Diario Vasco

DIVISIÓN DE HONOR REGIONAL

Una victoria para olvidar las penas

Sin respiro. El Oiartzun, con su presión, asfixió el juego del Aretxabaleta.
Sin respiro. El Oiartzun, con su presión, asfixió el juego del Aretxabaleta. / UNCITI
  • El Oiartzun se reencuentra con el triunfo gracias a un serio partido en el que dominó al Aretxabaleta

El nuevo año trajo al Karla Lekuona, si no sensaciones nuevas, sí algunas que estaban casi olvidadas. Y es que 2017 y los Reyes Magos regalaron una victoria a un Oiartzun que trabajó a destajo y a una afición siempre fiel. Así, los oiartzuarras se reencontraron con el triunfo tras casi dos meses de empates y derrotas.

Los jugadores de la UDA, por su parte, se encontraron con que los Reyes Magos les trajeron carbón en forma de derrota. Los celestes, de rojo este sábado, lo bordaron los dos primeros meses de competición, pero su última victoria fue a finales de octubre. Desde entonces, sólo acumulan decepciones.

Así las cosas, se presentaba un encuentro con dos equipos en horas bajas, pero fueron los locales quienes decidieron ir a tumba abierta a por el partido. El Oiartzun salió a dominar a su rival desde el primer momentos y antes del gol de Beñat Díaz, en el minuto 11, ya había tenido algunas buenas ocasiones.

El gol local, sin embargo, fue rápidamente contrarrestado por la UDA, quien igualó el partido por medio de Ander Fernández. El escenario, pese a ello, no varió en exceso, ya que fueron los de casa quienes siguieron apostando por tener el balón y buscar la portería contraria. El premio llegó antes del descanso con un tanto desde los once metros de Eñaut.

Emoción final

Tras el descanso nada cambió. El Oiartzun seguía controlando el partido y sólo la falta de acierto impedía que las distancias aumentasen. Sin embargo, a la media hora de la segunda mitad, la protestada expulsión de Marín hizo que la UDA diese un paso al frente y el Oiartzun comenzase a sufrir. Los acercamientos empezaron a ser para los atxabaldarras, que tuvieron su mejor ocasión en un mano a mano que Orokieta salvó con maestría.

El resultado final, una gran alegría para el Karla Lekuona, fue el más justo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate