Diario Vasco

jornada 22

Burgui incendia el descenso

Burgui pugna con El Zhar.
Burgui pugna con El Zhar. / EFE
  • El extremo del Sporting asistió en el 0-1 y marcó el 0-2, y deja a cuatro equipos en cuatro puntos por la permanencia

El Leganés y el Sporting se ven las caras en el estadio de Butarque en un duelo de vital importancia en la lucha por lograr la permanencia y seguir un año más en la máxima categoría del fútbol español.

Pese a que acaba de comenzar la segunda vuelta un triunfo de los locales les permitiría aventajar en ocho puntos a su rival mientras que si ganaran los visitantes, esa distancia se vería reducida a tan solo dos.

Los precedentes de momento no pueden ser más favorables para los asturianos, que han ganado en sus últimas cinco visitas a la localidad madrileña anotando nueve goles y encajando solo uno. También el balance global resulta satisfactorio para sus intereses ya que de los quince duelos previos únicamente cayeron en uno.

Sin embargo los blanquiazules no quieren mirar atrás y se centran en el presente para volver a dar una satisfacción a sus seguidores, que solo han visto al anfitrión vencer una vez en casa lo que va de curso. La cita lo merece y el estadio estará lleno.

Por lo que respecta al estado de la plantilla, ya son conocidas las bajas para toda la temporada de Jon Ander Serantes y Rober Ibáñez. Además también deberán pasar tiempo en la enfermería Mamadou Koné y David Timor.

Vuelve en cambio el brasileño Gabriel, ausente en el Vicente Calderón por acumulación de amonestaciones. Además hay dudas de si entrará en la convocatoria el canario Omar Ramos, que recientemente ha vuelto a entrenar con el grupo tras superar sus problemas físicos.

El Sporting se juega buena parte de sus opciones de seguir aspirando a luchar por evitar el descenso en un partido en el que el entrenador rojiblanco Joan Francesc Ferrer, Rubi, podría alinear a los tres refuerzos del mercado de invierno ya desde el inicio.

Desde su llegada Rubi ha preparado los partidos a puerta cerrada, lo que no ha servido para mejorar el rendimiento mostrado por el equipo con Abelardo.

En las sesiones abiertas al público, el técnico dejó entrever que planea cambios en todas las líneas con la posible entrada de Elderson en defensa, de Sergio Álvarez o Xavi Torres en el centro del campo y Traoré y Burgui en ataque.

El técnico también baraja reforzar el centro del campo al que podrían volver o Sergio Álvarez o Xavi Torres como acompañantes de Mikel Vesga mientras que en la delantera los buenos minutos ofrecidos por Traoré ante el Alavés le abre las puertas de la titularidad en detrimento de Cop.

El técnico reconoció que el partido ante el Leganés "no es definitivo pero perder sería un contratiempo muy grande" y advirtió de que el conjunto madrileño es "muy peligroso a la contra, tiene un buen juego a balón parado, gente de juego directo que puede aguantar y prolongar balones, extremos rápidos y laterales que suben".

Para el entrenador del Sporting, "el Leganés puede pensar que el empate les vale porque mantendría la ventaja", pero recalcó que a su equipo no le sirve porque lo que necesita es "recortar la diferencia para que la gente vuelva a ilusionarse con la posibilidad de lograr la permanencia".

Árbitro: Estrada Fernández (Comité Catalán).

Estadio: Butarque.

Hora: 16.15.

El Sporting de Gijón volvió a meterse de lleno en la lucha por la permanencia al lograr la primera victoria (0-2) de la 'era Rubi' ante un Leganés del que ahora sólo le separan dos puntos en la tabla.

Precedió al choque una intensa lluvia. Quizás por ello o porque el partido era demasiado trascendente como para andarse con florituras, durante los primeros minutos ambos conjuntos se enzarzaron en un combate de balones aéreos que solo trajo consigo rebotes, despejes y escaso peligro.

Pese a ello ofrecía algo más el Sporting ante un Leganés incómodo hasta que hizo un esfuerzo por estirarse y dejarse ver. Ayudó la presencia de Alberto Bueno, en cuyas botas nació un gran centro para Guerrero que el punta cabeceó desviado en la que fue la única ocasión en media hora de juego.

El propio Bueno se acercaría también al gol al filo del descanso, esta vez siendo él quien remató fuera de cabeza una asistencia de Samuel. En el otro área, tan solo alguna entrada aislada por banda y Traoré peleando esféricos sin tregua contra todos los contrarios que se alternaban en su marca. Así se llegó al descanso con la esperanza de que, tras la reanudación, el espectáculo mejorara.

Asumió la responsabilidad de darle otro aire a la contienda el anfitrión. Este aumentó el ritmo, incrementó la presión y decidió bajar más la pelota al verde. El resultado, una mayor profundidad en los ataques y envíos desde el costado a los que solo le faltaba alguien que pusiera la guinda.

Agradeció ese empuje el público, que solo necesitaba un aliciente para venirse arriba y entregarse a la causa. Arreciaron los cánticos, ondearon las bufandas al viento y por momentos se presentó el ambiente propio de las citas importantes.

Fue, sin embargo, efervescente. El ingreso de Burgui volvió a meter al Sporting en el duelo. Su desborde le ofreció otro arma distinta a los asturianos, que comenzaron a creer que llevarse los tres puntos era posible.

Ese acto de confianza se hizo consistente casi de manera repentina. Una acción ensayada en saque de esquina permitió que Canella recibiera al borde del área sin oposición. Golpeó el zaguero a puerta de primeras y lo intrascendente se hizo drama cuando el esférico se coló por debajo de Herrerín.

Gestos de frustración en los jugadores del Leganés, que no terminaban de entender cómo podían ir por debajo. No había más remedio que lanzarse a por el empate y ese esfuerzo ofensivo acarreaba consigo ciertas fisuras.

Una de ellas la aprovechó el inspirado Burgui para cazar un balón en profundidad y poner la directa hacia la portería antes de definir en el mano a mano. Era el delirio, un canto a la vida entre los grandes que el extremo celebró en comunión con los aficionados rojiblancos.

Había motivos para ello. El triunfo sirve de motivación para un Sporting que de paso mantiene su gran racha en el estadio de Butarque, donde encadena seis victorias seguidas y suma siete en ocho visitas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate