Fútbol

Copa

Dieciseisavos | Ida

El Celta aprovecha los errores del Eibar

Gálvez, del Eibar, disputa un balón con Méndez, del Celta. /Juan Herrero (Efe)
Gálvez, del Eibar, disputa un balón con Méndez, del Celta. / Juan Herrero (Efe)

El conjunto de Unzué logra la victoria ante un cuadro armero que lo intentó todo en la segunda mitad pero que tendrá que buscar la remontada en Balaídos

EFE

El Celta se llevó una importante victoria en Ipurua, aprovechando las mismas armas con las que goleó a los guipuzcoanos en Liga, que no parecieron aprender la lección y vieron cómo de nuevo los celestes les volvían a ganar en el juego aéreo para colocar la eliminatoria muy de cara para el conjunto de Juan Carlos Unzué.

El Eibar empezó presionando muy arriba, como le gusta a Mendilibar, tratando de frenar la posible salida fácil del balón del Celta, aunque poco le duró la alegría, ya que para el minuto tres de partido los celestes evidenciaron las vergüenzas defensivas de los armeros con un gol de Cabral tras un serio error de marcaje y falta de intensidad de los locales. Se repetía la historia liguera, con un error en una jugada a balón parado, y los armeros no encontraban situaciones de ataque por ningún lado.

1 Eibar

Riesgo; Rubén Peña. Oliveira, Lombán, Gálvez (Arbilla, min.63), Juncá; Jordán (Inui, min. 72), Rivera, Sarriegi, Bebé(Kike García, min 82), Enrich

2 Celta

Sergio; Hugo Mallo, Cabral, Fontás, Johny; Brais Méndez (Pablo Hernández, min. 72), Radoja, Jozabed (Wass, min63); Hemre, Guidetti (Maxi Gómez, min.78), Andrew Hjulsag

Goles:
0-1, min, 3 Cabral. 1-1, min. 17. Enrich. 1-2, min 43, Guidetti.
Árbitro:
Undiano Mallenco. Amonestó, por el Eibar a Oliveira, Lombán y Sarriegi
Incidencias:
Partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en Ipurua ante 3.432 espectadores.

Además, para el minuto 15, dos de los centrales del Eibar, Lombán y Oliveira, ya habían visto cartulina amarilla, por lo que la situación se ponía aún más fea para los locales.

Pero como la esperanza es lo último que se pierde, y más en el caso un jugador como Enrich, el delantero armero aprovechó un centro de Juncá desde la izquierda paras anotar en la única llegada de los locales hasta ese momento, y la igualada volvía al marcador, lo que alentó a los eibarreses.

Llegaron minutos en los que ambos querían dominar el balón y acercarse al área contraria, aunque no terminaban de encontrar opciones claras. Pero al borde del descanso, otro tremendo error de los centrales armeros permitió a Guidetti volver a adelantar a los celestes en el marcador, para desesperación de un Mendilibar que se veía incapaz de frenar la sangría de goles en contra de los suyos en los últimos partidos, exceptuando el último choque liguero en Ipurua, que terminó con empate sin goles.

Más corazón que cabeza

En los primeros minutos de la reanudación, el Eibar quiso encontrar rápido la portería gallega, aunque lo hacía con más corazón que cabeza, mientras que el Celta no tenía necesidad de arriesgar más de lo necesario y se encontraba cómodo sobre el césped.

Pasado el cuarto de hora de la segunda parte, llegaron los primeros cambios por parte de ambos entrenadores, aunque todo siguió igual. Enrich se convertía en el jugador más incisivo del Eibar, con Juncá colocando peligrosos centros desde la banda izquierda, mientras que en el Celta Hemre era el que más lo intentaba de medio campo para adelante.

Las entradas de Inui y Kike García en el campo otorgaron algo más de mordiente a un Eibar que achuchó en los últimos minutos, con llegadas por bandas y centros al área buscando un empate que incluso pudo merecer, pero los de Unzué estuvieron muy serios en defensa, y se marcharon de Ipurua con una ventaja muy importante de cara al choque de vuelta en Balaídos.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos