Ciclismo

Un World Tour de dos velocidades

Los corredores del Cannondale tiran del pelotón en la etapa del domingo, 24 horas después de conocer que el equipo está cerca de desaparecer.
Los corredores del Cannondale tiran del pelotón en la etapa del domingo, 24 horas después de conocer que el equipo está cerca de desaparecer. / EFE

Los fichajes del Sky y la posible desaparición del Cannondale reflejan la situación actual

IÑAKI IZQUIERDO

«Hay una brecha entre el World Tour y el Continental Profesional, que cada vez es más grande. Pero incluso dentro del World Tour se está ensanchando esa brecha entre los tres o cuatro más grandes y el resto. Tienen gregarios que podrían ser líderes en cualquier otro equipo, y eso genera malestar y es un problema. Si hay esas diferencias dentro del World Tour, es fácil imaginar la distancia con un equipo como el nuestro». Las palabras del director del Caja Rural, Eugenio Goikoetxea, antes de la Vuelta al País Vasco han resultado proféticas. El hernaniarra alertaba de un problema larvado, que ha saltado al primer plano. El Cannondale está a un paso de desaparecer y la política de fichajes del Sky ha dinamitado la filosofía de cantera del BMC, que cierra su equipo sub 23 tras la marcha de una de sus perlas, el ruso Pavel Sivakov, de 20 años, al gigante inglés. «No merece la pena el esfuerzo», resumió Jackson Stewart, uno de los directores del conjunto americano.

El día de descanso de la Vuelta en Alicante sirvió para alimentar el debate. El Sky gobierna con mano de hierro la carrera y actúa con voracidad en el mercado de jóvenes promesas. En dos días ha anunciado los fichajes de los ganadores del GiroBio (el Giro de Italia sub 23) y el Tour del Porvenir, Pavel Sivakov y Egan Bernal, respectivamente.

El BMC cierra su filial

El fichaje del ruso ha tenido un grave efecto colateral. El BMC desmantela su filial, donde corría Sivakov, que mantenía desde 2013. El conjunto americano explica que «queremos formar corredores pero en cuanto empiezan a despuntar vienen equipos rivales y se los llevan. Eso es bueno para el deporte, pero no compensa la gran inversión que hay que hacer de tiempo y dinero para llevar adelante un proyecto así. No estamos consiguiendo lo que queremos».

El problema, como sucede siempre, es más complejo ya que desde el punto de vista de los ciclistas correr en el filial del BMC tampoco garantiza nada. No hay sitio para todos en el equipo grande. De los 12 a 14 chavales sub 23, cada año pueden pasar dos, en el mejor de los casos. Así que cuando reciben una oferta de otro equipo tienen argumentos para pensar en marcharse.

«Es cierto -reconocía estos días Stewart a Cycling Weekly-, no podemos pasar a todos los que estamos formando. Pero es difícil de asumir que después de invertir tanto venga otro equipo y los compre. Nos hemos dado cuenta de que el modelo no funciona, mientras la UCI no articule algún modo de proteger nuestra inversión».

Se estima que el BMC sub 23 costaba un millón de euros anuales, cuando hay equipos World Tour que apenas llegan a los diez. Hace años era habitual que los equipos de élite tuvieran filiales, pero hoy es una figura en desuso. Más bien se apoyan en estructuras concertadas, como hace el Movistar con el Lizarte. Caja Rural sí mantiene equipo en categoría élite y sub 23.

El mánager del Sky, Dave Brailsford, aseguró ayer que «ellos (Bernal y Sivakov, más el sprinter noruego Kristoffer Halvorsen) han elegido venir al Sky porque saben que nuestro equipo es un lugar donde pueden desarrollar todo su potencial, alcanzar sus objetivos y ser parte de una cultura ganadora».

Proveniente del mountain bike, el colombiano Bernal pasó a profesionales con 18 años con el Androni italiano. Este año, el Giro no invitó al equipo de Gianni Savio... y unos meses después salta al Sky. Acaba de ganar el Tour del Porvenir, donde se anotó dos etapas. Sivakov, aparte del Girino, ha ganado etapas y general de la Ronde de l'Isard y el Giro della Valle d'Aosta. Además ganó el Tour de Flandes júnior, y fue segundo en la Lieja-Bastogne-Lieja.

Movistar, UAE, Orica...

El aviso de Eugenio Goikoetxea sobre un World Tour de dos velocidades tiene un reflejo claro en la realidad. Algunas estructuras, además del Sky, sí se están reforzando con potencia, como Movistar (Mikel Landa), Katusha (Kittel), Orica (Trentin, Nieve) o UAE (Dan Martin, Kristoff), mientras otras pierden el hilo.

La posible desaparición del Cannondale es el ejemplo más caliente. El sábado hizo oficial que de no conseguir un patrocinador no podrá continuar en 2018, por lo que le dio libertad a sus corredores para negociar con otros equipos.

Su gran figura, Rigoberto Urán, segundo en el Tour y recientemente renovado por tres temporadas, ha dado dos semanas al equipo para que defina su futuro antes de estudiar las «tres o cuatro» ofertas que tiene. «Queremos darles más tiempo y ayudar a salvar el equipo». El mánager del Cannondale, Jonathan Vaughters, agradeció el gesto del colombiano, que ya suena para Astana, Trek y UAE.

Fotos

Vídeos