Diario Vasco

fútbol

La Euskal Selekzioa jugará en San Mamés en diciembre ante un rival por determinar

Estreno. Bengoetxea, Llamas, Vicente, Riesgo, Prieto, Balenziaga, Ramajo y Abancens, ayer en el graderío de Anoeta.
Estreno. Bengoetxea, Llamas, Vicente, Riesgo, Prieto, Balenziaga, Ramajo y Abancens, ayer en el graderío de Anoeta. / LUSA
  • El combinado vasco presentó en Anoeta su nueva equipación

La Euskal Selekzioa tiene nueva equipación, tiene fecha, tiene estadio en el que jugar pero le falta el rival al que enfrentarse. El partido de todos los años será en San Mamés el 29 o 30 de diciembre, pero por más contactos que han establecido los responsables de la federación en las últimas semanas todavía no hay una selección a la que medirse. El presidente de la Vasca, Luis María Elustondo, pretende cerrar la fecha del partido la semana que viene -tiene más boletos el día 29 que el 30- en el marco de la junta del ente federativo y a partir de ahí, «sin mucha dilación», cerrar el rival al que se medirá la Euskal Selekzioa. El dilema es el de siempre: tratar de conseguir un equipo con suficiente gancho como para llenar el estadio bilbaíno con capacidad para 53.000 espectadores. Y es que cuantos más aficionados, más dinero para el desarrollo e impulso del fútbol vasco.

Elustondo prefiere no dar los nombres de las selecciones con las que se ha hablado, pero parece difícil que sea una africana por la exigencia física que conllevan estos partidos -Camerún y Túnez han sido equipos que han superado a la Euskal Selekzioa en los últimos años- y tampoco será Catalunya, salvo sorpresa, porque supondría el tercer enfrentamiento en los tres últimos años. Posibles rivales hay muchos, pero las fechas navideñas no ayudan demasiado.

En los cien años desde que jugó su primer partido, la tricolor se ha medido al Racing de París, ha viajado a la Unión Soviética para jugar en Moscú, Kiev, Tbilisi o Minsk en campos en los que se llegaron a reunir cien mil espectadores y se ha enfrentado a conjuntos de peso como Paraguay, Rusia, Yugoslavia, Uruguay, Nigeria o Camerún. Han sido cerca de setenta partidos con un altísimo porcentaje de victorias. El último lo jugó en Córcega el pasado mayo donde empató a uno.

A la espera de que se concrete el rival, la Vasca presentó ayer en el verde del Estadio de Anoeta la equipación que se lucirá en ese partido y en todos los que disputen las selecciones de las categorías inferiores en los campeonatos autonómicos. Los colores verde, rojo y blanco son innegociables. También la firma encargada del diseño y confección. Astore vuelve a ser la firma guipuzcoana que vestirá a los jugadores en el partido navideño en San Mamés y que pondrá a la venta en los distintos establecimientos. Es el vigésimo segundo año consecutivo que confecciona la equipación y lo seguirá haciendo hasta 2020.

Los encargados de desvelar la nueva vestimenta fueron jugadores de cuatro de los cinco equipos vascos de Primera -curiosamente los cuatro pasaron en distintas etapas por el equipo juvenil de la Real- y jugadoras del Athletic, Oiartzun y Real. Xabi Prieto (Real), Asier Riesgo (Eibar), Mikel Balenziaga (Athletic), Iñigo Llamas (Alavés), Sandra Ramajo (Real), Alazne Bengoetxea y Nerea Abancens (Oiartzun) y Ainhoa Vicente (Athletic) permitieron comprobar que Astore ha apostado en esta ocasión por un diseño retro para la equipación de juego «haciendo un guiño al centenario del primer partido que disputó la Euskal Selekzioa en 1915», según explicó el director de Marketing de Astore, Imanol Muñoz. En la nueva colección de la línea de calle se han añadido «grafías especiales».

Bajo el lema 'Jatorrian txiki, garaipenean handi' (Pequeños en el origen, grandes en la historia) arroparon este acto representantes de los clubes vascos; el presidente de la Guipuzcoana, Juan Luis Larrea, y el seleccionador, Mikel Etxarri, entre otros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate