Fútbol

Larrea pone «la mano en el fuego» por Villar

Juan Luis Larrea, en una imagen de archivo. / MICHELENA

El presidente de la Federación Guipuzcoana y tesorero de la Española desconoce si la trama puede implicarle a él

DV SAN SEBASTIÁN.

El presidente de la Federación Guipuzcoana de Fútbol y tesorero de la Española, Juan Luis Larrea, no escondió ayer su sorpresa tras conocer los acontecimientos que han sacudido el fútbol estatal. «Me he enterado esta mañana (por ayer) cuando estaba dando un paseo y he intentado ponerme en contacto con la Federación, pero no he podido. Lo único que sé es que ha habido una detención en la casa de Villar», señalaba el máximo dirigente del fútbol en Gipuzkoa.

Larrea reconoció que el de ayer fue un «día jodido» y que «sigo poniendo la mano en el fuego por Villar». El donostiarra lleva 28 años en el cargo de tesorero de la Federación y no ha dejado de acompañar a la selección en las diferentes competiciones internacionales en las que ha tomado parte: Eurocopa, Mundial, Copa Confederaciones... «¿Si me puede implicar a mí? No lo sé», confesó, antes de añadir que «no creo que tenga mucha implicación económica».

La noticia le cogió en San Sebastián, aunque hoy tenía previsto viajar a Madrid para asistir a una serie de reuniones del órgano federativo. Sin embargo, la Federación Española anunció a través de una nota informativa a media tarde que «las reuniones de los órganos señaladas para los días 19, 20 y 21 de julio de 2017 quedan aplazadas hasta nueva fecha». El guipuzcoano también iba a participar en la Asamblea General de mañana en la que se daba a conocer el nuevo calendario de la Liga para la próxima temporada. «Yo me encargo de firmar documentos en la Federación y estaré en todo esto si dios quiere. No tengo ni idea de más», avisaba Larrea antes de conocerse el aplazamiento de la Asamblea.

«Una persona noble y limpia»

Por otro lado, el presidente de la Federación Vasca de Fútbol, Luis Mari Elustondo, regresaba ayer a Bilbao de hacer una gestiones personales en Vitoria cuando escuchó la noticia en la radio. «Casi pego un frenazo», admitió. «No esperaba esto, pero hay que esperar y ver por dónde discurren los acontecimientos», manifestó. No tenía más argumentos porque, como le ocurrió a Larrea, de las llamadas que había realizado ninguna había tenido respuesta. «La federación está tomada por la UCO -Unidad Central Operativa de la Policía Judicial de la Guardia Civil-», destacó.

Pero su opinión sobre Ángel María Villar, tras ser vocal de la junta directiva durante los últimos años, no puede ser más que «la de una persona noble y limpia». «Desconozco las pruebas que hay y lo que se está investigando, pero tengo que hablar bien de él. Siempre que está por Euskadi no deja de llamarte y se preocupa por la federaciones», afirmó. A su hijo Gorka no le conoce. «Tan solo he coincidido con él en un par de ocasiones en alguna reunión », concluyó el presidente de la federación vizcaína.

Fotos

Vídeos