Sarabia da un triunfo en Leganés que sabe a gloria

Alexander Szymanowski (d), hace un pase ante el defensa del Sevilla Mariano Ferreira, en Butarque./
Alexander Szymanowski (d), hace un pase ante el defensa del Sevilla Mariano Ferreira, en Butarque.

El Sevilla puso fin en Butarque a su maleficio liguero fuera de casa, donde no ganaba desde hacía más de un año

EFELeganés

El Leganés y el Sevilla se enfrentan en Butarque con la idea de alcanzar pequeños objetivos personales, con los madrileños en busca de su primera victoria como locales en la máxima categoría del fútbol español y los andaluces de un triunfo a domicilio tras más de un año sin hacerlo.

Los blanquiazules, que suman tres victorias en campo ajeno, siguen confiados en darle una alegría a su afición. Las visitas consecutivas a Butarque de Atlético de Madrid, Barcelona y Valencia han dificultado esa misión. Tampoco lo tendrán fácil recibiendo al conjunto de Sampaoli, que suma una victoria, un empate y una derrota en sus tres viajes anteriores a la localidad madrileña.

Hay sin embargo optimismo y buen ambiente. Ayuda una previa cordial marcada por el humor demostrado por el anfitrión a través los carteles lanzados a su afición. En uno de ellos se hacía mención al acierto del secretario técnico rival Ramón Rodríguez 'Monchi' con los fichajes y en otro al error cometido por el presidente José Castro, quien llamó 'Albucarque' al estadio de Butarque.

La fecha será también señalada para un hombre, Salustiano Toribio. A sus 102 años el aficionado más longevo de la entidad realizará el saque de honor y será homenajeado ante una afición que volverá a ofrecer una buena respuesta con un lleno absoluto.

En cuanto a lo deportivo, el Leganés llega sin bajas y con la confianza que da haber preparado el partido con tranquilidad toda vez que solo Medjani y Adrián Marín han tenido que ir convocados con sus selecciones.

Mientras, el Sevilla, a pesar de las dudas iniciales por la llegada de un nuevo técnico, el argentino Jorge Sampaoli, con una idea de fútbol muy diferente a la de su antecesor, Unai Emery, ha empezado bien la temporada, pero su asignatura pendiente sigue siendo su bajo rendimiento fuera, algo que arrastra desde hace casi 17 meses.

Los sevillistas vuelven a afrontar una nueva salida con el reto ya manido de acabar con la maldición que parece perseguirles lejos del Sánchez Pizjuán, pues no vencen como visitantes en liga desde que el 23 de mayo ganaron 2-3 en Málaga, con Emery en el banquillo.

Tercero con 14 puntos y aún invicto en la fase de grupos de la 'Champions', que retomará este martes con la tercera jornada, en el campo del Dinamo Zagreb, el equipo de Sampaoli sólo ha perdido un partido en el campeonato liguero, hace dos jornadas en Bilbao (3-1), y sabe de la urgencia de ganar de una vez por todas a domicilio.

Este 'logro' disiparía muchas dudas que se ciernen aún sobre el nuevo Sevilla, que se fue al parón tras un sufrido triunfo ante el Alavés (2-1) y que en este periodo no ha contado con Sergio Rico y Vitolo (España), Mercado y Kranevitter (Argentina) y Kiyotake (Japón), cinco internacionales que han estado con sus selecciones.

De ellos, seguramente serán titulares el meta Sergio Rico, porque además el italiano Salvatore Sirigu debe cumplir su segundo y último encuentro de sanción tras su expulsión en Bilbao, y el extremo Víctor Machín 'Vitolo', que ha brillado con España y está en un gran momento de forma, mientras que el central argentino Mercado podría dejar su sitio al francés Timothée Kolodziejczak.

El centrocampista francés Samir Nasri y el delantero argentino Luciano Vietto se han recuperado de sus dolencias, por lo que estarán en el once junto con los galos Steven N'Zonzi en el medio campo y en punta Wissam Ben Yedder, autor de los tres últimos goles de su equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos