Sesión doble de cine

Como cuando era niño, vi dos películas: una por la victoria de etapa y otra por la general. Froome, por cierto, sufre averías en momentos inoportunos

TXOMIN PERURENA

De chaval me gustaban las sesiones dobles de cine. Dos películas al precio de una. Como la etapa de estes domingo. Hemos visto por un lado la pugna por la victoria de etapa y por otro la pelea de los gallos de la general. Interesantes las dos. Escapada con mucha gente, incluido un Barguil interesado en asegurar el liderato del premio de la montaña. Mollema logró una victoria incontestable. Unos minutos por detrás rodaba el bloque del Sky hasta que en el momento clave AG2R tomó el mando de las operaciones. Tuvo sus efectos, sobre todo en Quintana. Negativos. Se le ve vacío. Anda menos que hace dos temporadas. No echo toda la culpa de este bajón al Giro. También estuvo Landa allí. AG2R hizo pasar un mal rato a Chris Froome, víctima de una avería en su rueda trasera. Llegó a circular a 46 segundos. Maniobró con éxito Sky. Nieve tiró con fuerza de él y dejaron en el grupo a Mikel Landa, para descolgarse en el momento en el que explotó el de Leitza y reintegrar al maillot amarillo entre los favoritos. Ese trabajo le hace ganar credibilidad en el seno de su formación. Ha ganado puntos ante su director. Pelillos a la mar y ha sembrado para poder aspirar la última semana a un buen puesto en la general. En la medida que sea posible y siempre que no se perjudique a Froome, ayudarán a Landa, al que no importó perder un puesto.

Prefiero cambiar de bici que de rueda trasera sin mecánico

Cuando hay dificultades para que el vehículo del director llegue a tu altura con celeridad y siempre que tengas al lado a un compañero con una bicicleta de medidas similares a las tuyas, si pinchas la rueda trasera siempre he sido partidario de cambiar de bici. Más aún con las máquinas actuales, que disponen de una pestañita que impide que se salga la rueda de las patillas. Dado que debes abrir más el cierre, dificulta quitar la pinchada y poner la de recambio. Sin embargo, debo reconocer que Kwiatkowski hizo rápido el cambio ayer a Froome, quien últimamente sufre contratiempos en momentos inoportunos, con la carrera en juego. Le ocurrió el año pasado con la caída en el Mont Ventoux y hace unos días con la avería en el Mont du Chat. Hasta ahora las ha resuelto.

Poner los pies en el suelo, uno de los diez mandamientos

Siendo compañeros en el Fagor-Mercier tuve el honor de ceder la rueda trasera a Poulidor. No en el Tour, sino en una prueba francesa de menos nombre. Menudo empujón le di para que reemprendiera la marcha. Fue una satisfacción para mí. Por cierto, hace unas semanas vi a un ciclista profesional que mantenía un pie en el pedal mientras el mecánico le cambiaba la rueda trasera. Error de principiante. Hay que poner los pies en el suelo para no tensar la cadena. Después de algún que otro intento, el auxiliar obligó al corredor a apoyar los dos pies en el suelo. Lo deberían enseñar en las escuelas de ciclismo.

Fotos

Vídeos