Diario Vasco

ambiente

La última cena de derbi en el Calderón

Los aledaños del Calderón antes del derbi.
Los aledaños del Calderón antes del derbi. / EFE
  • «El Cholo es el Mesías y los jugadores y el público sus discípulos», decía una aficionada del Atlético antes de entrar al estadio rojiblanco

50 años después de que Luis Aragonés lograra el primer gol del Vicente Calderón, el estadio rojiblanco ha escrito este 19 de noviembre otra muesca en la historia. Porque hablamos de un derbi madrileño, pero no de uno cualquiera. El último en el Vicente Calderón. Los últimos 90 minutos ligueros en el eterno duelo capitalino entre el Atlético y el Real Madrid se disputan en un ambiente festivo, pero de añoranza y con un toque de nostalgia. El primero de fue en 1967 y esta noche de 2016 se echará el cierre –en la ribera del Manzanares- a una rivalidad eterna que ha vivido sus momentos álgidos en los últimos años con dos finales de Champions incluidas.

Por el Paseo de los Melancólicos arrastrado por la marea rojiblanca, se respiraba un ambiente especial camino del Vicente Calderón. «Un ambiente de última cena», me decía una atlética que llevaba de la mano a sus dos hijos en perfecto estado de revista rojiblanco. Como aquella que hizo Jesucristo con sus doce apóstoles, Simeone se había citado con sus 11 muchachos y el público para rememorar aquella noche en Jerusalén a orillas del Manzanares. «El Cholo es el Mesías y los jugadores y el público sus discípulos», añadía esta aficionada. Y como suele ocurrir cada vez que alguien hace algo por última vez, uno se viste con las mejores galas. Camisetas rojiblancas, bufandas, banderas, pantalones, gorros y, como no podía ser menos en territorio indio, pinturas de guerra en la cara. Todo valía para vivir una noche especial. La afición colchonera acudía a su casa –hasta que llegue la mudanza a La Peineta- esperando encontrarse la mesa bien puesta para una cena por todo lo grande con el mejor invitado posible: el eterno rival… Y con final feliz, claro.

«Es el partido del año para un rojiblanco por lo que significa el Real Madrid. Desde pequeños en el colegio, más grandes en la universidad y ahora en el trabajo…», asegura Marta, abonada del Atlético desde hace más de una década. «Jugar ante el Real Madrid es especial y ganarles, el éxtasis. Y vivir el último derbi en el Calderón tiene un sabor especial». Lo mismo opina Juan Diosdado, abonado rojiblanco desde que tiene uso de razón. «A mi primer derbi vine con mis padres y -echando un vistazo a su derecha a pesar de no haber nadie- con él vengo», dice. «Aquel año ganamos y espero que esta vez se repita, para decir adiós a los derbis en el Calderón con buen sabor de boca».

Los anteriores 65 derbis en el estadio rojiblanco dejaron resultados y anécdotas de todos los colores, goles impresionantes, jugadas inolvidables y jugadores que hicieron romper a llorar de emoción y de tristeza a unos y otros. Pero este siempre estará en el recuerdo a pesar de que se han vivido derbis en el Calderón hasta en cinco competiciones diferentes: Liga, Copa del Rey, Copa de la Liga, Supercopa de España y Champions League. Casi nada. Esta noche será el último. Los últimos 90 minutos de un Atlético-Real Madrid en el Vicente Calderón. La última cena. El último trago. El último derbi en Liga.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate