Europa League

El Athletic no quiere sustos

Ziganda se dirige ayer en presencia de toda la plantilla a Aritz Aduriz.
Ziganda se dirige ayer en presencia de toda la plantilla a Aritz Aduriz. / L.A. GÓMEZ

Defiende el 2-3 logrado en el partido de ida, en un encuentro en el que vuelve Aduriz y De Marcos es baja. Los rojiblancos buscan hoy sellar su pase a la fase de grupos ante el Panathinaikos

ROBERT BASICBILBAO.

Efectivamente, más del medio billete está en el bolsillo y ahora hace falta sacarlo entero. El Athletic salió con vida de Atenas gracias a seis minutos de locura anotadora y hoy debe rematar la faena ante un Panathinaikos prácticamente desahuciado y que viene a San Mamés en busca de un milagro. Para que no lo encuentre, los hombres de José Ángel Ziganda no pueden despistarse ni un segundo ante un rival sin nada que perder y que intentará golpear primero con el objetivo de crear dudas en las filas rojiblancas. La ventaja que se trajo el equipo de Grecia es importante y hay que gestionarla con responsabilidad y buen fútbol, la mejor medicina contra el dolor de cabeza. Nadie en el vestuario contempla la posibilidad de un resbalón y de ahí que todo el mundo esté con las orejas tiesas y apegado al recuerdo del Apostolos Nikolaidis, que martillea en sus sienes en modo de alerta. La fase de grupos está a la vuelta de la esquina y toca doblarla para luego pensar con calma en la Liga e irse al parón con una sonrisa.

Al Athletic le separa hora y media de fútbol del sorteo que se celebrará mañana en el Fórum Grimaldi (Mónaco). Estar en la fase de grupos de la Europa League equivale al montaje del campo base en un ochomil que el equipo observa y sueña con conquistar. «Nos genera una ilusión terrible», recordó a principios de mes Aritz Aduriz, quien prendió la mecha de la ambición continental hace tiempo y fue el primero en verbalizar el deseo del vestuario de pelear por el título. El Panathinaikos es el último obstáculo en el camino hacia la liguilla y debe ser salvado con solvencia por los rojiblancos, que tienen la obligación de imponer su jerarquía ante los atenienses -no habrá seguidores suyos en las gradas- y regalar una gran noche a su afición en plena Aste Nagusia. Confianzas, las justas, pero toda la convicción del mundo en lograr un pase que alimentaría la confianza del equipo y lo haría crecer.

Hoy
Ida
18:00
AEK Larnaca - Viktoria Plzen 1-3
18:45
Dinamo Kiev - Marítimo 0-0
19:00
Zenit - Utrecht 0-1
19:00
Salzburgo - Viitorul 3-1
19:00
Östersund - Paok Salonika 1-3
19:00
Maccabi Tel-Aviv - Altach 1-0
19.00
Olexandriya - BATE 1-1
19:30
Fenerbahçe - Vardar 0-2
19:30
Suduva - Ludogorest 0-2
20:00
AEK - Brujas 0-0
20:00
Skënderbeu - Dinamo Zagreb 1-1
20:00
Midtjylland - Apollon 2-3
20:00
Videoton - Partizan 0-0
20:45
Athletic - Panathinaikos 3-2
20:45
Shkëndija - Milan 0-6
20:45
Rosenborg - Ajax 1-0
20:45
Marsella - Domzale 1-1
20:45
Braga - Hafnarfjördur 2-1
21:00
Estrella Roja - Krasnodar 2-3
21:05
Austria Viena - Osijek 2-1
21:05
Hadjuk Split - Everton 0-2

Vuelta de Aduriz

Los futbolistas del Athletic ya saben a quién se enfrentan y qué es lo que tienen que hacer para no sufrir cuadros de ansiedad como los experimentados en Atenas. A su favor juega el 2-3 de la ida, sentirse poderosos en San Mamés y, sobre todo, el convencimiento de que están muy por encima de los helenos, un conjunto cogido con pinzas y muy justito en recursos a la hora de competir con cierta solvencia en el tablero europeo. Ahora bien, los argumentos hay que ponerlos en el campo y sofocar cuanto antes cualquier amago de rebelión. El PAO hizo dos goles en el Apostolos Nikolaidis y tuvo contra las cuerdas a los bilbaínos, que supieron dar un paso adelante, tirar de orgullo a falta de otros argumentos y remontar con tres goles en un abrir y cerrar de ojos. Ahora corresponde sellar la clasificación con una victoria solvente y centrarse en la Liga, donde aguarda un incómodo Eibar que viene de ganar en La Rosaleda.

Ziganda introducirá cambios en el once con la idea de oxigenar el bloque y repartir esfuerzos en un calendario apretado. Herrerín volverá a ponerse bajo los palos y Aduriz recuperará su sitio en la punta de ataque, mientras que Lekue se postula como el recambio del lesionado De Marcos. Alguna pieza más ajustará el navarro, quien no se fía del Panathinaikos.

Fotos

Vídeos