Fútbol

Copa

Dieciseisavos de final

El Elche le saca los colores al Atlético

Vietto, desolado durante el choque. /Manuel Lorenzo (Efe)
Vietto, desolado durante el choque. / Manuel Lorenzo (Efe)

Otra noche negra del negado Vietto permitió crecer a los ilicitanos hasta lograr un empate que deja la eliminatoria abierta para el Metropolitano

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

El semblante triste del Cholo Simeone lo explicaba todo. Le costaba asumir que alarmante falta de pegada de Fernando Torres y, sobre todo, de Luciano Vietto, el paradigma de la desconfianza de un delantero negado, le complicasen al Atlético la noche ante un Elche corajudo que pudo ser goleado en la primera parte pero creció hasta rozar el triunfo en la segunda. Fue superior desde que empató, fruto de un penalti cometido por Lucas Hernández en una acción aislada. El empate ante un histórico que ahora sufre en el pozo de la Segunda B supone un resultado un tanto humillante para los colchoneros y una heroicidad para los ilicitanos, que todavía sueñan con poder dar la campanada en el Wanda Metropolitano.

1 Elche

Vallejo, Calero, Golobart, Verdú, Albacar, Iván Sánchez, Manu Sánchez (Samba, min. 69), Diego Benito, Flores (Tekio, min. 76), Lolo Plá (Benja, min. 57) y Sory Kaba.

1 Atlético

Moyá, Vrsaljko, Giménez, Lucas, Sergi, Keidi (Tony Moya, min. 59), Augusto, Thomas (Saúl, min. 59), Gaitán, Fernando Torres y Vietto.

Goles:
0-1: min. 17, Thomas. 1-1: min. 52, Lolo Plá, de penalti.
Árbitro:
Estrada Fernández (Comité Catalán): Mostró amarilla a Verdú, Diego Benito, Golobart
Incidencias:
Partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el Martínez Valero. Homenaje al ilicitano Saúl Ñíguez, acompañado de su familia, en los prolegómenos.

Una pena, en todo caso, que el duelo no se resuelva a partido único por ese empeño de muchos grandes de mantener una absurda ida y vuelta que devalúa el torneo y limita al máximo el factor sorpresa. Y un castigo a los madrileños en un día que debía ser feliz para Fernando Torres, ya que igualó a Luis Aragonés con 368 partidos oficiales. Sin embargo, el 'Sabio de Hortaleza' anotó 172 goles siendo un centrocampista y el ariete fuenlabreño lleva 119.

Más información

Simeone dejó a casi todos los habituales en Madrid -se llevó a Saúl para para que disfrutara del homenaje de su club de cuna- y alistó a todos los suplentes y canteranos que pudo. Dibujó un once interesante en el que el portero Moyá y el añorado mediocentro argentino Augusto Fernández (más de un año lesionado) se estrenaban esta temporada y el lateral zurdo Sergi González debutaba en choque oficial, aunque en pretemporada ya jugó ante el Toluca, el Liverpool y el Leganés.

También el canterano Keidi, de origen albanés, formó parte de un bloque que en el primer tiempo tocó mucho mejor el balón y fue más versátil, rápido y profundo que el de los últimos partidos, sobre todo el de Bakú y el reciente de Balaídos. Es cierto que el Elche concedió dio facilidades, pero los colchoneros dejaron buenas sensaciones en ataque. Organizó bien Thomas Partey, uno de los jugadores con más criterio en el juego a uno o dos toques de la plantilla, profundizaron bien los canteranos por los costados y Gaitán estuvo mucho más vistoso que de costumbre porque jugó más de enganche que pegado a la banda. Hasta que se apagó, recordó el argentino mucho más a ese jugador desequilibrante que fue fichado del Benfica que a ese tipo gris que no aprovecha las oportunidades de que disfruta.

La emoción de Saúl

Sin embargo, hay dos jugadores que siguen sin dar la talla esperada. Vietto erró un carrusel de ocasiones y el 'Niño' no acertó ni en un remate de cabeza que le dejó en bandeja Gaitán. Más que gran parada de Guille Vallejo, fue un testarazo al muñeco. El caso es que dominó bastante pero el Atlético sólo marcó antes del descanso por obra de Thomas, de certero cabezazo picado aunque estaba más solo que la una. El equipo de Vicente Mir fabricó un par de ocasiones por mediación de Lolo Plá, pero Moyá siempre cumple.

Parecía completamente controlada la situación por el poderoso pero la inocencia de Lucas permitió igualar a Lolo Plá antes de marcharse lesionado. Ese gol espoleó a los ilicitanos, que arriesgaron cuanto pudieron y disfrutaron de posesiones mucho más largas en toda la segunda parte. Simeone recurrió al chaval Toni Moya y al ovacionado Saúl mientras a Vietto se le seguía haciendo aún más de noche cuando se acercaba al portero Vallejo. Tanto cambió el panorama que si no es por el portero visitante, el Elche llegaría al Metropolitano en ventaja.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos