Fútbol

Asaltan la casa de Emery en París

Preocupación. El robo en el apartamento de Emery se une a las recientes críticas recibidas. / AFP
Preocupación. El robo en el apartamento de Emery se une a las recientes críticas recibidas. / AFP

Los cacos se llevan de la vivienda del hondarribiarra un botín de unos 20.000 euros mientras el PSG eliminaba al Estrasburgo en la Copa

OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Unai Emery tuvo una desagradable resaca la madrugada de ayer, después de que su equipo, el París Saint-Germain, eliminara (2-4) al Estrasburgo en la Copa de la Liga francesa. Mientras el conjunto parisino asaltaba el Stade de la Meinau, los amigos de lo ajeno hicieron lo propio en el domicilio del hondarribiarra en la capital francesa, aprovechando la ausencia del entrenador y de su mujer, que fue quien descubrió el robo. Entre los objetos sustraídos se encuentran un reloj Rolex valorado en unos 7.000 euros, unas camisetas de Neymar, la estrella brasileña de la escuadra parisina, así como documentación sobre los fichajes y salarios del club que preside el jeque catarí Nasser Al-Khelaifi.

El suceso tuvo lugar en el selecto apartamento en el que el matrimonio reside en el distrito 16 de París. Se trata de un tríplex situado en la séptima planta de un edificio al que se accede tras superar dos controles de codificación digital. Además cuenta con un sistema de videovigilancia que la Gendarmería está visionando con el fin de identificar a los autores del robo. Si los cacos tuvieron la habilidad de sortear estas medidas de seguridad, con mayor facilidad aún se colaron en la vivienda de Emery, dado que, al parecer, rompieron la puerta de entrada que carecía de blindaje alguno, según informó ayer el semanario Le Point.

La policía francesa no ha hecho público el contenido del botín, que según la primera estimación recogida por la publicación gala, estaría valorado en unos 20.000 euros.

Entre los objetos sustraídos al matrimonio se incluyen un reloj Rolex por valor de unos 7.000 euros, una pulsera y dos bolsos de Chanel pertenecientes a la mujer, unas camisetas de Neymar, así como una serie de documentos que detallarían el salario que cobra el técnico y las primas recogidas en su contrato, además de información sobre posibles maniobras del PSG en el mercado de fichajes.

Diciembre agitado

El final de año no está siendo todo lo apacible que se podía esperar para Emery, dada la buena marcha de un París-Saint Germain que tras romper el mercado con los fichajes de Neymar (222 millones) y Kylian Mbappé (180) ha firmado el mejor inicio de la historia de la Ligue 1, con 41 puntos en 15 jornadas.

Sin embargo, en el siguiente partido, el pasado día 2, llegó su única derrota (2-1) precisamente en Estrasburgo, su rival en la noche del robo, del que se tomó la revancha al apearle de la Copa de la Liga, uno de los tres títulos que Emery logró la pasada campaña, en su debut en el Parque del los Príncipes.

Tres días después de caer en la liga, volvió a hincar la rodilla. Esta vez fue en la Champions League ante el Bayern de Múnich (3-1). Aunque el PSG acabó como líder de grupo, periódicos como L'Équipe criticaron la gestión desde el banquillo. Y es que al hondarribiarra se le mira con lupa después de que la pasada campaña el Mónaco impidiera el que habría sido el sexto título liguero consecutivo para el PSG y, sobre todo, por su eliminación de la Champions por el Barcelona pese a llegar al Camp Nou con cuatro goles de renta, insuficientes ante el inolvidable 6-1.

Además del robo, Emery ha visto esta semana cómo la suerte emparejaba al PSG con el Real Madrid en la Champions y cómo Neymar ha viajado a Brasil por un «problema familiar» del que el técnico ha debido rendir cuentas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos