Fútbol

¿El orden de los partidos importa?

Imagen de la última jornada de la Liga en el sorteode ayer en la Casa del Fútbol de Las Rozas. / EFE

La Real arrancará la Liga en Balaídos y la cerrará en el Camp Nou; el Eibar empezará en Málaga. El primer derbi guipuzcoano se jugará en Anoeta, en la undécima jornada, el 5 de noviembre y la vuelta en Ipurua se disputará el 1 de abril

A. VICENTE/L. GÓMEZ SAN SEBASTIÁN.

Hay opiniones para todos los gustos. Es anunciarse el calendario de partidos y empezar todo tipo de cábalas. Si fuera por el discurso de los dirigentes de los clubes de Primera presentes ayer en el sorteo celebrado en la Ciudad del Fútbol en Las Rozas (Madrid) no habría lugar a debate: «Hay que jugar contra todos así que...».

Pero entre bambalinas, quien más quien menos, sí otorga relieve al orden de los partidos, al menos a los diez primeros y los diez últimos. Porque un buen arranque puede ser la antesala de una temporada para recordar, y viceversa. La recta final es más dada a resultados inesperados.

Por delante, 380 partidos en esta 87 edición de la Liga, la 2017/18, en la que se estrena el Girona en Primera, el club número 62 de los que han jugado en la máxima categoría. Levante y Getafe son los otros dos ascendidos.

La Real, como había sido solicitado el club por aquello de dar más tiempo a las obras de remodelación de Anoeta, arrancará la competición a domicilio el 19-20 de agosto. Empezará donde la terminó, en Balaídos. El gol de Juanmi en la última jugada del último minuto que dio el billete para jugar en la Europa League tendrá su continuidad a las primeras de cambio. La Real cerrará la Liga en el Camp Nou el fin de semana del 19-20 de mayo.

Sobre el papel, se puede decir que el sorteo ha sido benévolo con la Real porque en las diez primeras jornadas solo se va a medir a dos equipos que en la última temporada han acabado clasificados para jugar en Europa: recibirá al Villarreal en la segunda jornada, en el primer partido en Anoeta, y en la cuarta, al Real Madrid.

Un calendario asequible en ese primer cuarto de Liga -Celta, Villarreal, Deportivo, Real Madrid, Levante, Valencia, Betis, Alavés, Espanyol y Getafe- siempre es bienvenido cuando hay que compaginarlo con los partidos de la Europa League. Será el 25 de agosto en Mónaco cuando la Real conozca sus rivales. Lo único que se sabe son las fechas de las seis jornadas de la fase de grupos: 14 y 28 de septiembre, 19 de octubre, 2 y 23 de noviembre, y 7 de diciembre.

El vicepresidente de la Real, Mikel Ubarrechena, trasladó ayer en el lugar del sorteo la «ilusión» que se vive en Gipuzkoa a las puertas de una temporada en la que se jugarán tres competiciones. «Empezamos la Liga donde la acabamos con buen tino. Tenemos por delante un año apasionante con la Europa League, la Liga y la Copa y estamos con mucha ilusión».

A la Real le espera una Liga con seis derbis, si por derbi se entiende todo partido ante un club vasco. A la espera que se vayan cerrando las fechas fijas y horarios de los partidos, el primer derbi llegará ante el Alavés en Mendizorrotza el 15 de octubre y tres jornadas después la Real recibirá al Eibar en Anoeta, el 5 de noviembre. El Athletic-Real se jugará en la decimosexta jornada, el 17 de diciembre.

En la décima jornada, la Real visitará el Getafe de Markel Bergara, que éste no podrá jugar, y en la penúltima de la primera vuelta, Eusebio y los suyos visitarán Leganés donde sí podrá ser alineado Joseba Zaldua.

Arranque duro del Eibar

El sorteo fue de lo más caprichoso con el Eibar porque empezará rindiendo visita al Málaga de los ex azulgranas Keko Gontán, Adrián González y Borja Bastón, y reservó una inauguración liguera de altura en Ipurua, con un derbi ante el Athletic. El calendario se cerrará en el Wanda Metropolitano, la nueva casa del Atlético de Madrid, tras una intensa campaña que, a priori, se presenta de lo más exigente debido a las visitas que debe afrontar en los dos primeros meses.

Y es que el camino que se dibuja antes de que llegue el derbi ante la Real en San Sebastián, previsto para el 29 de octubre, viene con más curvas que el Alpe d'Huez. Desde la tercera jornada, justo después del primer parón, a ese choque en Anoeta, el Eibar tendrá que acudir como invitado a los campos del Sevilla (10 de septiembre), Barcelona (20 de septiembre), Villarreal (1 de octubre) y Real Madrid (22 de octubre). También le tocará actuar de visitante en el otro derbi ante el Alavés, el 26 de noviembre, solo dos semanas después del esperado choque ante la Real.

Eso quiere decir que los rivales que tendrá en casa después del paso del Athletic serán algo más accesibles -Leganés, Celta, Deportivo, Levante y Betis- y que en la primera vuelta los equipos con más caché que pasarán por Ipurua serán el Valencia (el 17 de diciembre) y el Atlético, con el que se llegará al ecuador de la competición el 14 de enero.

Los platos fuertes en Ipurua llegarán una vez que culmine el descanso navideño, que se extenderá del 20 de diciembre al 20 de enero, cuando los ex azulgranas que ahora visten la camiseta del Málaga vuelvan a la que hace poco fue su casa. La primera de las presencias que atraerá todos los focos a Ipurua después de que el Sevilla se pase Eibar el 4 de febrero será la del Barcelona, prevista para el día 18, que con toda probabilidad será el elegido como uno de sus dos medio días del club. El Real Madrid visitará Ipurua el 11 de marzo.

Fotos

Vídeos