Granada y Deportivo empatan y siguen en la zona baja

Toral y Bruno Gama pelean por el balón. /
Toral y Bruno Gama pelean por el balón.

Los andaluces fueron incapaces de lograr su primer triunfo y siguen colistas y lejos de la salvación, mientras que los gallegos confirmaron su irregularidad en esta liga

EFEgranada

El Granada buscará mañana su primer triunfo en Liga para acercarse a la zona de permanencia ante el Deportivo de la Coruña, equipo que marca el corte de la salvación y que acude al Nuevo Los Cármenes en busca de una victoria que le permita alejarse del descenso.

El conjunto dirigido por Lucas Alcaraz afronta el choque prácticamente como una final, ya que acumular otra jornada sin ganar supondría un mazazo tremendo para un equipo que sólo ha logrado tres puntos en diez jornadas, que está a seis de la permanencia, y que tras el parón de selecciones tendrá que visitar de forma consecutiva al Valencia y al Celta.

El técnico recupera para el partido al central uruguayo Gastón Silva y al meta croata Ivan Kelava, aunque ninguno será titular, por lo que sólo tiene para el choque la baja por lesión del lateral francés Dimitri Foulquier.

Alcaraz deberá decidir si mantiene la defensa de tres centrales y dos carrileros que tan bien le funcionó en la pasado jornada ante el Barcelona, o recupera su habitual zaga de cuatro jugadores.

El Granada sólo ha recibido un gol en sus dos últimos partidos, el que le costó la derrota en el Nou Camp, aunque no ha marcado ninguno, por lo que las principales dudas de Alcaraz en el once inicial que colocará frente al Deportivo están de mitad de campo hacia arriba.

Isaac Cuenca seguirá siendo el jugador que actúe como defensa por la derecha, mientras que es muy posible que Jon Toral y el nigeriano Uche Agbo repitan como pareja de medio centros tras su buena actuación en el Nou Camp.

El conjunto coruñés lleva tres derrotas consecutivas fuera de casa y en las dos más recientes se llevó dos goleadas, ante el Barcelona (4-0) y el Celta de Vigo (4-1).

Especialmente doloroso fue el resultado que encajó en el derbi gallego, el único partido en el que logró marcar como visitante esta temporada, aunque de nada le sirvió.

Tras haber iniciado su trayectoria a domicilio con dos empates sin goles ante el Betis y el Deportivo Alavés, el Deportivo no ha vuelto a puntuar lejos de Riazor.

Sí sumó en casa el pasado lunes ante el Valencia (1-1), un resultado que le ha permitido recuperar la confianza, aunque no la senda de la victoria, y mantenerse fuera de las posiciones de descenso, pero igualado a puntos con el antepenúltimo.

Ganar al Granada se antoja fundamental para el Deportivo antes del parón del campeonato, tras el que recibirá al Sevilla en Riazor.

Para el partido del Nuevo Los Cármenes, Garitano tendrá que retocar la línea defensiva por la baja del central Raúl Albentosa, que era el único jugador del Deportivo que había disputado todos los minutos de Liga.

Su puesto en el once será para Alejandro Arribas, que formará pareja con el brasileño Sidnei Rechel, y, en principio, no se esperan más novedades en el once tras los cambios que introdujo ante el Valencia, frente al que dejó en el banquillo al portero argentino Germán Lux y dio entrada en el once al polaco Przemyslaw Tyton.

Además de la baja de Albentosa, el técnico deportivista no ha podido contar para el partido con Joselu Mato, que se lesionó el 11 de septiembre y espera estar recuperado para el partido ante el Sevilla, y ha descartado a Laure, Carles Gil y el portero Rubén Martínez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos