Un gol de Blanco completa la semana más negra del Celta

Blanco celebra su gol ante el Celta. /
Blanco celebra su gol ante el Celta.

El conjunto de Berizzo fue superior y dispuso de las mejores ocasiones pero perdonó y lo terminó pagando caro

DANIEL PANERO

Regresa el Celta de Vigo a la competición de la que quiere ser nuevo rey español. Lo hará en los dieciseisavos de final ante uno de sus campeones, el Shakhtar Donetsk. El equipo ucraniano, inverso en una gran problemática extradeportiva por los problemas internos del país, ha quedado diezmado en el último lustro por las bajas de notables estrellas que tenía antaño. Pese a ello, sigue siendo un rival duro y complicado el que tendrá que superar el equipo vigués, de querer estar presente una vez más en los octavos de final. En la campaña 2006-07, los gallegos llegaron a estar en los octavos, mientras que su mayor fortuna en esta competición ahora denominada Europa League fue alcanzar los cuartos durante tres temporadas consecutivas entre 1999 y 2001. Un hito que esperan los componentes de la plantilla volver a repetir.

Porque es ilusión lo que se respira en el cuadro celeste en lo que al torneo se refiere. Desde la directiva hasta el último jugador incorporado a la dinámica española. Su portavoz en el vestuario, Berizzo, sabe muy bien cómo referirse a este tema. «Sabemos que no será fácil, pero tenemos las ideas muy claras de lo que hay hacer y cómo afrontarlo», aseveró el técnico italoargentino, dejando claro que no primará la Liga sobre la Europa League. Para él las dos competiciones son muy importantes, toda vez que ya ha alcanzado este año las semifinales de un torneo del KO. En la Copa del Rey quedó apeado por el Alavés a las puertas de la gloria tras eliminar al Real Madrid. Recuerdan por ello en el plantel vigués que pueden ser capaces de conquistar nuevas metas en la segunda competición continental.

El equipo que ha montado el equipo técnico alrededor de figuras claves como Iago Aspas hacen valedor de una oportunidad para soñar a sus seguidores, que volverán a Balaídos. Creen en Vigo que la mala fortuna en la Copa es sinónimo de buena suerte en la otra ronda que les queda. Será un hueso duro de roer el Shaktar Donetsk con hombres en la delantera que llegan en buena racha tanto en Europa como en la liga local ucraniana. Le toca al Celta dar un paso al frente. Demostrar que son los nuevos sucesores de anteriores equipos españoles como Atlético de Madrid y Sevilla en la extinta UEFA.

Hace unos días, el alcalde Abel Caballero confirmó, además, que el desperfecto causado por el temporal, que levantó unos 20 metros cuadrados de planchas de la cubierta de la grada de Río, ya está reparado, por lo que el partido se disputará con normalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos