Ciclismo

El Valenciaga se suspende al quedarse sin ambulancias

El pelotón llega neutralizado a Eibar, donde se detendría finalmente la prueba eibartarra. / MIKEL ASKASIBAR
El pelotón llega neutralizado a Eibar, donde se detendría finalmente la prueba eibartarra. / MIKEL ASKASIBAR

Cinco ciclistas y una moto-enlace debieron ser atendidos en dos hospitales por distintas caídas, aunque se hallan «fuera de peligro»

OSKAR ORTIZ DE GUINEA SAN SEBASTIÁN.

El XLVII Memorial Valenciaga debió ser suspendido ayer, después de la caída sufrida a falta de unos 40 kilómetros para la conclusión, cuando una mujer que ejercía funciones de moto enlace fue arrollada por unos ciclistas que rodaban en el pelotón cuando se encontraba señalizando una isleta en el centro de la calzada. Las dos ambulancias que iban en carrera evacuaron a los ciclistas y a la propia motorista, por lo que la prueba en primera instancia fue neutralizada como marca el reglamento, al quedarse sin vehículos de asistencia, para finalmente ser suspendida.

Según informó ayer el Club Ciclista Eibarrés, los dos corredores fueron dados de alta en el hospital de Mendaro después de ser antendidos de sendas roturas de clavícula. Por su parte, la motorista fue trasladada al hospital de Cruces, donde se le apreció un fuerte golpe en el tórax, pero se encontraba fuera de peligro. Otros dos ciclistas también fueron curados en Mendaro tras unas caídas previas a la que conllevó la suspensión. Asimismo, al menos dos motoristas se fueron al suelo en el transcurso de la carrera.

«Ha sido una mañana muy complicada», valoraba ayer por la tarde Beñat Urain, director de carrera del Memorial Valenciaga. «La lluvia ha sido constante y ha habido muchas caídas de motos y ciclistas. La peor ha sido a la altura de la variante de Soraluze, cuando los ciclistas han chocado con la moto-enlace, que estaba señalizando una isleta», continúa el exciclista de Mendaro.

Moto-enlace «experta»

Según Urain, la herida es una motorista vizcaína «con mucha experiencia en carreras como la Vuelta a España. Ha visto una isleta peligrosa y ha detenido para avisar a los corredores. Por suerte, no ha tenido consecuencias más graves».

De acuerdo con la Ertzaintza, la prueba fue neutralizada hasta la zona de Matsaria, en Eibar, a la espera de que se pudiera reincorporar alguna ambulancia. Los ciclistas se abrigaron, algunos se metieron en los coches y otros estuvieron rodando para no quedarse excesivamente fríos. Finalmente, ante la imposibilidad de que llegaran nuevas asistencias médicas, la Ertzaintza informó a la organización de que «estábamos fuera del límite de tiempo», por lo que la cancelación resultó irremediable.

Así, los corredores reemprendieron la marcha neutralizados hasta la meta en Eibar, donde se dio por finalizada la prueba. «Desde la caída hasta que hemos tomado la decisión de suspender, habrá transcurrido una hora», señalaba Beñat Urain ayer por la tarde, «algo más tranquilo después del mal rato que hemos pasado esta mañana. Es una pena tener que suspender con todo el trabajo hecho durante el año, pero lo importante es que no ha sucedido una desgracia mayor».

Fracturas de clavícula

Los dos corredores afectados en el percance junto a la motorista son el valenciano David Piñan, del equipo Electro Hiper Europa de Rafa Casero, y el jienense Manuel Jesús Castilla, del Bicicletas Rodríguez-Extremadura. En el momento de la caída, el pelotón rodaba agrupado después de que entre la subida y la bajada de Elgeta finalizara la última gran fuga de una prueba.

Se trata de la primera vez que el Memorial Valenciaga es suspendido desde 1972, cuando se disputó la primera edición con triunfo de José Luis Viejo. Desde entonces, la prueba se había convertido en la principal cita del calendario estatal élite y sub 23, en cuyo palmarés figuran ciclistas como Julián Gorospe, Jokin Mujika, José Luis Rubiera, Unai Osa, Óscar Freire, Dioni Galparsoro, Mikel Nieve o Joaquim Rodríguez, que hizo el corte de cinta en la salida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos