Fútbol

Liga Campeones

Jornada 6

El Liverpool echa un cable al Sevilla

El delantero del Sevilla Ben Yedder. /EFE
El delantero del Sevilla Ben Yedder. / EFE

Los andaluces lograron un empate ante el débil Maribor, pero ofrecieron una pésima imagen y dejaron muchas dudas pese a su clasificación para octavos

LUIS F. GAGO

Empató el Sevilla en Eslovenia, pero se clasificó como segundo para los octavos de final de la Champions por la goleada del Liverpool al Spartak de Moscú (7-0). Fue una mala imagen de un equipo que saltó en principio al césped esloveno con las ideas claras. De ahí que Banega y Correa fueran los encargados de jugar por dentro para intentar desmantelar la férrea defensa del Maribor, con sus hombres muy juntos y esperando al contragolpe para dar la sorpresa. Sabían los balcánicos que estaban ya eliminados, con tan sólo dos puntos en la clasificación, pero querían dar una última alegría a su afición antes de despedirse por esta temporada de manera definitiva de Europa. Lo lograron durante la primera mitad, porque a los diez minutos Tavares adelantó a los suyos con un cabezazo solo en el área pequeña.

La permisividad de la floja defensa sevillista pudo llevar a una derrota que hubiera podido significar la eliminación. Por suerte para los hispalenses, los 'reds' tardaron 20 minutos en liquidar su duelo frente a los moscovitas con tres tantos que daban a los británicos el primer puesto y condenaban a los sevillistas al segundo. Aunque, visto el inicio aterrador del choque de los sevillanos, era una suerte inesperada, porque también esa goleada significaba la clasificación automática de los de Nervión para la siguiente ronda por segundo año consecutivo.

Con esa falta de tensión, el Sevilla continuó sin dar señales de vida por Maribor. Nadie de los once que integraban el equipo parecía tomarse el partido con la seriedad que la Champions otorga y aquello era más un amistoso de verano. Incluso el equipo local tuvo hasta tres ocasiones claras antes del descanso para ampliar la ventaja. Una sorpresa inesperada del rival más débil del grupo ante un Sevilla desconocido, falto de ideas y sin interés alguno por lograr una victoria para cerrar la liguilla.

1 Maribor

Handanovic, Milec, Suler, Billong, Viler, Vrhovec, Pihler (Vrsic, min. 80), Khaba, Bajde, Bohar (Hotic, min. 90) y Tavares.

1 Sevilla

Sergio Rico, Mercado (Navas, min. 69), Kjaer, Lenglet, Escudero, Pizarro, Krohn-Dehli (Ganso, min. 59), Banega, Sarabia, Correa y Ben Yedder (Muriel, min. 76).

GOLES
1-0, min. 10: Tavares; 1-1, min. 32: Ganso.
ÁRBITRO
Ovidiu Hategan (Rumanía). Tarjetas amarillas a Pihler, Bohar y Milev.
Incidencias
Partido correspondiente a la sexta y última jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Ljudski de Maribor.

Para la segunda vuelta el técnico sustituto de Berizzo, Marcucci, dio algunos toques tácticos y salió a relucir otro Sevilla, distinto, más apasionado e interesado en hacer un buen papel para cerrar el primer ciclo de la Liga de Campeones. Con las noticias de la lluvia de goles que llegaban desde Anfield, los sevillistas ganaron en intensidad y encerraron al Maribor durante la parte final del encuentro. La reacción hispalense llegó tras la entrada de Ganso, que dio aire fresco a sus compañeros. Con sus característicos problemas con el último pase, a pesar de tener en el campo a Banega y el brasileño, no era el día de los españoles. Se toparon una y otra vez con una gran estrategia defensiva del Maribor, que se sentía extramotivado con el aliento de su afición.

Lo único positivo al final fue la entrada de Navas, que disputó su partido número 414 e igualó a Juan Arza como jugador sevillista con más encuentros. Sólo está a uno de Pablo Blanco para comenzar a ser leyenda dentro de la entidad. Fue Ganso el que logró el empate en el único error en todo el partido de Handanovic, que evitaba una dulce derrota. El Sevilla ofreció una pésima imagen pero al menos regresa a la capital andaluza con la clasificación bajo el brazo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos