Jornada 6

El Atlético pretende coger impulso en la Liga Europa

El capitán del Atlético Gabi pelea por un balón con Kante. /EFE
El capitán del Atlético Gabi pelea por un balón con Kante. / EFE

El equipo rojiblanco conquistó el título en 2010 rebotado de la Champions, y repitió en 2012, para ganar también dos Supercopas

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

«A día de hoy te diría que es una mierda, pero la Europa League me ha dado mucho, y si nos toca jugarla, iremos a ganarla», espetó Gabi la noche del pasado 31 de octubre. El capitán rojiblanco no ocultó entonces su frustración por el empate del Atlético en el Wanda Metropolitano ante el Qarabag (1-1), en una antepenúltima jornada de la fase de grupos en la Champions que ya presagiaba que los rojiblancos iban a ser relegados a la segunda competición continental. Al igual que le ocurrió en 2010, el Atlético de Madrid ha quedado tercero de grupo -entonces también por detrás del Chelsea, y del Oporto- y le espera la Liga Europa, a partir del 15 de febrero, ya con Diego Costa y Vitolo en el equipo. Su rival en dieciseisavos de final lo conocerá el lunes, al igual que la Real Sociedad, el Villarreal y se espera que también el Athletic si este jueves cumple los pronósticos ante el Zorya en terreno ucraniano.

Conquistó el Atlético la Liga Europa de 2010 rebotado de la Champions y en esta ocasión confía en que, pese a la enorme decepción que ha supuesto caer de nuevo a las primeras de cambio, el paso al segundo torneo sirva de nuevo para coger impulso, relanzados los colchoneros por su presencia en una competición que también ganó en 2012, en aquella ocasión participando desde el principio, y después de superar dos eliminatorias previas. Entonces tuvo que jugar 19 partidos en el continente para adjudicarse la Europa League en la final ante el Athletic (3-0) en Bucarest.

Al proceder de la Champions ahora le quedan, como ocurrió en 2010, ocho partidos para alcanzar la final y aspirar al título que se decidirá el 16 de mayo en Lyon. «Vamos a competir en Liga, Copa y Europa League, y nos vamos a motivar con la camiseta del Atlético, no con el título de una competición. Esto nos abre un nuevo desafío e ilusión para seguir trabajando», aseguró Diego Pablo Simeone la noche del martes tras certificarse la dolorosa despedida de la élite continental. Su primer título en la Liga Europa ganado hace siete años en la final al Fulham (2-1) permitió al Atlético disputar por primera vez la Supercopa, y también ganarla, al derrotar al Inter (2-0). Repitieron los colchoneros en la Supercopa de 2012 (4-1 al Chelsea), y ahora se les presenta una nueva oportunidad para soñar con otros dos trofeos continentales.

También José Mourinho menospreció la Europa League en 2013, cuando su antecesor en el banquillo del Chelsea, Rafa Benítez, llevó al equipo inglés a adjudicarse el segundo torneo continental. «No quiero ganar la Europa League. Si ganamos esta competición sería una gran decepción. No me apetece acabar ahí. Siento que la Europa League no es una competición para mis jugadores», dijo hace cuatro años el técnico portugués. La pasada temporada su Manchester United también fue relegado de la Champions a la Europa League y acabó ganándola. Entonces, antes de enfrentarse al Celta en las semifinales, apuntó: «Ganar la Europa League sería todo un acontecimiento. El Manchester United no tiene este trofeo y sería un éxito total decir que tiene todos los títulos posibles que se pueden conseguir. La Europa League se ha convertido en un trofeo importante para nosotros». De llorar por el adiós en la Champions a la posibilidad de celebrar otro título al Atlético le quedan cinco meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos