La Liga denunciará los actos violentos del Pizjuán

La Liga denunciará los actos violentos del Pizjuán

Hará un escrito para Competición y Antiviolencia lo sucedido en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey del pasado 12 de enero.

COLPISAmadrid

La Liga Nacional de Fútbol Profesional anunció que va a denunciar ante el Comité de Competición de la RFEF y a la Comisión Antiviolencia los actos violentos ocurridos durante el partido Sevilla FC - Real Madrid CF correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Copa de SM El Rey que tuvo lugar el pasado 12 de enero. En un comunicado informa que «como cada semana», remitirá «un escrito de denuncia al Comité de Competición de la RFEF y a la Comisión Antiviolencia con aquellos cánticos que se producen en los encuentros de fútbol que inciten a la violencia o tengan un contenido insultante o intolerante. Estos cánticos aparecen recogidos como comportamientos prohibidos y por tanto sancionables, tanto en el Código de Disciplina Deportiva de la RFEF como en la Legislación contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte».

La Liga insiste que «seguirá cada jornada informando a la RFEF sobre los incidentes violentos que se producen en cada uno de los estadios de las distintas categorías del fútbol español y reclamando la convocatoria de la Comisión de Seguridad, Respeto y Tolerancia de la RFEF, así como la necesidad de incluir en los temas objeto de estudio por parte de dicha Comisión, los relativos a la Integridad del fútbol español, independientemente de la competición o categoría en que participen».

El Sevilla solicita a LaLiga que denuncie a Sergio Ramos

El Sevilla ha solicitado que LaLiga denuncie al capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, ante el Comité de Competición de la RFEF y en su caso a la Comisión Antiviolencia por "los gestos realizados en la celebración de un gol" en el partido de la Copa del Rey del jueves.

El club hispalense explica en un comunicado que los aspavientos de Ramos tras anotar el 3-2 en la vuelta de los octavos de final "pudieran ser constitutivos de infracción del Código Disciplinario de la RFEF" que estipulan una sanción de entre 4 y 12 partidos al futbolista que provocare incidentes con el público.

El Sevilla añade en su escrito que "condena los insultos que recibió el jugador, los cuales no pueden ser en ningún caso justificados ni amparados, y reitera que los aficionados sevillistas deben erradicar los insultos tanto a clubes como a jugadores rivales".

Los sevillistas vuelven a recibir al Real Madrid este domingo, esta vez en duelo liguero, y el club ha querido "transmitir a sus aficionados que disfruten del fútbol y del colorido único del Ramón Sanchez-Pizjuán, siempre desde el respeto y la tolerancia hacia su rival". "El fútbol es un espectáculo pasional, pero en él no caben actitudes violentas o discriminatorias de ningún tipo, fundamentalmente porque animar no está reñido con respetar al contrario. Animar, en definitiva, no es insultar, ni insultar es animar", continúa el comunicado.

Después de que durante el partido una parte del estadio corease cánticos con insultos hacia su persona y su familia, un penalti con 3-1 desató la caja de los truenos. Llegó con el Sevilla apretando en busca de la remontada a falta de siete minutos, el central tomó la responsabilidad de lanzar el penalti cometido sobre Casemiro por Kranevitter. Marcó y después Ramos dedicó su gol a los Biris, la facción más radical de la grada sevillista, muy crítica con el camero. Se señaló la camiseta con su nombre y se puso las manos en las orejas para escuchar sus quejas. Para compensar pidió perdón al resto del Pizjuán, pero el daño ya estaba hecho.

A partir de ese momento, los silbidos y cánticos fueron casi generalizados. «No me he calentado ni he faltado el respeto a la afición. No me sale celebrar aquí, aunque si se acuerdan de tu madre...», se defendió Sergio Ramos tras el choque. «El Sevilla siempre será mi casa, piten o no. Si se acuerdan de mi madre desde el min 1, esos no merecen respeto. El sevillismo, sí», dijo el camero.

Apoyado por su club

Lo que sucedió ayer (la noche del jueves en el Sánchez-Pizjuán) es muy malo para el fútbol y para la sociedad. No se debe insultar a nadie en un terreno de juego, y en este caso menos, cuando se trata de un jugador y un futbolista como Sergio Ramos», lamentó este viernes Emilio Butragueño, que reconoció que el defensa del Real Madrid estaba en el vuelo de regreso a Madrid «muy dolido, porque Sevilla es su casa y quiere mucho a su ciudad y su club». En la misma línea se manifestó Zinedine Zidane. «Cuando te insultan no es agradable, pero esto no lo podemos evitar», apuntó. «Sergio ha hecho su partido y ahora no hay que pensar en estas cosas. Es feo pero no lo podemos evitar», apuntó Zizou.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos