Tour de Francia

Movistar carga contra los descensos

Jesús Herrada, atendido por Eusebio Unzue, fue una de las víctimas de las numerosas caídas del domingo en las bajadas. / REUTERS

Nairo Quintana y Eusebio Unzue muestran su disconformidad con el recorrido

EFEANTONNE-ET-TRIGOGNAN.

El equipo Movistar, capitaneado por el colombiano Nairo Quintana, se mostró ayer muy crítico con el recorrido del Tour de Francia por sus numerosos finales en bajada. Consideran que ello eleva el riesgo de caídas y pone en peligro la vida de los ciclistas.

Tanto el jefe de filas del equipo como su director, Eusebio Unzue, aseguraron que el Tour es ahora más peligroso que antes porque al estrés normal de la carrera más importante del mundo se añaden esos finales en descensos técnicos y complicados. «Sin duda que hay más peligro que antes», dijo Unzue, quien pidió «abrir una reflexión» general para decidir si el riesgo que se corre vale la pena frente al espectáculo que se consigue.

Malori anuncia su retirada

El italiano Adriano Malori (Movistar) anunció ayer en la jornada de descanso del Tour de Francia su retirada del ciclismo profesional, anticipada por las lesiones sufridas por una grave caída en el Tour de San Luis en 2016. «Todos sabemos lo que pasó en Argentina. Llevo dos años de batalla contra ese día y la he ganado, aunque no lo haya hecho del todo. El objetivo que tenía en mi vida, como ya le he explicado a Eusebio (Unzue), era hacer algo especial en el mundo de la bici. No puedo hacerlo como corredor y será de otra manera. Desde hoy empieza 'Adriano Malori 2.0'. Llevo ya un mes formándome como técnico, estudiando para ayudar en esa faceta». Malori sufrió una caída en el Tour de San Luis 2016 que le provocó lesiones neurológicas. El italiano dio la noticia arropado por sus compañeros de Movistar.

El veterano director del Movistar aseguró que los organizadores también deben contribuir a esa reflexión porque los corredores que se han caído y que han tenido que abandonar son muy importantes. La jornada del domingo se llevó por delante al británico Geraint Thomas, escudero de Chris Froome y hasta entonces segundo de la general, y al australiano Richie Porte, quinto y uno de los favoritos para el podio final.

«Los descensos de la etapa de ayer con una carrera tranquila los haces como otras veces. Pero en un Tour, donde se plantea la etapa más dura y donde pueden ocurrir tantas cosas, la cabeza del ciclista piensa más en la selección de los descensos que en las subidas», dijo. El director afirmó que en esta edición de la ronda gala se ha hablado tanto de las bajadas que se ha añadido estrés y nervios al pelotón.

También señaló que a ello contribuye que la etapa se retransmita de forma íntegra, porque eso hace que todo el mundo quiera mostrarse. «De ahí el balance del domingo y que siete u ocho cracks no estén en carrera. Hasta ayer eran estrellas del Tour que han desaparecido: Cavendish, Porte, Thomas, Alejandro (Valverde), Jon Izagirre... Influye esa atmósfera de riesgo. Necesitamos encontrar soluciones a ese drama y el organizador tiene que ayudar».

Quintana, por su parte, indicó que los organizadores del Tour anteponen la búsqueda del espectáculo a la seguridad de los ciclistas. «Esas caídas son un mensaje a los organizadores para que piensen en los ciclistas. Quieren dar espectáculo más que pensar en la vida del ciclista. No es que te hagas daño, es que te puedes dejar la vida. Pasarán más desgracias por culpa de esto», zanjó.

El colombiano dijo que en otras carreras, como en el pasado Dauphiné, donde también se descendió el Mont du Chat, hay menos tensión pero que en el Tour «el objetivo para cada líder es ganar», lo que obliga a elevar el ritmo y, por tanto, el riego.

Quintana confesó haber sentido miedo en la bajada en la que se cayó Porte y recordó que salvó otra en el anterior descenso, cuando tuvo que pasar por encima de Rafal Majka, que había caído ante él a una velocidad de 70 km/hora.

Abandono de Majka

El polaco Rafal Majka no podrá tomar hoy la salida de la décima etapa del Tour de Francia por las heridas sufridas en la citada caída. No sufre fracturas pero sí numerosas contusiones. «Me duele todo. Tras esta dura caída no tengo demasiado interés en seguir. Apenas puedo respirar a causa del dolor. Hemos tomado la decisión más prudente».

Fotos

Vídeos