LIGA PRIMERA

El desencuentro sobre la cláusula acerca a Kepa al Real Madrid

El desencuentro sobre la cláusula acerca a Kepa al Real Madrid

El Athletic plantea un blindaje que espante pretendientes, pero el portero reclama uno de 30 millones

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO BILBAO.

Las diferencias entre el Athletic y Kepa Arrizabalaga (Ondarroa, cumplió 23 años el 3 de octubre) dificultan seriamente la continuidad del portero en el club. Después de once meses de conversaciones, la junta directiva constata que las posturas se mantienen muy alejadas. Aunque ninguna de las dos partes se ha retirado de la mesa y las vías de contactos se mantienen abiertas, el pesimismo sobre la posibilidad de renovar al considerado mejor portero joven de España se extiende entre los dirigentes del club. En Ibaigane comienzan a valorar como una posibilidad muy real que abandone el equipo.

Josu Urrutia se ha encontrado con un interlocutor que ha dado una importancia central en las negociaciones a la cláusula de rescisión, la única manera de irse del club, según la estricta doctrina del presidente. El ondarrutarra mantiene que es indispensable que el blindaje sea 'de mercado'. Es decir, que si un día se quiere ir, esté al alcance de quien le pretenda.

Las fuentes consultadas por este periódico mantienen que la cláusula que demanda el portero es de 30 millones de euros y que se ha empeñado en no bajar de ahí. El Madrid podría hacer frente a ella con tranquilidad.

Urrutia ha advertido a su junta que no dará el paso de firmarle un blindaje de 30 millones. Sería un golpe tremendo para la causa rojiblanca. ¿Cuánto tiempo pasaría hasta que el próximo jugador en renovar le demande una cláusula al alcance de clubes poderosos? El presidente cree que muy poco. No quiere sentar ese precedente, que considera de altísimo riesgo para el club y que arruinaría su pretensión de mantener a sus jóvenes talentos.

El problema es que esta diferencia amenaza con una consecuencia, que no haya acuerdo. El Athletic planteó un blindaje de 90 millones, que se elevaba a 100 en el último tramo del contrato. Lo bajó a 80 y, según algunas fuentes, ha aceptado una nueva rebaja.

Hay cercanía en la ficha a cobrar por el jugador. El club planteó al portero 2,2 millones netos por campaña y, al parecer, está dispuesto a subir hasta los 3. El portero daría por buena una ficha en este entorno siempre que la cláusula se quede en los 30 millones.

El Athletic tiene cada vez más razones para temer que el Madrid se lleve al portero. El nivel de la amenaza blanca se eleva. Florentino Pérez quiere que Kepa sea su nuevo Casillas. Pese a sus inexistentes relaciones con Urrutia, el constructor no quiere llevarse al portero gratis. Hacerlo sería considerado una declaración de hostilidades.

El jugador podría optar por una salida en enero, una alternativa que ayer ocupó la portada del diario 'Marca'. Eso significaría hacer frente a los 20 millones de cláusula que tiene ahora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos