Jornada 17

Nos vemos en Rusia

Messi, en una acción ante Keylor Navas correspondiente a la vuelta de la Supercopa. /Curto de la Torre (Afp)
Messi, en una acción ante Keylor Navas correspondiente a la vuelta de la Supercopa. / Curto de la Torre (Afp)

Salvo que Zidane sorprenda con Bale, Benzema será el único de los 22 titulares de clásico que no competirá en el próximo Mundial | Once de las 32 selecciones clasificadas para el gran certamen de selecciones estarán representadas este sábado en el Santiago Bernabéu

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

Aunque el Real Madrid acaba de conquistar en Abu Dabi su sexta corona universal, tres en el formato de la Copa Intercontinental y otras tantas en el Mundial de Clubes, no hay partido con mayor repercusión internacional que el que los blancos disputan contra el Barcelona esta víspera de Nochebuena en el Santiago Bernabéu. Salvo Karim Benzema, apartado por Didier Deschamps de la selección francesa por su procesamiento en el 'caso Valbuena', seguramente todos los titulares del próximo clásico competirán el próximo verano en el Mundial de Rusia. Un hito extraordinario en dos equipos únicos, los más temidos del mundo en este momento, por encima incluso de los multimillonarios París Saint-Germain y Manchester City.

Con los onces de los dos equipos muy perfilados, salvo lesiones de última hora, la principal sorpresa podría ser la entrada en el Real Madrid de Gareth Bale, que participó en los últimos minutos de los dos partidos del Mundialito, en detrimento de Isco. En ese caso, el equipo de Zinedine Zidane estaría en minoría con respecto a los culés en el centro del campo y contaría con dos titulares que no jugarían la Copa del Mundo, ya que País de Gales no se ha clasificado. Si en el Barça jugase Semedo en el lateral derecho en detrimento Sergi Roberto, sólo sería cambiar un mundialista de nacionalidad española por otro portugués.

El seleccionador nacional, Julen Lopetegui, seguirá con suma atención este gran choque de la última jornada liguera del año. Le interesa ver el nivel 'in situ' de sus pupilos y, sobre todo, que no haya lesiones de importancia. Entre los 22 que abran el choque en Chamartín, habrá seguramente tres convocados para el Mundial del Real Madrid (Dani Carvajal, Sergio Ramos e Isco Alarcón) y cinco del Barcelona (Sergi Roberto, Gerard Piqué, Jordi Alba, Sergio Busquets y Andrés Iniesta).

Más información

Este número se eleva de forma considerable si se tiene en cuenta que en la plantilla blanca también se hallan internacionales absolutos como Nacho, Marco Asensio y Lucas Vázquez -Kiko Casilla también ha debutado con 'La Roja' pero no cuenta para el actual seleccinador- y figuras en categorias inferiores que pueden dar el salto como Jesús Vallejo, Marcos Llorente, Dani Ceballos y Borja Mayoral. Y en el grupo culé también han vestido la zamarra de la selección española absoluta Gerard Deulofeu, Paco Alcácer, Denis Suárez y hasta Aleix Vidal.

Compatriotas, amigos y rivales

En el clásico también se verán las caras amigos y rivales como los alemanes Ter Stegen, figura clave este curso en la portería del Barça, y Toni Kroos, determinante en el centro del campo de los vigentes campeones, o los croatas Luka Modric e Ivan Rakitic (Kovacic será suplente en el Madrid), dos estrellas de la selección ajedrezada que se clasificó para el Mundial de Rusia tras ganar a Grecia en la repesca. En cuanto a los brasileños, ventaja del Madrid ya que disfruta del lateral Marcelo y del pivote Casemiro mientras que al estar lesionado Rafinha, Valverde sólo cuenta con el veterano Paulinho, fijo también en las convocatorias de Tite.

Hasta ahí, los duelos entre compatriotas sobre el césped. Los franceses Varane y Benzema no se medirán a Digne y Umtiti, dado que el primero será suplente en el Barça y el central galo está lesionado, y Cristiano - que no se entrenó este jueves por un golpe pero no tendrá problemas para jugar- tendrá en el banquillo rival a sus paisanos Semedo y André Gomes. Además, en la plantilla madridista no hay ningún argentino o uruguayo que puedan departir y luego competir ante Leo Messi y Luis Suárez. Tampoco el belga Vermaelen, asentado al fin en el Barça, se encontrará con algún compatriota en el archirrival merengue.

Mientras que los 24 integrantes del primer equipo del Barça han sido en alguna ocasión internacionales absolutos por sus países, en el Real Madrid aún no han disfrutado de ese momento el portero Luca Zidane, hijo del entrenador, el central Vallejo, el lateral hispano-francés Theo Hernández, los centrocampistas Marcos Llorente y Dani Ceballos, y el punta Borja Mayoral. Sí el joven lateral derecho Achraf Hakimi, que competirá en Rusia 2018 con Marruecos. En total, nada menos que 11 de los 32 países clasificados para el Mundial estarán representados en el clásico. Entre los dos equipos hay 16 jugadores que son o han sido internacionales absolutos españoles, cinco franceses, cuatro brasileños, tres croatas, otros tantos lusos, dos alemanes, dos argentinos, un uruguayo, otro costarricense, un belga y un marroquí. Además, son induscutibles Gareth Bale en Gales y el portero suplente azulgrana Jasper Cillessen en Holanda, pero sus países no competirán en el Mundial. Tampoco la Turquía de Arda Turan, un antiguo ídolo caído.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos