Ciclismo

La Vuelta al Bidasoa se mantiene fiel a sus puntos fuertes

Sergio Samitier ganó la última edición./JOSÉ MARI LÓPEZ
Sergio Samitier ganó la última edición. / JOSÉ MARI LÓPEZ

La carrera se disputará del 9 al 12 de mayo, con las cuatro etapas clásicas y lo mejor del pelotón sub 23

IÑAKI IZQUIERDO

La Vuelta al Bidasoa-Gran Premio EL DIARIO VASCO tiene perfilado el trazado de su 65ª edición, del 9 al 12 de mayo. La carrera se mantiene fiel a sus señas de identidad, con cuatro etapas, tres en el país del Bidasoa y otra en Orio, visita habitual de la ronda, que cita a lo mejorcito del pelotón sub 23.

No habrá sorpresas en un recorrido consolidado y que da juego, porque permite que los mejores compitan entre ellos de principio a fin. La primera etapa saldrá de Irun y llegará a Irrisarri Land, en Igantzi, con meta en un duro repecho de un kilómetro. Allí basó su victoria final Sergio Samitier, entonces en el Lizarte y ahora en el Euskadi-Murias.

Primera etapa
Irun-Irrisarri Land (Igantzi)
Alto de Ziga (3º) y meta en Irrisarri Land (3ª). 100 kilómetros.
Segunda etapa
Hendaia-Hondarribia
Alto de Ziga (3ª) y Jaizkibel (1ª). 125 kilómetros.
Tercera etapa
Orio-Orio
Mandubia (2ª), Meagas (3ª) y Aia (2ª). 130 kilómetros.
Cuarta etapa
Irun-Irun
Gurutze (3ª), Aritxulegi (1ª), Agina (1ª) y Erlaitz (1ª). 75 kilómetros.
Participación
18 equipos
Los tres guipuzcoanos, Ampo, Grupo-Eulen y Eibar Energia Hiria estarán en la salida.

La segunda será la también habitual etapa Hendaia-Hondarribia, con pasos por Ziga (3ª) y Jaizkibel (1ª), a 9,6 kilómetros de la meta. La tercera jornada visitará Orio, con Mandubia (2ª), Meagas (3ª) y Aia (2ª). A falta de cerrar los últimos detalles, el final no diferirá mucho del recorrido de hace un año, con la estrecha subida a Aia por Ubegun, de tres kilómetros y rampas hasta del 20%. Se corona a 13 kilómetros de la meta habitual, en Arrantzale kalea.

El día decisivo será el sábado, con salida y final en Irun y apenas 75 kilómetros con los pasos por Gurutze (3ª), Aritxulegi (1ª), Agina (1ª) y Erlaitz (1ª). Este último puerto, casi cuatro kilómetros al 11%, puede volver a ser el juez de la vuelta, tanto su dura subida como su bajada, muy delicada camino de Oiartzun.

Todas acabarán sobre las cinco o cinco y media de la tarde.

Una selección de la UCI

La organización hará un importante esfuerzo para volver a poner en liza a un pelotón de categoría en una carrera que a nivel de infraestructura no envidia en absoluto a muchas del campo profesional.

Entre los 18 equipos son fijos los tres guipuzcoanos, Ampo, Grupo-Eulen y Eibar Energia Hiria. Además, habrá cinco extranjeros: un italiano, un belga, dos franceses y un suizo. Este último será una selección de la Unión Ciclista Internacional (UCI) de entre los jóvenes talentos a los que tutela en su sede de Aigle (Suiza). La propia UCI contactó con la prueba para solicitar correrla. En total, 14 equipos extranjeros han enviado su petición, pero solo habrá sitio para los cinco citados.

La Vuelta al Bidasoa da caché y ha solido ser un trampolín para el profesionalismo, aunque cada vez el salto parece más complicado. El último vencedor fue Samitier y quien fuera su mejor gregario, Jaime Castrillo, también es hoy profesional, en el Movistar. Completaron el podio Matteo Sobrero y Julian Maertens. Ninguno ha dado el salto, pero están cerca. El italiano, en el filial del Dimension Data y el flamenco, en la formación sub 23 del Lotto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos