Diario Vasco

VIOLENCIa

La Liga denuncia los gritos de «puto vasco el que no bote» en La Rosaleda

El malaguista Roberto Rosales (d) y Mikel Balenziaga.
El malaguista Roberto Rosales (d) y Mikel Balenziaga. / EFE
  • Las ofensas, que comenzaron tras la expulsión de Balenziaga, se repitieron en el minuto 88, "por parte de unos 1.000 aficionados locales"

La Liga de Fútbol Profesional (LaLiga) ha decidido denunciar ante la Comisión Antiviolencia y el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (FEF) los gritos de "puto vasco el que no bote" proferidos el pasado domingo desde uno de los fondos del estadio de La Rosaleda durante el partido entre el Málaga y el Athletic.

Las ofensas comenzaron tras la expulsión de Balenziaga, en el minuto 36, cuando, tal y como reconoce LaLiga, "unos 350 aficionados locales, ubicados en la grada de fondo, donde se ubica la grada de animación del Málaga, cantaron de forma coral y coordinada, durante aproximadamente 10 segundos", los gritos de "puto vasco el que no bote".

En el minuto 88, según refleja la patronal de clubes, "y tras una falta realizada por un jugador visitante, unos 1.000 aficionados locales", ubicados en la grada de fondo (y en los mismos sectores), cantaron de nuevo de forma coral y coordinadamente los gritos contra los aficionados del Athletic. La Liga subraya que en el minuto 40 el Málaga emitió por megafonía, "y en dos ocasiones, un mensaje contra la violencia, recordando que no se ha de insultar y que los insultos juegan en contra del club".

LaLiga también ha acordado denunciar los gritos de "puta Gijón, puta Gijón, puta el Sporting de Gijón, puta el equipo, puta aldea, y la más puta la afición", proferidos durante el partido contra el Deportivo disputado el pasado sábado en Riazor. Dichos gritos fueron entonados "por unos 700 aficionados locales ubicados en el fondo Maratón inferior, tras las pancartas con los lemas 'Riazor Blues y Old Faces'", según subraya LaLiga.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate