Diario Vasco

«No me parece justo que mis compañeros sigan en carrera»

  • Froome piensa que los repescados en Formigal deberían estar en sus casas aunque se hubiese quedado solo en la Vuelta

«No me parece justo contar con ellos. Si hay una regla es para cumplirla. Los 93 corredores repescados, incluidos todos mis compañeros, deberían estar fuera de carrera. No obstante es una decisión que toma el colegio de comisarios y hay que aceptarla. A veces perjudica y otras beneficia».

Sin pelos en la lengua, con tranquilidad, Chris Froome dejó clara su postura con lo sucedido en la llegada a Formigal, en la que se repescó a 93 corredores que llegaron fuera de control. También dejó claro que tendrá que esperar otro año para poder ganar la Vuelta a España: «El domingo perdí mucho tiempo, pero como ya vimos en el Giro las cosas pueden cambiar. Es una gran vuelta y tenemos que seguir trabajando igual y seguir peleando», comentó.

Respecto a lo que le sucedió el domingo pasado, cuando se quedó solo desde la salida de la etapa, Froome admitió que su equipo, el Sky, cometió errores y no estuvo muy espabilado en el inicio de la prueba. «Nos pillaron por sorpresa, no esperamos que los corredores implicados en la general se metieran en el corte. Tuvimos un error de posicionamiento. Hubo una pequeña caída, es verdad, pero eso solo se unió a que no estuvimos cerca desde el principio. He de ser honesto y creo que no estábamos preparados para ello y Alberto y Nairo sí que lo estaban. Nos pillaron».

El triple ganador del Tour llegó ilusionado para ganar la Vuelta. La carrera le gusta, pero de momento, se le niega, por lo que tendrá que volver a insistir con ella el próximo año: «Es una carrera que me encanta, importante para mí y por ello llevo tiempo intentando ganarla y parece que, una vez más, tendrá que ser para otro año. Seguiré luchando, claro, pero ahora parece menos realista que hace unos días», comentó,

Tras la Vuelta, Froome dará por cerrada la temporada. Luego pasará tiempo con su familia y descansará a tope hasta el inicio de la preparación para 2017. Siempre pensando en repetir el doblete Tour-Vuelta. «Potencialmente es lo que seguiré haciendo en el futuro, aunque siempre dependerá de los recorridos. Es algo que me quiero seguir planteando ya que la Vuelta, que quiero ganar, también me sirve para acabar la temporada y comenzar a pensar en estar bien a principios del año siguiente»

Restan cinco días de carrera, uno de ellos una contrarreloj en Calpe, además de dos jornadas de montaña con final en alto. «No conozco las subidas a Aitana ni a Mas de la Costa y es muy complicado basarme en el libro de ruta para poder decir dónde podemos hacer más daño. El pasado domingo, mirando el libro, resultaba casi imposible que pudiera pasar nada, pero se convirtió en la etapa crucial de la prueba. Las que llegan son etapas que se van a tener que correr de manera muy táctica para poder intentar recuperar terreno».

La impresión que dio en la rueda de prensa es la de que ha dado la Vuelta a España por perdida, sobre todo porque Nairo Quintana es un líder sólido: «Habrá que estar atento para ver lo que pasa, pero pienso que es complicado que la general pueda cambiar», manifestó.