Fútbol

Chile descarta jugar con Euskadi en Mendizorroza

La selección, antes del partido frente a Túnez./I. PÉREZ
La selección, antes del partido frente a Túnez. / I. PÉREZ

«No se logró que cumplieran todos los requisitos de nuestra Federación», dice el seleccionador sudamericano

javier ortiz de lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Tal y como se temía, el partido Euskadi-Chile del próximo 25 de mayo en Mendizorroza no se disputará. El seleccionador del combinado sudamericano, Reinaldo Rueda, lo ha descartado. «No se logró que cumplieran todos los requisitos de nuestra Federación, dice su seleccionador.

Este periódico ya adelantó que graves problemas económicos ponían en peligro el duelo y que la Federación Vasca temía un agujero de entre 50.000 y 60.000 euros en un partido con 400.000 euros de presupuesto. Chile pedía 215.000 euros, otros 15.000 para el agente que contratara el partido, gastos de viaje y estancia y que e les pagara un stage de tres o cuatro días en Euskadi.

La Federación Vasca quería rebajar las pretensiones económicas de los chilenos para reducir las pérdidas. Una de las últimas propuestas era que el pago a los sudamericanos dependiera del público que acudiera el partido. Chile, que ya había bajado su caché a los 215.000 euros, dijo no.

La Federación Vasca ha buscado apoyo económico institucional para el partido. El Gobierno vasco pidió a Luis Maria Elustondo, presidente de la Federación Vasca, que le presentará un presupuesto de gastos. Eso sí, le advirtió de que no haría frente a la totalidad de las deudas.

El duelo suponía un enorme riesgo para la Federación Vasca. Necesitaba que sea un éxito tras la descomunal decepción que supuso el partido de diciembre de 2016 ante Túnez en San Mamés. Sólo acudieron 15.000 personas. La Federación y el Gobierno vasco dieron entonces por agotado el modelo del partido anual navideño y comenzaron a analizar otras posibilidades. El Ejecutivo planteó un torneo con cuatro o cinco selecciones, pero la idea no ha cuajado por ahora.

Elustondo se lanzó a por el partido ante Chile. Asumía que jugar en San Mamés sería un nuevo fracaso y apostó por Mendizorroza, un campo de menor aforo (20.000), en el que congregar a 15.000 personas daría sensación de buena entrada.

Varios de sus directivos le advirtieron la pasada semana que no podía sacar adelante un partido que generara deudas. Elustondo ha luchado por el duelo hasta el final, aunque finalmente ha renunciado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos