Fútbol

Un ridículo por cuatro millones

Entró. El balón que había chutado Messi y Neto no acertó a parar supera la línea de gol./
Entró. El balón que había chutado Messi y Neto no acertó a parar supera la línea de gol.

La Liga no apuesta por el 'Ojo de halcón' ya que Tebas cree que «por siete u ocho jugadas al año» no merece la pena gastar ese dinero

JULIÁN ALÍA

Entre una tercera y una cuarta parte del salario de Griezmann; ni hablar respecto a Cristiano o Messi. Los cuatro millones que cuesta el 'Ojo de halcón' le parecen demasiado al presidente de LaLiga, que vio cómo el disparo de Messi superaba claramente la línea de cal pero no subía al marcador. También el de Markel Bergara ante el Athletic en la primera jornada en San Mamés, pero con mucho menos revuelo. El único motivo porque el que ambos no fueron concedidos fue su elevado coste.

La FIFA solo tiene homologados los servicios de 'Hawk-Eye' y 'GoalRef', mientras que desde LaLiga creen que, con una mínima modificación, el sistema de 'MediaCoach', que ya está implementado y del que disfrutan los 42 equipos de Primera y Segunda, podría desempeñar este papel. Homologarlo es lo que costaría los cuatro millones, a lo que Javier Tebas no está dispuesto.

En enero de este mismo año, el presidente de los clubes profesionales declaró: «En 2013 y 2014, se desechó por un tema de precios y sólo había dos empresas homologadas por la FIFA a un valor de casi cuatro millones de euros. Todos los años hay unas siete u ocho acciones de este tipo de jugadas y nos parecía una barbaridad, sabemos que no vale eso en el mercado. Queremos tecnología, pero a menor precio, se desechó por eso».

Apuesta por el VAR

Meses más tarde, culpó a Ángel María Villar, entonces todavía presidente de la RFEF, de que el VAR no estuviese todavía implementado en lo que él denomina «la mejor liga del mundo», como sí ocurrirá la próxima temporada; un año después que en la Serie A italiana o en la Bundesliga alemana, pero sin la tecnología de línea de gol de la que goza la Premier League inglesa desde 2013. También funciona desde el curso pasado en la Champions, esa competición en la que participan con regularidad hasta cuatro equipos españoles, lo que significa que varios estadios de LaLiga cuentan con la instalación de dicha tecnología. Lo que no queda claro es qué ocurriría con ellos al aplicarse a los veinte equipos de Primera División.

Actualmente, el VAR se puede utilizar para cuatro supuestos: infracciones en los goles, penaltis, tarjetas rojas y confusiones de identidad de jugadores. Por ello, debería ser modificado para poder rearbitrar, aunque sea, jugadas tan claras como la ocurrida el domingo en Mestalla y que no precisan de alta tecnología para averiguar si el balón traspasó la línea o no, sino que bastaría con un simple monitor.

Tal ha sido el impacto causado por la jugada a nivel internacional que el propio presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha asegurado este lunes: «Es absolutamente normal en el siglo XXI ver cómo el VAR puede ayudar al árbitro a tomar sus decisiones de forma adecuada. Las experiencias que hemos tenido han sido extremadamente positivas, igual que la tecnología en la línea de gol (GLT) que asegura que si un gol se ha marcado se conceda al equipo que lo ha conseguido».

Valverde, siempre prudente

Al terminar el partido, el entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde, se refirió al gol no concedido a Messi recordando el que anotó Gerard Deulofeu en La Rosaleda: «Hace poco metimos un gol al Málaga después de que el balón hubiese salido. Entonces nos benefició. Estaría (el árbitro) en mala posición».

De un modo similar, en enero de 2013 y cuando curiosamente entrenaba al Valencia, el 'Txingurri', siendo perjudicado por las decisiones arbitrales en un duelo de cuartos de final de Copa ante el Real Madrid, que perdió por 2-0, dijo: «Tampoco podemos hablar muy alto porque si protestamos podría salir el Granada y decir que expulsaron a un jugador suyo sin razón», en referencia a la doble tarjeta amarilla que recibió Mikel Rico cuando militaba en el equipo andaluz.

Las decisiones arbitrales no solo tienen reflejo en los partidos. También en el mundo de las apuestas que se mueven alrededor del fútbol. La decisión de Iglesias Villanueva condicionó premios. Por ello, la casa de apuestas Betfair dio por válido el gol de Messi en Mestalla y pagó las apuestas por la victoria del Barcelona, así como las de 'Gol de Messi en cualquier momento' y 'Messi, primer goleador del partido', sin excluir, obviamente, las del empate final y 'Rodrigo, primer goleador del partido'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos