Fútbol

El entrenador del Arandina: «Un fallo así te condena para siempre»

Diego Rojas, entrenador de la Arandina, durante un encuentro de Tercera División/JULIO CALVO/ARANDINA CF
Diego Rojas, entrenador de la Arandina, durante un encuentro de Tercera División / JULIO CALVO/ARANDINA CF

El entrenador de la Arandina aún no se cree lo sucedido, pero condena enérgicamente cualquier agresión sexual. «No te entra en la cabeza que se pueda actuar así», apunta

ISMAEL DEL ÁLAMO

Es un hombre de fútbol y está viviendo un gran reto profesional en la Arandina, pero se ha encontrado con una desagradable sorpresa. Hace algo más 72 horas, tres de sus ya exjugadores eran acusados de agredir sexualmente a una menor. Aún con el jarro de agua fría, Diego Rojas, entrenador de la Arandina, se sincera con BURGOSconecta después de que su club haya emitido un comunicado anunciado la expulsión de ‘Viti’, ‘Lucho’ y Calvo, los tres jugadores que ya están en prisión provisional.

Rojas asegura que aún no se cree lo ocurrido. «No me lo creo, pero una cosa es lo que yo crea y otra cosa es lo que puede ser. A mí me dices que estos chicos han hecho lo que se les acusa y sigo sin creérmelo. Que hayan podido estar con alguien puede ser, pero de ahí a haberla forzado, a mí me parecen palabras mayores. No obstante, si han hecho algo tienen que ser consecuentes. En la vida todos hemos cometido fallos, unos mayores y otros menores, pero un fallo así está claro que te condena para siempre», asevera el técnico.

«Hay que analizar de dónde viene todo porque lo que no es normal es que esto suceda. Me parece indignante y asqueroso» DIEGO ROJAS

Asimismo, Rojas añade, a tenor de los numeros casos que se están sobre abusos sexuales: «No te entra en la cabeza que se pueda actuar así, pero cada uno tenemos que tener el control sobre nosotros mismos y sobre lo que educamos en el día a día. Si hubiera un caso al año, ya de por sí sería gravísimo. Lo que hay que analizar es de dónde viene todo porque lo que no es normal es que esto suceda. Me parece indignante y asqueroso», sentencia.

Todo, en una situación que afecta directamente a los compañeros del equipo y al propio club. No en vano, Rojas reconoce que se trata de «una situación complicada, porque al final los chicos son compañeros… llevan desde julio con ellos, con mayor o menor vinculo, pero son un vestuario, una pequeña familia, es así... duro».

Por ello, Rojas agradece el compromiso de sus jugadores, a pesar de lo ocurrido, porque «abstraerse de esto es imposible. Sólo puedo agradecerles que estos tres días han tenido un nivel de entrenamiento muy bueno para la situación en la que estamos. Los jugadores han visto fotos muy duras, sabiendo que hace unos días eran un compañero más y ahora se encuentran en prisión».

Por otro lado, al preguntar a Rojas si notó algo extraño en los tres implicados, sabiendo que los hechos ocurrieron hace diez días y que Calvo, ‘Viti’ y ‘Lucho’ han mantenido su rutina de trabajo, incluso, con un partido oficial de por medio, el entrenador asegura que ellos «han entrenado igual, actuado igual… No he visto nada extraño».

Además, Rojas afirma que tenía buena relación con estos jugadores y que estaban comprometidos con su disciplina. «‘Viti’ venía de jugar conmigo en el Villaralbo y este año estaba asumiendo un rol más secundario. Calvo era una apuesta del club y aún no estaba entrando de manera habitual. Y ‘Lucho’ venía de hacer un gran partido contra el Salmantino», narra Rojas, que sigue sin dar crédito a lo estos jugadores pueden haber cometido.

Así las cosas, el técnico pide respeto para el club, que está inmerso en una situación muy desagradable sin tener culpa de ello. No en vano, Rojas se pregunta, «qué culpa tiene el club de todo esto. Los jugadores tienen una vida y en su vida cada uno puede actuar mejor o peor. El club ha apartado a los jugadores y ha seguido unas directrices muy lógicas desde mi punto de vista», sentencia.

Ahora sólo queda que la Arandina CF recupere la normalidad, centre todos sus esfuerzos en materia deportiva, ya que tiene compromisos complicados para cumplir sus objetivos de optar a la fase de ascenso, y supla a tres jugadores que hace sólo unas horas eran unos jóvenes futbolistas cargados de sueños y hoy se encuentran en prisión para responder de unos hechos que, por desgracia, parece que son más habituales de lo que nadie pudiese creer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos