Jornada 12

Valverde: «¿Griezmann? Me quedo con los que tengo»

Ernesto Valverde. /Alejandro García (Efe)
Ernesto Valverde. / Alejandro García (Efe)

El técnico del Barça rehúsa entrar en rumores sobre posibles fichajes y trata de evitar que sus futbolistas piensen más en lo que pueda pasar en el Wanda que en Butarque

COLPISAMADRID

Ernesto Valverde no quiere que sus futbolistas se distraigan ni con el derbi madrileño ni con los rumores sobre posibles fichajes. Lo único que le importa es vencer el sábado al Leganés en Butarque. «Es un gran jugador, pero me quedo con los que tengo y luego el futuro ya lo veremos», señaló cuanto se le preguntó por Griezmann, delantero del Atlético al que en los últimos días se ha vinculado con el cuadro azulgrana, un técnico que recordó que las especulaciones suelen ser habituales cuando se producen parones por los compromisos internacionales y que dejó traslucir cierto alivio por el regreso de la competición. «Cuando vienen los partidos siempre hay menos margen para hablar de nombres que pueden llegar o salir», señaló tras resaltar que ha vivido «tranquilamente» el baile de los últimos días.

Admitió Valverde que el Barça «siempre está abierto a todo tipo de posibilidades», como «cualquier club», pero recalcó que valoran «mucho» lo que tienen aunque tampoco se van «a cerrar puerta porque sí».

El preparador extremeño se mostró satisfecho con sus tres primeros meses al frente del Barça. «Bien, contento, estamos primeros», apuntó. Pero quiso ser cauteloso, recordando que esa fue la vía por la que se decantó tras perder la Supercopa de España ante el Real Madrid, cuando se hablaba de que su gran rival parecía imbatible. «Dije que el Madrid tenía que perder y a nosotros también nos llegará y esperamos que se retrase lo máximo posible», subrayó.

El Leganés le recuerda al Girona

Su objetivo es que no sea en Butarque cuando se produzca esa primera derrota liguera de un equipo que suma diez victorias y un empate en las once jornadas que se han disputado. Y para ello recurrió también a la prudencia, pese a los ocho puntos de ventaja que saca a Atlético y Real Madrid, que podrían ser once respecto a uno de los dos en caso de que el Barça se imponga el sábado al Leganés y el equipo de Simeone o el de Zidane venza a su adversario en el primer derbi del Wanda Metropolitano.

«Cualquier distancia no va a ser definitiva con 26 jornadas por delante», señaló Valverde, que no quiso mojarse sobre qué resultado sería el óptimo para su escuadra en el derbi, recordando que lo importante, toda vez que está líder, es lo que haga su equipo ante el Leganés. «Tenemos a los dos equipos a ocho puntos. La clave está en nosotros. Si nosotros ganamos, el resto nos da igual», apuntó justo antes de dar por buenas las palabras del entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, respecto a lo mucho que queda de campeonato y a la posibilidad de que lo que ahora se antoja una ventaja muy grande pueda acabar siendo revertida. «Igual que nosotros pensamos que no hay nada ganado ni nada perdido, lo mismo piensan los otros», indicó.

Por aquello de andar con cuidado para evitar que la confianza que dan los buenos resultados logrados en el primer tramo de la campaña acabe jugando alguna mala pasada, Valverde quiso poner el acento en las dificultades que encierra el Leganés. Recordó el técnico extremeño que se trata de un equipo «al que le hacen pocos goles», que sólo ha visto perforada su meta en uno de los cinco encuentros que ha disputado en Butarque en lo que va de Liga y que está en «una onda parecida al Girona», conjunto que ya dio problemas al cuadro azulgrana cuando visitó Montilivi pese al 0-3 final y que tumbó en su estadio hace dos jornadas al Real Madrid. Pepineros y rojiblancos son, consideró, «equipos solidarios que defienden bien, que no dan su brazo a torcer» y a los que «es difícil ganarles». «Tenemos mucho que ganar porque es un partido importante que inicia un ciclo difícil de aquí a Navidad», agregó.

«Mañana hay un partido importante en el campo del Atlético, pero el partido más importante que se juega mañana en la provincia de Madrid es el nuestro», acotó en esa misma línea de focalizar la atención en el duelo de su equipo. Y recordó que el Barça de Luis Enrique perdió puntos clave la pasada temporada en enfrentamientos ante rivales, a priori, asequibles. «Estamos alerta en este tipo de partidos, especialmente el entrenador» ya que «son partidos difíciles y nos tenemos que aplicar», añadió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos