Fútbol

Yeray vuelve a ser uno más

Yeray, con peto verde. / B. AGUDO
Yeray, con peto verde. / B. AGUDO

El central efectúa una parte de la sesión con sus compañeros, que le reciben con aplausos

JUANMA MALLO BILBAO.

Yeray Álvarez quemó ayer una nueva etapa en su camino por regresar a la competición. De baja desde junio debido a las sesiones de quimioterapia recibidas tras detectarse una «anomalía» en el tumor sufrido en el testículo derecho, el central del Athletic entrenó por primera vez con sus compañeros. Hasta ahora se había limitado a correr por los campos de entrenamiento de Lezama y a tocar balón. No obstante, en la sesión posterior a la victoria frente al Östersunds, el vizcaíno dio un paso más: participó en los partidillos organizados por José Ángel Ziganda en campos de reducidas dimensiones. Peto verde, comodín junto a Markel Susaeta, el baracaldés, de nuevo con su habitual sonrisa, volvió a sudar y sentir la 'competencia' con el resto de integrantes del vestuario que le recibió con una ovación.

De momento, eso sí, se desconoce cuándo volverá a estar disponible para 'Cuco'. No hay plazos. El club rojiblanco prefiere ser cauto en este apartado. Y también su pareja , en una publicación realizada ayer por la mañana en Instagram. «Sois muchos los que me preguntáis cuanto le queda. Me encantaría deciros que empieza mañana, pero no lo sabemos. Solo sabemos que queda poco, muy poco, hoy (por ayer) ya ha comenzado a hacer algo con el grupo. Paciencia, lo bueno siempre se hace esperar», escribió en su perfil de esa popular red social.

El 13 de junio cayó como un mazazo en la familia rojiblanca. Mientras Yeray se encontraba concentrado con la selección sub 21 en plena preparación de la Eurocopa de Polonia pasó la última revisión del tumor detectado en diciembre en el testículo derecho. Se encontró una «anomalía» que obligó al central vizcaíno a someterse a quimioterapia.

Eso sucedió hace cuatro meses y medio. En ese tiempo, ha recibido múltiples muestras de apoyo, como esa de sus compañeros que se raparon el pelo en solidaridad con el futbolista baracaldés. Y mucho trabajo en Lezama; en ocasiones solo, sin compañía, en la cinta del gimnasio, y en otras con Clemente. Hasta que después del partido contra el Atlético de Madrid, a mediados de septiembre, Ziganda ya habló de recuperación. De inmediato, el Athletic confirmó la buena noticia en su página web. «Ha finalizado la fase de tratamiento previsto en el mes de junio para su enfermedad. En los próximos días recibirá el alta médica y comenzará la fase de incorporación progresiva al equipo, al mismo tiempo que se planificará su programa de vigilancia activa», escribió el club.

Fotos

Vídeos