un centro de Deco, pero con la mano, al más puro estilo Maradona, lo que le valió la tarjeta amarilla. Instantes después fue Oca el que puso a prueba a Otaño bajo palos con un potente chut desde lejos, que obligó al cancerbero a volar y a sacar la pelota por alto, antes de intentarlo de nuevo con un disparo demasiado cruzado.

El Barakaldo se encontraba cada vez más cómodo, pero el Real Unión mantenía su muro atrás y en cuanto conseguía robar el balón tardaba poco en plantarse en el área contraria. Su ocasión más clara llegó en el 39, cuando Martins le metió un buen susto a la parroquia gualdinegra después de entrar con todo a rematar un saque de esquina. El balón rozó el larguero. Los de Asier Santana tuvieron otra más antes del descanso, un mano a mano de Urkizu con Txusta, ex guardameta unionista, que ganó el cancerbero despejando con el pecho.

Expulsión de Vitoria

En la segunda mitad el balón empezó a moverlo el conjunto blanco, al igual que al comienzo del envite, con el Barakaldo muy encima. Alternativas para uno y otro bando, con más peligro para los visitantes, con un disparo de Juan Domínguez que se fue fuera por poco. Justo antes de que Movilla se quedara con un hombre menos, en el 58, al ver Vitoria la segunda amarilla en una de sus primeras faltas del partido. Para suplir su ausencia, Yurrebaso entró al terreno de juego, y aunque dominaban, las ocasiones más claras eran del otro bando. Amondarain sacó en la misma línea de gol un disparo de Mujika en el 73. Nueve minutos más tarde Urkizu consiguió adelantar al Real Unión al ajustar el balón al palo tras una contra.

Desde ahí hasta el final los fabriles pusieron todo para no dejar escapar los tres puntos de su feudo. La última ocasión la tuvo Oca, que esta vez no salvó al Barakaldo. El conjunto fabril cae a la novena posición, pero a tres puntos del play off, zona que cierra el Real Unión con veinticuatro puntos. La próxima semana los de Asier Santana recibirán en Gal al penúltimo clasificado de la categoría, el Sestao River.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate