Diario Vasco

fútbol

Derbi guipuzcoano en Bolivia

Guipuzcoanos. Xabier Azkargorta y Beñat San José se saludan ante del duelo entre el Sport Boys y el Bolívar.
Guipuzcoanos. Xabier Azkargorta y Beñat San José se saludan ante del duelo entre el Sport Boys y el Bolívar.
  • Beñat San José y Xabier Azkargorta protagonizan en los banquillos del Bolívar y el Sport Boys un partido con acento euskaldun

La primera división boliviana vivió en la madrugada de ayer su particular derbi guipuzcoano de los banquillos, al enfrentarse el Bolívar del donostiarra Beñat San José contra el Sport Boys del azpeitiarra Xabier Azkargorta. Alumno aventajado que sueña con labrarse un futuro en esta profesión frente a maestro curtido en mil y un batallas, leyenda viva del país desde que clasificara a Bolivia para el Mundial de Estados Unidos de 1994.

El choque se presentaba desequilibrado porque el Bolívar es el líder de la competición y jugaba en casa, mientras que el conjunto de El Bigotón llegaba como colista. Fue fichado hace un mes para sustituir en el cargo al anterior entrenador, Eduardo Villegas, destituido por los malos resultados, y en las tres jornadas anteriores había sumado dos empates y una victoria, lo que presagiaba un duelo equilibrado e intenso, como así fue.

Beñat San José cumple su primera temporada en Bolivia, donde mantiene a su equipo en lo más alto de la tabla. Se dio a conocer en 2013 tras ganar con el Al-Ittihad la Copa de Campeones de Arabia Saudí siendo el técnico más joven en lograrlo. El año pasado fue contratado para salvar al Antofagasta chileno, que estaba desahuciado, y no solo lo consiguió después de un brillante torneo clausura sino que, además, lo clasificó para las eliminatorias de acceso a la Copa Sudamericana, el equivalente a la Europa League de nuestro continente. Ello le valió para fichar en verano por el Bolívar, el club más poderoso del país, que depositó su confianza en él para tratar de hacerse un hueco en el fútbol sudamericano.

El duelo entre los dos técnicos guipuzcoanos generó una gran expectación mediática. El suplemento deportivo Campeones del Diario Página Siete abría con ambos su portada con un titular que decía 'En vasco', en alusión a su idioma materno, el euskera, el mismo que utilizaron para saludarse en los prolegómenos del partido ante una nube de fotógrafos. Fue Beñat el que fue a buscarlo a su banquillo: «Le admiro un montón aunque no tengo el placer de conocerlo. Es una referencia entre los entrenadores vascos y me gustaría sentarme con él para hablar horas y horas de fútbol, porque tengo muchas cosas que aprender de él», apuntó ayer a este periódico. El azpeitiarra le emplazó a hacerlo cuando quiera.

Cuando el balón echó a rodar los saludos de cortesía y el origen común de ambos quedó a un lado. Como se presumía Azkargorta planteó un partido muy serio y puso las cosas muy difíciles al líder. Extécnico del Bolívar, conocía perfectamente a un rival y había entrenado a muchos de sus jugadores. Así que en el minuto 53 el argentino Vogliotti adelantó a los visitantes. Para entonces el partido ya se había calentado y Juan Fierro del Bolívar y Grenddy Perozo del Sport Boys habían sido expulsados.

En el cuarto de hora final el Bolívar dio la vuelta al resultado y consiguió ganar con un gol en el descuento. Azkargorta, que fue expulsado, criticó la labor arbitral. «Han hecho el empate con un jugador nuestro tendido en el suelo. Por decirle a Beñat que así no se gana me han sacado la roja. Luego ha añadido siete minutos de descuento, hasta que han marcado». Todo derbi que se precie requiere de intensidad y el duelo guipuzcoano de banquillos no fue una excepción.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate