Diario Vasco
Una de la cantinas de los campos de Gipuzkoa.
Una de la cantinas de los campos de Gipuzkoa. / LUSA

FUTBOL

Los clubes esperan la notificación del Gobierno Vasco

  • Aguardan a que les comuniquen de forma oficial si pueden dispensar bebidas de graduación baja

Los clubes guipuzcoanos están a la espera de recibir la comunicación oficial por parte del Gobierno Vasco que les permita dispensar alcohol de baja graduación en las cantinas que regentan en las diferentes instalaciones deportivas. El presidente de la Federación Guipuzcoana de Fútbol, Juan Luis Larrea, confirmó ayer a este periódico que «por el momento no hay notificación» que oficialice el cambio del criterio del Gobierno Vasco por el que la prohibición de venta de alcohol de alta graduación solo afectaría al tiempo que transcurre entre «quince minutos antes de la competición y quince minutos después».

Los clubes de nuestro territorio están al tanto de las conversaciones que la Federación Vasca de Fútbol mantiene con el Gobierno Vasco en las últimas semanas. Estas confirmarían que el Ejecutivo vasco estaría por la labor de «suavizar» la Ley 1/2016, de 7 de abril, de Atención Integral de Adicciones y Drogodependencias, aprobada por el Parlamento Vasco, y que la intención es «no perseguir» a los clubes. El departamento de Salud envío a todos los ayuntamientos y federaciones deportivas de Euskadi una circular con unas «pautas generales» de aplicación de la ley, con las que se «venía a dar respuesta a las diferentes consultas» recibidas, según explicaron a Efe fuentes de la consejería.

En esta comunicación, que fue enviada en agosto, se hace «una interpretación» de la ley a la espera del reglamento que concretará su aplicación, y se establece que la prohibición de vender o suministrar alcohol «se refiere al periodo de tiempo en que se celebren competiciones deportivas» y deberá respetarse desde quince minutos antes del inicio hasta quince minutos después.

«Suavizar» la ley permitiría la venta de alcohol en las barras de los recintos deportivos en cualquier momento siempre que la graduación de las bebidas sea inferior a veinte. Lo que se pretende, según fuentes próximas a estas conversaciones, es que se puedan dispensar bebidas como el vino o la cerveza, principalmente, porque para la mayoría de los clubes las ventas en los bares que regentan suponen una parte importante de sus presupuestos. Hoy (en teoría) ni se puede fumar en los campos de fútbol, ni pedir un gintonic durante un partido de pelota ni beberse una cerveza en los campos de deporte.

El parlamentario del PP Carmelo Barrio exigió ayer explicaciones al lehendakari en funciones, Iñigo Urkullu, y al consejero de Salud en funciones, Jon Darpón, por «incumplir sus propias leyes» al introducir cambios en la Ley de Adicciones para permitir el alcohol en recintos deportivos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate