Diario Vasco

fútbol

Los grandes afrontan la cuesta de enero

Los jugadores del Real Madrid preparan el choque ante el Sevilla.
Los jugadores del Real Madrid preparan el choque ante el Sevilla. / Paco Campos (Efe)
  • Real Madrid, Barcelona y Atlético regresan a la competición tras unas vacaciones navideñas que no siempre les sientan bien

Evitar que el parón navideño se convierta en un lastre para lo que resta de temporada. Esa es la misión con la que Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid han regresado tras las vacaciones para afrontar el maratón de partidos que aguardan en las próximas semanas. Los precedentes les obligan a estar en guardia. Ni los blancos ni los azulgranas pudieron saborear la victoria en su primer choque liguero de 2016. El Barça firmó tablas tras no lograr marcar en su visita al campo del Espanyol, mientras que los de la capital empataron a dos en Mestalla en el que fue el último encuentro como técnico de Rafa Benítez. Sí logró imponerse, por la mínima, el Atlético al Levante con un tanto de Thomas cuando el enfrentamiento encaraba su recta final. No hubo interrupción en aquella ocasión, con una jornada el 30 y 31 de diciembre en la que los tres se habían llevado el triunfo. Pero pese a ello iniciaron destemplados el año. Se desquitarían en las semanas siguientes, especialmente los de Luis Enrique, que contaron por victorias el resto de sus citas. Algo similar a lo que había sucedido la campaña anterior, donde sí se detuvo el campeonato por Navidad, registrando derrotas tanto de Real Madrid como Barcelona en su reencuentro con la Liga. También en aquella ocasión el Atlético fue el único al que no se le indigestó el turrón.

El recuerdo de la temporada 2014-2015 está especialmente presente en Chamartín. El equipo conquistó entonces el Mundial de Clubes encadenando con la final disputada en Marraquech 22 triunfos consecutivos. La situación viró con el salto de año, iniciando ante el Valencia un desplome que acabaría dejando a los blancos fuera de la Copa en octavos, de la Champions en semifinales y segundos en Liga. Como consecuencia, Carlo Ancelotti tuvo que abandonar el club en junio. Una situación que contempló Zinedine Zidane desde el Castilla. El francés ha diseñado un exigente plan tutelado por el preparador físico, Antonio Pintus, para evitar que se repitan los errores del pasado. El Real Madrid disputó su último partido de 2015, ante el Kashima Antlers, el pasado 18 de diciembre. La plantilla retomó los entrenamientos en Valdebebas el 27 de ese mes con la vista puesta en el choque que librará este miércoles frente al Sevilla en Copa del Rey. Los duelos frente a los de Sampaoli podrían marcar el mes para el equipo, pues a los dos coperos hay que sumar el de la jornada 18 en Liga.

El regreso de vacaciones ha sido accidentado para el Madrid. Zidane no podrá contar para los próximos encuentros con Sergio Ramos, Mateo Kovacic y Lucas Vázquez, lo que le obligará a introducir cambios en el once. Especialmente relevantes son las bajas del central, que acumula cuatro goles en Liga, entre ellos los tantos decisivos ante el Barça y el Deportivo de La Coruña, y del extremo, cuyas actuaciones han hecho olvidar la ausencia de Gareth Bale. Isco, Marco Asensio y James pugnan por ser el recambio del gallego en una plantilla que, a diferencia de lo que sucedió hace un par de campañas, ha visto dosificados sus minutos.

La crisis de Anoeta

El Barça cerró 2015 goleando en Copa al Hércules, choque en el que Luis Enrique dio entrada a los menos habituales. Previamente había arrollado al Espanyol mostrando una de sus mejores versiones de la temporada. Los azulgrana volvieron a los entrenamientos tres días después de que lo hiciera el Real Madrid y disputarán su primer partido del año el jueves frente al Athletic en Copa. El técnico asturiano concedió días adicionales de descanso a Piqué, Messi, Neymar y Luis Suárez, todos los cuales viajaron a Sudamérica en Navidad. El central no agotó el permiso y se reincorporó el 30 de diciembre, pero el tridente no completó su primer entrenamiento hasta este lunes.

Luis Enrique, durante el partido en Anoeta que estuvo a punto de costarle el puesto.

Luis Enrique, durante el partido en Anoeta que estuvo a punto de costarle el puesto. / Vincent West (Reuters)

Una situación parecida se dio ya en la campaña 2014-2015, cuando Messi, Neymar y Luis Suárez gozaron de un permiso especial que tuvo consecuencias. A la vuelta aguardaba una visita a Anoeta que abrió una profunda crisis en el club. Luis Enrique sentó a Messi y a Neymar, cortos de preparación, y únicamente alineó al uruguayo. La Real Sociedad se llevó la victoria con un gol en propia puerta de Jordi Alba y el asturiano se tambaleó. El enfado de Messi por su suplencia estuvo a punto de costarle el cargo al entrenador. Quien sí cayó fue el por entonces director deportivo, Andoni Zubizarreta, y a Josep María Bartomeu no acabó quedándole otro remedio que convocar elecciones para «rebajar la tensión» que se vivía.

Al margen del doble duelo copero frente a los del 'Txingurri' Valverde, el Barça tendrá este mes de enero una complicada salida al campo del Villarreal y otros dos enfrentamientos a domicilio frente a Eibar y Betis, y recibirá en el Camp Nou a Las Palmas. Los deberes para la directiva se centran en las renovaciones de Messi e Iniesta y en la posible incorporación de un lateral, con Srna como favorito del cuerpo técnico. La llegada del croata podría conllevar la salida de Aleix Vidal.

Los jugadores del Atlético preparan en el Cerro del Espino el choque ante Las Palmas.

Los jugadores del Atlético preparan en el Cerro del Espino el choque ante Las Palmas. / Sergio Barrenechea (Efe)

El Atlético de Madrid estrenará el año midiéndose este martes en Copa a Las Palmas, el mismo rival con el que cerró 2016. Sexto en la tabla, el reto es ahora remontar en Liga para meterse cuanto antes en los puestos que dan acceso a la Liga de Campeones. Y para ello, nada mejor que calmar las aguas respecto a la continuidad de su entrenador. Diego Pablo Simeone ratificó este lunes que seguirá otra temporada más en el banquillo de un club que prepara ya su mudanza al Wanda Metropolitano, prevista para el comienzo de la campaña 2017-2018. «Tengo un contrato por un año más y los futbolistas y los hinchas me van a tener que seguir sosteniendo o soportando, lo que quieran elegir», manifestó el argentino. El técnico sigue tratando de dar con la tecla que haga funcionar al equipo con en las campañas precedentes, por lo que este martes volverá a adelantar a Juanfran al centro del campo para cubrir una demarcación en la que no han acabado de funcionar ni Koke, ni Saúl ni Carrasco.

El Atlético firmó tres victorias, un empate y una derrota (ante el Barça) en los choques ligueros disputados en enero de 2016, por los cuatro triunfos y una derrota (nuevamente ante los azulgrana) registrados el mismo mes del año anterior. Tras el encuentro de ida frente a Las Palmas, los de Simeone viajarán a Eibar y posteriormente recibirán al Betis en el Vicente Calderón. Sus otros dos partidos ligueros del mes los disputará en el País Vasco, frente al Athletic en la jornada 19 y ante el Alavés en la 20.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate