Diario Vasco

LIGA SEGUNDA-B

Mujika salva un punto in extremis

El Real Unión consiguió salvar un punto en los últimos minutos.
El Real Unión consiguió salvar un punto en los últimos minutos. / DE LA HERA
  • El Unión empata en Gernika en un partido lleno de alternativas, que empezó ganando, pero que luego fue perdiendo

. El Real Unión ya no es 'Galán-dependiente'. Por primera vez esta temporada los fronterizos marcaron más de un gol y ninguno de ellos fue del delantero centro Galán que los había anotado todos en liga hasta ahora. Sin embargo, los tantos de Sagastibeltza y Mujika, este último en el minuto 85, no sirvieron para ganar por fin a domicilio, pero al menos le permitieron seguir invicto. Todo ello tras un encuentro con alternativas en el marcador y con todos los goles fruto de la estrategia.

Gorosabel, Sagastibeltza, Alonso y Mujika fueron las cuatro novedades en el once del Real Unión en detrimento de Azkoiti, Rodellar, Arriaga y del lesionado Juan Domínguez. El esquema táctico no cambió con defensa de cuatro y, eso sí, era Ekhi el que actuaba como mediocentro defensivo por delante de los centrales: Sagastibeltza y Esnaola. Mucho trabajo tuvo el navarro en un arranque impetuoso del Gernika. Los vizcaínos con una presión muy alta a la salida de balón de un conjunto guipuzcoano demasiado dubitativo y sin apenas balón.

Tena se tenía que emplear a fondo a buen disparo de Kevin en uno de los despejes cortos de la zaga. No hubo noticias en ataque de los hombres de Asier Santana hasta que, en el minuto 16, una buena acción entre Martins y Mujika acabó con el disparo del interior zurdo estrellándose en el cuerpo de Altamira fuera de su área. Esta ocasión atemperó el ímpetu local e hizo adelantar líneas a un Real Unión ahora más reconocible. El 0-1 llegó en el primer saque de esquina. Mikel Alonso lo botó en corto para Eizmendi y su centro llegó al primer palo donde Aimar Sagastibeltza, en un bonito y complicado escorzo, envió el balón al fondo de las mallas.

El tanto asentó las posiciones de los visitantes, ahora cómodos, triangulando con gusto y clarividencia. El lateral derecho Gorosabel, con un disparo al lateral de la red, tras una buena jugada coral rozó el 0-2 ante un Gernika muy mermado en sus prestaciones, que necesitaba el descanso para aclarar las ideas.

El Gernika retomó el pulso en el arranque del segundo acto, y tras algún aviso previo, encontró la igualada en una acción llena de rechaces después de un balón parado. Tena solucionó con una buena parada un primer disparo, Enziondo remató después al larguero y el balón rechazado lo remachó Lander para poner el empate.

Los fronterizos acusaron el golpe y Abaroa, de forma increíble, erraba la posible voltereta, que solo tardó cinco minutos después en hacerla efectiva Pradera al aprovechar una falta lateral con un remate certero con la testa.

Reacción final

El Real Unión estaba tocado, poco intenso en las disputas y solo Tena dejaba con vida al equipo unionista al solucionar un remate a bocajarro de Iñigo Muñoz. Urgía la reacción fronteriza. Las entradas al campo de Arriaga y Capelete iban en esa línea. Un cabezazo de Ekhi, salvado in extremis por Abou, parecía intuir un cambio de decorado que se acabó por confirmar.

Los vizcaínos daban un paso atrás para asegurar la ventaja, pero de nuevo otra acción de estrategia, esta vez con una peinada, y esta vez a través de Mujika, a cinco minutos del final, le permitió al Real Unión conseguir un tercer empate consecutivo lejos del Stadium Gal. Los unionistas salvaban un punto.