VUELTA ESPANA

«No habrá cambios en mi decisión de retirarme»

Contador llega a la rueda de prensa, ayer en Nimes.
Contador llega a la rueda de prensa, ayer en Nimes. / AFP

Contador asegura que su objetivo es «dar el máximo posible como siempre y ser profesional hasta el último día»

DV Y AGENCIAS NIMES.

Alberto Contador (Trek) aseguró ayer que en su decisión de abandonar el ciclismo tras la Vuelta no va a influir el resultado que obtenga: «No hay sitio mejor para despedirme y estoy seguro de mi decisión. Independientemente del resultado de la Vuelta no habrá cambio. Se trata de una decisión que tenía pensada al 70% antes del Tour», aunque explicó que con su director Luca Guercilena habían sopesado incluso prolongarla hasta el Giro de 2018. «La respuesta sabía que me la daría el Tour y no porque ganase a o perdiese. Llegaba en óptimas condiciones, pero lo vi claro ya en la novena etapa y tomé la decisión definitiva».

En la Vuelta, su objetivo es «dar el máximo como siempre. Voy a ser profesional hasta el último día. Va a ser especial y voy a disfrutarla al máximo».

En cuanto a los favoritos, explicó que «el mejor preparado es Nibali y el favorito es Froome porque es muy fuerte en la contrarreloj y por su equipo, en el que sus gregarios serían líderes en otro equipo». En otro grupo y a la espera de ver cómo asimilan el haber competido en el Tour incluye a Fabio Aru, Romain Bardet y Simon Yates en los que «habrá que ver su capacidad de recuperación». Él mismo llega en situación parecida: «Nunca había acabado el Tour y había hecho la Vuelta, siempre había venido tras un percance como en 2014 y 2016. La preparación ha sido muy diferente y es una incógnita cómo voy a rendir».

Froome: «No es una obsesión»

Chris Froome no quiso calificar como «una obsesión» la Vuelta a Españasino como «un desafío. Llegamos con la formación más fuerte que hemos puesto nunca en la línea de salida. Es un conjunto bien equilibrado y fuerte. Hay una sensación de sentimiento en el equipo mayor que en otras ocasiones. Obviamente es complicado volver a alcanzar un mes después el mismo nivel de forma tras el Tour de Francia, pero realmente disfruto ese desafío»

Froome recordó que se va a encontrar «a un montón de rivales muy fuertes», además de que en los 21 días de carrera deberán afrontar «nueve finales en alto que serán realmente difíciles», mientras que ha puesto su mirada en la contrarreloj de 40 kilómetros entre el Circuito de Navarra y Logroño, la tercera semana en la que es consciente de que puede estar la clave para sus aspiraciones antes del complicado Angliru en una etapa que «impone mucho respeto». En su opinión, la Vuelta va a suponer un pulso entre «los escaladores puros y los contrarrelojistas».

Más

Fotos

Vídeos