LIGA EUROPA

El Athletic se la juega en Ucrania y necesita un empate

Ziganda recoge ayer un balón en el estadio de Lviv. / IGNACIO PÉREZ
Ziganda recoge ayer un balón en el estadio de Lviv. / IGNACIO PÉREZ

Vardar y Ronsenborg se enfrentan entre sí y se despiden hoy de la competición

M. ARTAZU SAN SEBASTIÁN.

Con la lucha por el primer puesto del grupo en el partido de hoy en Anoeta, el choque que enfrenta al Vardar contra el Rosenborg carece de interés en la clasificación, puesto que los dos equipos dirán hoy adiós a la competición cuando el árbitro pite el final del partido.

Donde está todo por decidir es en el grupo J, en el que se encuentra enclavado el Athletic y donde está todo por decidir. El conjunto de Ziganda se juega hoy (21.05 horas) su continuidad en la Liga Europa en una última jornada de la Fase de Grupos en Ucrania en la que al equipo bilbaíno le vale el empate ante un Zorya Luhansk que necesita ganar para alcanzar los dieciseisavos de final. El Athletic podría ser campeón si gana mañana y el Östersund sueco, ya clasificado, no se impone en Berlín a un Hertha que ya está eliminado.

El de Ucrania será un choque a vida o muerte en la competición en medio del frío que azota en esta época del año Lviv, ciudad a 1.365 kilómetros de Luhansk y donde se disputa el encuentro debido al conflicto bélico que se vive al este del país eslavo.

Los de José Ángel Ziganda llegan a este encuentro todavía con la desazón de haber sido eliminados de la Copa del Rey hace una semana en San Mamés por un rival de Segunda B, el Formentera. Pero también animados por ser capaces tres días después de competir y arrancarle un punto al todopoderoso Real Madrid, también en La Catedral.

El Zorya, no obstante, es uno de los protagonistas principales del crudo relato que está escribiendo el Athletic en este curso 2017-2018, ya que el conjunto ucraniano le dio uno de los grandes disgustos en lo que va de temporada, el primero en Europa. Fue el 0-1 de la primera vuelta en La Catedral, un choque en el que el equipo vasco, aún sin hacer un buen partido, perdonó la goleada a un rival que marcó en el ecuador de la primera mitad y luego ya casi ni se acercó a la meta de Iago Herrerín.

Entró casi en pánico con esa derrota el Athletic, vapuleado en el siguiente partido en Suecia en el juego frente al Östersund pero capaz de hacer frente a la continua amenaza de temprana eliminación.

Así, un empate al final en campo escandinavo y dos agónicas victorias en San Mamés frente al Östersund y el Hertha Berlín le han permitido llegar vivo y hasta con la ventaja de que le vale el empate a la última jornada en Ucrania.

Para un choque de esa trascendencia, y con el plantel descansado cinco días después de hacer frente al Real Madrid, se espera que Cuco repita con el bloque titular. Aunque con la recuperación de Aymeric Laporte, ausente ante los blancos por sanción, y la baja de Ander Iturraspe, que sufrió una lesión muscular.

La de Iturraspe se suma a las también importantes bajas de los lesionados de larga duración Yeray Álvarez, Iker Muniain y Beñat Etxebarria, todos ellos titulares indiscutibles.

Mientras tanto, Villarreal y Maccabi cierran el Grupo A de la Liga Europa en La Cerámica con un partido intrascendente y sin nada en juego, pues el equipo local tiene garantizada la primera posición y el conjunto israelí es último sin opciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos