Diario Vasco

fútbol | Segunda b

Resultado y sensaciones no van de la mano

La disputa en el centro del campo fue la tónica del partido de ayer en Gal.
La disputa en el centro del campo fue la tónica del partido de ayer en Gal. / F. DE LA HERA
  • El Real Unión no pudo culminar la remontada contra el Socuéllamos en el Stadium Gal

Después de tres victorias seguidas en el Stadium Gal, al Real Unión le tocó en la tarde noche de ayer ver como se le escapaban dos puntos. Los irundarras ofrecieron la misma imagen que en jornadas anteriores. Como dijo Asier Santana al término del choque, seguro que la gente se fue contenta del campo, pero lo cierto es que el partido ante el Socuéllamos acabó con el 1-1 en el marcador y los unionistas se quedan en la zona media de la tabla.

Las sensaciones son una cosa y los resultados otra. Hay veces en las que las cosas se hacen muy bien, al menos tan bien como se han hecho en otras ocasiones. Cuando eso sucede, la sensación que se percibe desde fuera de lo que está pasando sobre el terreno de juego es buena. Pero eso no es siempre sinónimo de que el partido está de tu lado. El Real Unión se pasó toda la primera parte dominando al Socuéllamos, pero se marchó a los vestuarios con un gol en contra y perdiendo.

Los hombres de Asier Santana, como casi siempre, tuvieron la pelota y sometieron a su rival. Los manchegos hacían poco más que despejar balones. El único problema es que los acercamientos unionistas no se concretaban en ocasiones claras. Solo un habilidoso regate de Hernáez por banda izquierda con remate fuera de Mujika puso en peligro al meta visitante.

Con el partido así, lo que nadie podía imaginar era que el Socuéllamos se iba adelantar. Y es que sí, como hemos dicho, una cosa son las sensaciones y otra los resultados. El Socuéllamos no estaba haciendo nada meritorio, solo un disparo que se marchó alto había inquietado a Otaño, pero en el único acercamiento peligroso que tuvo en la primera parte, se puso por delante.

Lillo recibió un balón en profundidad en banda derecha y puso un buen centro al segundo palo. Allí estaba Sánchez, que se elevó por encima de la defensa para cabecear el balón al fondo de la portería y poner el 0-1 en el marcador. Se había consumido más de media hora de partido. El Real Unión, por primera vez en toda la temporada en el Stadium Gal, se puso por detrás en el marcador, pero su discurso sobre el terreno de juego no cambió y estuvo cerca de darle la vuelta al resultado y llevarse los tres puntos.

Monólogo txuribeltz

Asier Santana lo debió dejar claro en los vestuarios porque sus jugadores saltaron antes que nadie al terreno de juego tras el descanso. El 0-1 con el que finalizó la primera parte no cambió nada de lo que estaba pasando en el verde. El Socuéllamos guardó un poco más la ropa para intentar sorprender a la contra, pero los irundarras mantuvieron en todo momento la posesión y no se dejaron sorprender.

Varios envíos al área se quedaron en barullos y fue Urkizu el primero en intentarlo de verdad con un lanzamiento a puerta que repelió el portero del Socuéllamos. El Real Unión estaba encerrando a los manchegos en su área y a quince minutos del final llegó el premio.

Capelete centró desde la banda izquierda y Mujika cabeceó a gol para poner el 1-1. Todavía quedaban quince minutos y las sensaciones que estaba dejando el equipo permitían creer en la remontada, pero una vez más, las sensaciones y los resultados no fueron de la mano.

Los irundarras trataron de conseguir la victoria hasta el pitido final. Hasta el minuto 92. Fue entonces cuando Juan Domínguez se sacó un gran disparo desde la frontal que se encaminó hacia gol, pero el meta del Socuéllamos mandó el balón a córner con una gran parada. No pasó nada tras el saque de esquina y el partido se acabó. El Real Unión no culminó la remontada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate