Atlético de Madrid

Los matices del 'caso Griezmann'

Antoine Griezmann./Reuters
Antoine Griezmann. / Reuters

Simeone no deja de lanzar avisos al francés aunque públicamente diga que «hay que estar a muerte con él» mientras siga en la familia atlética

NACHO BOLÍVARMadrid

Hace dos semanas, antes del último parón de la Liga motivado por los partidos de las selecciones nacionales, Diego Pablo Simeone adoptó una decisión en Riazor que cabe interpretar como un punto de inflexión en su relación con Antoine Griezmann. Faltaban sólo diez minutos para el final del choque, el empate a cero era inservible para los intereses del Atlético, y su técnico decidió quitar a su mejor jugador y poner al uruguayo Giménez. Frente a la técnica de la estrella, el músculo del polifuncional jugador uruguayo. Y los colchoneros vencieron gracias a un zapatazo del ghanés Thomas Partey. En la previa de ese choque, el Cholo ya lamentó, en un mensaje inequívoco hacia el francés, que el Atlético «no tiene un jugador que gane él solo un partido».

En el derbi del sábado, la grieta entre el galo y su entrenador se hizo más profunda. Griezmann no la había olido jugando en punta, ya que no tiró a puerta, ni intentó un solo regate ante el Real Madrid, y volvió a ser sustituido a falta de un cuarto de hora para el final. Una forma de señalarle, si bien Simeone no paró de gesticular hacia la grada para recriminar a la hinchada que abuchease de forma mayoritaria a un jugador que desde el verano piensa más en irse que en ser determinante. Concentrado esta semana con su selección, reconoció que sería un sueño formar en una delantera junto a Mbappé y Neymar, estrellas del PSG, si bien también dijo que si tuviera que irse a la Ligue 1, sería al Olympique de Marsella.

Renovó el verano pasado, cobra nada menos que 14 millones al año, y el club elevó su cláusula de rescisión a 200 millones, que se reducen a 100 a partir de enero, cuando el Atlético ya puede fichar. Pero no rinde en función de sus emolumentos. Ya son ocho los partidos consecutivos de Griezmann sin marcar, su peor racha desde que llegó al Atlético, que juega mal pero sigue invicto en esta Liga después de seis victorias y seis empates. No se recuerda semejante racha desde el curso 95-96, cuando con Radomir Antic en el banquillo los del Manzanares conquistarían el doblete.

«Hasta el día que esté»

La sonora pitada a Griezmann ante el eterno rival se apoderó del postderbi en el Wanda. Aparentemente, tanto el técnico como los jugadores locales cerraron filas en torno a Antoine. Preguntado por qué alzó las manos para pedir a la grada que cesara en sus pitos a Griezmann, el Cholo se mostró contundente. «Yo cuento lo que siento y he vivido de chico. A mí me enseñaron que los que son de mi familia, hasta el día que están en mi familia, a muerte con ellos. Y no voy a cambiar», dijo.

Tras cuestionarle si entendía esos pitos de la afición, que al mismo tiempo ovacionó el ingreso de Fernando Torres en el campo, respondió: «Entiendo lo que acabo de decir. A muerte con los que estén en mi familia, hasta el día que estén, claro». Ese «hasta el día que estén», reforzó la sensación de que Griezmann volará del Metropolitano, el próximo verano o incluso en enero. A otra pregunta, dejó claro Simeone que siempre actuará en función de lo que crea más beneficioso para el grupo. Y concluyó: «trabajo, trabajo, trabajo y después, talento. Pero primero trabajo».

Aunque los flirteos del ‘Principito’ han molestado a muchos de sus compañeros, emblemas como Juanfran y Saúl también le defendieron en público. «Griezmann está trabajando como siempre y haciendo lo mejor para el equipo. Sabemos que es nuestro mejor jugador y no podemos perderle porque la gente le pite. Me preocuparía y le podríamos decir algo si no le viera trabajar, pero no es así», afirmó el joven centrocampista. «Estamos a muerte con él. Por parte del vestuario no hay ninguna duda. Tanto él (Griezmann) como nosotros respetamos a nuestra gente y a todos nos exigen el máximo», terció el veterano lateral. Y negó que le hayan pedido explicaciones en el vestuario porque no ha hecho falta. «Cuando ha habido cualquier tipo de conflicto ha sido él quien ha venido a decir que está comprometido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos