FC Barcelona

Coutinho, el fichaje más caro del fútbol español

Philippe Coutinho celebra un gol con el Liverpool. /AFP
Philippe Coutinho celebra un gol con el Liverpool. / AFP

El Barça pagará 160 millones por el brasileño, hasta el momento la segunda contratación más elevada de la historia

P. RÍOSBarcelona

El brasileño Philippe Coutinho se convirtió este sábado en el fichaje más caro del fútbol español y el segundo más elevado de la historia hasta el momento. Costará al Barcelona 160 millones de euros (120 millones fijos más 40 en variables), superado por los 222 millones que pagó este verano el París Saint-Germain por Neymar, aunque también por los 180 que deberá desembolsar el club francés por Mbappé, que en teoría juega ya esta temporada como cedido en el equipo galo. El Barça y el Liverpool llegaron por fin a un acuerdo definitivo para el traspaso de Coutinho después de que el club azulgrana hiciese un último esfuerzo para contratar al extremo brasileño, cuya llegada por una cifra récord obligará a la entidad culé a vender en este mercado de invierno al menos a dos futbolistas, con Arda Turan, Denis Suárez, André Gomes y Deulofeu entre los candidatos.

Coutinho sólo podrá jugar esta temporada con el Barcelona la Liga y la Copa, ya que al haber disputado con el Liverpool la Liga de Campeones no podrá defender la camiseta azulgrana en la presente edición de la máxima competición europea. Sin embargo, el brasileño de 25 años firmará un contrato con el Barcelona por lo que resta de campaña y cinco más, hasta 2023, y su cláusula de rescisión será de 400 millones de euros. Coutinho, que puede jugar en varias posiciones, llega al Barcelona para ser titular y reforzará a un equipo que tras la dolorosa marcha de Neymar decidió lanzarse a por el francés Dembélé (145 millones de euros, de los cuales 105 son fijos) y a por el extremo brasileño por unas cantidades desorbitadas. El ya exjugador del Liverpool pasa a ser por tanto el más costoso de la historia azulgrana. El club inglés aceptó este sábado la última oferta presentada por el Barcelona después de haber rechazado la de 110 millones fijos y 40 en variables por un jugador polivalente y muy ofensivo que a priori llega para ocupar la plaza de Andrés Iniesta.

Después de la frustrada negociación entre el Barça y el Liverpool llevada a cabo en verano, el club que preside Josep Maria Bartomeu no ha podido esperar más para fichar a Coutinho, aunque la entidad ‘red’ ha aprovechado muy bien el insistente interés que tenían los culés en reforzarse con el internacional brasileño. El culebrón no podía desembocar más que en un traspaso, que ya fue confirmado incluso la madrugada del 31 de diciembre por Nike, al anunciar por error la venta de camisetas del Barça con el nombre de Coutinho. Tras intensas negociaciones llevadas a cabo este sábado en Inglaterra el Barcelona ya pudo anunciar por fin, al filo de las 20:00 horas, el histórico fichaje de Coutinho. «¡Bienvenido!», se escribió, tras el saludo en portugués, inglés y catalán, en el Twitter oficial del Barça, con un vídeo con la camiseta de Coutinho en el vestuario azulgrana y una fotografía del futbolista ataviado con la indumentaria culé.

Con las conversaciones a punto de culminar con éxito y Coutinho oficialmente lesionado, por lo que tampoco jugó este sábado contra el Everton en la FA Cup, el futbolista ya sólo estaba a la espera de que se hiciese oficial su traspaso, ya que el técnico del Liverpool, Jürgen Klopp, después de negarse en verano a vender al brasileño, ya lo había dado por perdido para el mes de enero. «Todo lo que pueda decir ya no va a servir. Nada de lo que pueda decir me ayudará a mí, a Coutinho o al Liverpool. Estamos en mercado abierto; eso es todo», reconoció el viernes el entrenador alemán, que ya sabía que Coutinho no quería jugar más en el Liverpool porque tenía ya la mente en Barcelona y en el actual líder de la Liga, que con su incorporación debe dar un salto de calidad, además de ser un importante recambio para Iniesta, que cumplirá 34 años en mayo.

Al superar una oferta finalmente satisfactoria para el Liverpool, el Barcelona ha conseguido fraccionar los pagos de la supermillonaria operación, para que el fichaje del extremo, interior e incluso mediapunta pueda ir amortizándose en el tiempo. Una vez conseguido su objetivo de poder embolsarse hasta 160 millones por Coutinho, el Liverpool ha accedido a esa pretensión del Barcelona de pagar el fichaje a plazos. Los variables, individuales y colectivos, serán a priori fáciles de lograr, en función de los títulos que espera conquistar el Barça, que este curso sigue inmerso en la lucha por las tres competiciones y es el principal favorito a adjudicarse la Liga, en la que Coutinho podría debutar el domingo día 14, en Anoeta, contra la Real Sociedad. Sin embargo, para su estreno en la Champions habrá que esperar a la próxima campaña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos