Diario Vasco

hexagonal | rusia 2018

La 'Maldición de Columbus' pesa sobre México

Los jugadores de México, tras una derrota.
Los jugadores de México, tras una derrota. / EFE
  • El 'Tri' ha caído derrotado por 2-0 en los cuatro enfrentamientos que ha disputado contra Estados Unidos en el Mapfre Stadium desde 2001

Si preguntas a un 'futbolero' de a pie sobre las selecciones de México y Estados Unidos lo más probable es que te responda que el combinado azteca es muy superior a los 'yankees'. Parece lógico viendo la cantidad de estrellas procedentes del país centroamericano que han triunfado históricamente, y lo siguen haciendo, en Europa: Hugo Sánchez, Rafa Márquez, Andrés Guardado... Sin embargo, en el rectángulo de juego la realidad es bien distinta, sobre todo si ambos equipos se miden en suelo estadounidense.

El asunto no es baladí, pues la llamada 'Maldición de Columbus' tiene comida la moral de la selección azteca desde hace ya 15 años. La historia tiene su inicio en 2001, cuando la Federación estadounidense decide llevarse a la ciudad de Ohio sus partidos como local. A partir de entonces, México ha visitado cuatro veces el Mapfre Stadium en el hexagonal previo al Mundial (en 2001, 2005, 2009 y 2013), todas con idéntico resultado: 2-0 favorable al 'Team USA'.

La madrugada del viernes al sábado (1:45 horas) el 'Tri' tendrá una nueva oportunidad de acabar con una racha que, en términos generales, se eleva a siete partidos de eliminatorias mundialistas sin vencer en territorio 'yankee'. El último triunfo de México se remonta a 1973, cuando ganó 2-1 en Los Ángeles. Luego le siguieron un empate a cero también en la ciudad californiana en 1976, una derrota 2-1 en Fort Lauderdale que data de 1980 y otra igualada 2-2 en Foxboro en 1997, antes del traslado definitivo de los encuentros a Columbus.

Pero la elección del Mapfre Stadium como feudo local no fue aleatoria por parte de la Federación estadounidense. Se trata del primer coliseo construido en el país (en 1999) dedicado exclusivamente a la práctica del 'soccer', y se nota en el ambiente. "Para nosotros es como su Estadio Azteca, un sitio importantísimo. A lo largo de los años, se ha ido creando un aura; hemos ganado tantas veces, y por ese resultado de 2-0, que parece que este lugar tiene algo mágico", confiesa Jürgen Klinsmann, seleccionador 'yankee'.

Otro punto a tener en cuenta en favor de Estados Unidos es el beneficio climático derivado de jugar en una ciudad como Columbus, en la que hace mucho frío, como reconoce el portero mexicano Guillermo Ochoa: "Son condiciones no tan habituales para nosotros y eso hace que sea difícil, pero es parte del fútbol, son las cartas que juegan, así como nosotros usamos la altura y el tamaño del Azteca a nuestro favor".

Si el clima juega una baza para el 'Team USA', la afición también tiene su cuota de protagonismo. "El Mapfre Stadium es más pequeño que otros campos y el 90 o 95% de los espectadores nos anima. En los estadios más grandes del país no siempre es así. Al final, hay más seguidores de México que de Estados Unidos, pero en Columbus es distinto", reconoce Klinsmann. No es para menos, y es que cuando el 'Tri' visita Ohio tiene que soportar durante 90 minutos gritos de "¡Dos a cero!" por parte de 20.000 hinchas 'yankees'.

El fortín de Columbus ya suma 11 partidos consecutivos saldados con victoria de Estados Unidos, de los cuales en 10 no ha encajado ningún gol. Para terminar con la 'Maldición', México se presenta con dos bazas temibles en ataque: Carlos Vela y 'Chicharito' Hernández. El primero regresa a la selección por la puerta grande, en su mejor momento en las dos últimas temporadas, tras dar una exhibición contra el Atlético de Madrid el pasado sábado. Por su parte, el delantero del Bayer Leverkusen tiene el aliciente de convertirse en el máximo goleador de la historia del combinado azteca, Llega al duelo ante Estados Unidos con 45 goles internacionales en su haber, uno menos que Jared Borgetti.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate