Ciclismo

La Vuelta presenta su recorrido en busca de la normalidad perdida

La Vuelta presenta su recorrido en busca de la normalidad perdida

Con la resolución del caso Froome aún pendiente, la montaña volverá a ser el eje de la carrera, que se disputará del 25 de agosto al 16 de septiembre

I. I.SAN SEBASTIÁN.

Aún bajo la conmoción del positivo por salbutamol de Chris Froome (Sky) en la última edición, la Vuelta a España 2018 se presenta hoy en busca de la normalidad perdida. La cita es en Estepona, ya que la edición número 73 de la ronda española, que tendrá lugar entre el 25 de agosto y el 16 de septiembre, saldrá de Málaga con una crono individual. La carrera incluirá nueve finales en alto, con subidas inéditas como la de Alfacar en Granada, Les Praeres de Nava en Asturias y el Monte Oiz en Bizkaia.

La Vuelta se presenta sin poder poner la mano en el fuego por quién es su último ganador. Si Froome, que vistió de rojo en Madrid, o Vincenzo Nibali, segundo en el podio y que pasaría a ser el vencedor si el británico es sancionado y desposeído del triunfo. Se esperan sonrisas en el auditorio Felipe VI de Estepona, pero la procesión irá por dentro.

La carrera saldrá del Centro Pompidou de Málaga con una crono de 8 kilómetros, tendrá los ascensos a La Covatilla (Salamanca), la tradicional de Lagos de Covadonga, dos contrarreloj, una larga de más de 30 kilómetros en Cantabria y un final explosivo en Andorra la víspera de llegar a Madrid.

La contrarreloj individual larga, de unos 30 kilómetros, unirá Santillana con Torrelavega

En total serán 21 etapas: seis de ellas llanas, otras seis de media montaña y cinco de alta montaña. En total la ronda, que apuesta de nuevo por el perfil montañoso y finales que mantengan la emoción hasta el final, tendrá 46 puertos: dos de categoría especial, 17 de primera, seis de segunda y 21 de tercera.

La Vuelta arrancará con una crono individual de ocho kilómetros por las calles de la capital de la Costa del Sol. El primer final en alto no se hará esperar y llegará en la segunda etapa, con meta en Caminito del Rey, 3,6 kilómetros al 8,1%. La tercera será más liviana, entre Mijas y Alhaurín de la Torre, y en la cuarta, de nuevo llegada en subida en Alfacar, ya en Granada, con el ascenso al Campamento Alfaguara, con picos del 20%. Es una subida inédita.

Después de un tránsito entre Andalucía y Murcia que será propicio para los velocistas y de atravesar Castilla La Mancha, la carrera llegará a La Covatilla, en Salamanca, a casi 2.000 metros de altitud, en una etapa que saldrá de Talavera de la Reina y que dará paso a la primera jornada de descanso.

La Vuelta reemprenderá la marcha en la capital charra camino a Fermoselle, en Zamora, para seguir con dos etapas en Galicia. Después llegará un triplete de alto voltaje en Asturias, con tres llegadas en alto: La Camperona, Les Praeres y Lagos de Covadonga. Nairo Quintana fue en último en ganar en los Lagos, en 2016.

Crono clave y alta montaña

Las habituales filtraciones habían descubierto la mayor parte del recorrido y la única novedad de hoy será confirmar el trazado de la contrarreloj larga. Será en Cantabria, entre Santillana del Mar y Torrelavega, con un recorrido que podría superar los 30 kilómetros, según informó el 'Diario Montañés'.

Dos etapas de montaña en Andorra definirán el ganador de la carrera antes de llegar a Madrid

Tras la llegada al Monte Oiz, la Vuelta se encaminará a un final de alta montaña con dos etapas en Andorra. La primera, con llegada al Principado y la segunda, íntegramente en Andorra. Una jornada corta pero con seis puertos la víspera de llegar a Madrid y que podría decidir la carrera.

En la presentación de hoy no está previsto que la organización dé la lista de los equipos invitados, aunque se da por seguro que serán Caja Rural, Euskadi-Murias, Burgos y Cofidis. Javier Guillén, director general de la Vuelta, acudió el jueves a la presentación del Caja Rural en Pamplona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos